FANDOM


Portada - Un Nuevo Destino

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana...

Edefen Shan ha vivido años exiliado en Tython, un viejo mundo de la Orden Jedi, ahora abandonado por el Imperio. Mientras busca respuestas en la fuerza, las tensiones galácticas comienzan a crecer, cuando la Guerra Civil entre las facciones rebeldes comienza a estallar, los Partisanos se veran obligados a pedir su ayuda en medio del caos civil, pero Edefen ahora esta bajo la mira de un Almirante Imperial de raza alienígena, el cual hara lo que sea para eliminarlos del camino a el y los Partisanos....

Necesitamos tu Ayuda...

Tython, Regiones del Núcleo, 4 ABY

Edefen se encontraba frente a su fogata, no muy lejos de un Templo Jedi abandonado. Tython era un mundo abandonado por el Imperio, su existencia solo fue reducida a un simple mito después de la era de la Antigua República, y eso le dio una ventaja en su exilio. Edefen se encontraba encapuchado, cociendo un cerdo Tythoniano, pero en ese instante, escucho un sonido similar a risas. Edefen tomo su sable de luz y observo una figura translucida observandolo, la cual fue corriendo. Por lo que parecía, la figura era un fantasma de la fuerza femenino, por lo que Edefen fue en su persecución. El Jedi avanzo entre el bosque y cruzo las ramas de los arboles, hasta observar un Templo Jedi antiguo. Edefen entro silenciosamente en este, caminando por los inmensos pasillos que le recordaban a una versión mas elegante y refinada del Templo Jedi de Coruscant.

Edefen camino por los inmensos corredores, por los cuales el sonido resonaba. Edefen escucho unas risas y observo a aquella figura femenina, era una niña de al menos unos seis años. - ¡Espera! - exclamo Edefen. El Jedi corrió hacia la niña y entonces llego hacía una habitación, creada como una especie de homenaje hacía un importante Jedi. Observo una armadura de un antiguo centinela Jedi en una especie de tumba abierta, una habitación dedicada a un Guerrero Jedi de alto valor. - Esa armadura perteneció al Heroé de Tython, hace unos mil años - dijo la niña. - ¿Y esto que tiene que ver conmigo? - pregunto Edefen. - Tú, tu eres el que merece ser el portador de esta armadura - dijo la niña. - ¿Qué? - pregunto Edefen. - Tu eres uno de sus descendientes, el lucho por la libertad contra el Imperio Sith hace un milenio, el era un Jedi como ningun otro, un Jedi Gris, su filosofía de la fuerza era diferente a la de los demas, pero similar a la tuya, hasta su muerte, ahora, tu eres digno de portar su armadura - dijo la niña. Edefen tomo el casco de su armadura, de un color grisaceó. La armadura le recordaba en cierta forma a Revan, pero con una gama de color distinto, mas apegada al lado luminoso de la fuerza. - Bien, tomare la armadura - dijo Edefen. Cuando volteo, la niña no estaba presente.

Edefen emergió del Templo Jedi con una armadura de color negro con tintes grisaceos, un casco Mandaloriano similar al de Revan, pero con pintura grisacea en lugar de rojo. Una capa y capucha de color blanco cubrian su cuerpo, y portaba en sus manos un sable de luz en forma de cruz, una reliquia de tiempos antiguos. Edefen camino hacia su nave, después de aquella experiencia con esa niña, aquel encuentro misterioso, sintio como si se hubiera renovado en su interior. Aquello era una sensación placentera para el Jedi Gris.

Tython, Regiones del Núcleo, 3 ABY

Edefen desperto y dio un largo bostezo. T3 emitio una serie de pitidos, tipicos que emitia cuando detectaba algo. - ¿Qué sucedio? - pregunto Edefen. - ¿Detectaste naves aterrizando? ¿Cómo? - se pregunto Edefen. En el horizonte, observo una nave aterrizando en los bosques. Edefen encendio su sable de luz y avanzo entre la vegetación de los bosques de Tython, entonces observo a un grupo de mercenarios de distintas especies no-humanas. Edefen visualizo entre ellos un rostro familiar, Benthic. Venía acompañado de su hermano Edrio, así como un miliciano con armadura de Soldado de Operaciones Especiales Imperial modificada, un Gigoran de pelaje blanco y otro grupo de soldados Partisanos. - ¡Sigan buscando a Edefen! ¡Necesitamos ese Jedi cuanto antes! - exclamo Benthic. 

Edefen avanzo entre la vegetación y entonces regreso hacia su nave.  - T3, es seguro salir - dijo Edefen. El astrómecanico salio del caza y siguio a Edefen a traves de la vegetación. Las plantas del bosque les permitieron esconderse. Edefen alzo un poco la cabeza y rodo, seguido de T3 que se impulso con unos propulsores. Los dos entonces salieron al claro. El Gigoran volteo y cargo su rifle pesado, entonces comenzo a disparar contra Edefen. El Jedi Gris encendio su sable de luz y desvio los disparos. - ¡Bo-cho-tu! - exclamo Benthic. Una maldición en su lenguaje natal por lo que parecía. - ¿Quíen eres? - pregunto Benthic. - Un viejo amigo del trabajo - respondió. - ¿Edefen? ¡Ha sido un largo tiempo! - exclamo Benthic. - Veo que si recibieron la transmisión - dijo Edefen. - Así es - respondió Benthic. Moroff al observar a Edefen lanzo un suspiro de desaprobación. - Descuida, el grandote le tiene miedo a tu armadura después de encontrarse a un tio similar en Moraband, ignoralo - dijo Benthic. Lo único que Edefen penso en ese momento fue en Darth Revan, del cual no volvio a saber en años. - ¿Cuál es el problema? - pregunto Edefen. - La Alianza para Restaurar la República... - dijo Edrio. - ¿Qué? - pregunto Edefen. - Durante tu exilio, hubo una reforma en la Red Rebelde, la mayoría de facciónes disgregadas se han aliado entre sí y formaron la Alianza Para Restaurar la República, conocidos popularmente como la Alianza Rebelde o al Rebelión, digamos que ellos no estaban muy contentos con nuestras formas de trabajar, nos han declarado como criminales de guerra, y hay un precio por nuestras cabezas, un miembro de la milicia de Kota, Kyle Katarn, fue el responsable de ponernos el precio - dijo Benthic. Edefen observo un holograma de propaganda rebelde que le mostro Moroff, observando como los tachaban de simpatizantes del terror, que no diferían mucho del imperio, etc. Hasta cierto punto tenían razón, pero a diferencia de la Red Rebelde, ellos eran mas efectivos y lograron destrozar varios puestos de avanzada, incluso llegando al grado de haber asesinado representantes públicos y eliminar la producción de Kyber de la ruta de Mimban. - ¿Cuánto tienen por mí? - pregunto Edefen. - Je, tu eres el que menos cuesta de los líderes, solo pagarian 50 créditos por ti, piensan que eres un don nadie - dijo Benthic.

- Eso es, ofensivo - dijo Edefen. - Edefen, necesitamos tu ayuda, los líderes de la Alianza como Mon Mothma, Bail Organa o Gial Ackbar vendran encima de nosotros, podrian reducirnos a ceniza, considerando que la facción de Kyle Katarn se llevo a una buena parte de nuestras tropas, ahora dependemos de tácticas aun más ocultas, pero si nos apoyas en la defensa contra los Rebeldes, podremos continuar nuestra campaña Anti-Imperial - dijo Benthic. - Mira, es peligroso para mí regresar, pero aceptare, ahora no volvere a cometer el mismo error que antes, no tengo ninguna Padawan que cuidar, solo soy yo, y un pedazo de chatarra, pero podremos con esto - dijo Edefen. - ¡Esa es la actitud muchacho! - exclamo Benthic. Los Partisanos regresaron a su nave y entonces despegaron de Tython, abandonando el sistema.

Rebeldes contra Rebeldes

Yavin 4, Regiones del Borde Exterior, 3 ABY

- Los Partisanos estan extendiendo su frente en las regiones exteriores, hemos tenido noticias de que incluso han comenzado ataques contra nuestras fuerzas - dijo Jason. - Bien, tu colaboraste con ellos en el pasado, debes saber sus tácticas, ¿No es así? - pregunto Mon Mothma. - Así es, durante la Batalla de Mimban, el Caballero Jedi Edefen Shan deserto y trabajo en nombre de los Partisanos, trato de rescatar a un Científico Imperial que no era crucial para la misión, asesino trabajadores civiles y varias de mis tropas, sin mencionar que tuvimos un combate - dijo Jason. - Mmm, ya veo, ¿Qué has sabido de Edefen? - pregunto Mon Mothma. Bail Organa en cuanto escucho su nombre se preocupo. - Creo que se exilio a un mundo lejano en el borde exterior, pero no lo han encontrado mi espia, Rianna Saren - dijo Jason. - ¿Qué piensas que harán los Partisanos? - pregunto Bail Organa. - Iran en busca de este Jedi, trataran de usarlo como último metodo de combate - dijo Jason. - Bien, Jason, te encomendare una misión, comandaras un ataque contra la base Partisana de Taspypso Prime, si encuentras al Jedi traemelo vivo, de ser necesario, eliminalo - dijo Mon Mothma. - Sí, general - accedió Jason. Bail se acerco a Mon Mothma. - Edefen fue un protegido y amigo de la familia, seguía los caminos de los Jedi, no puede ser cierto - dijo Bail. - A no ser que quieras ver las grabaciones por ti mismo, no se de que otra forma quieras creerlo - dijo Mon Mothma.

Taspypso Prime, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

Taspypso Prime era un mundo desértico, el cual orbitaba una estrella de color rojizo. Aquel mundo poseía una arena de color rojizo y cielos de color marrón claro. Edefen podía observar el cielo con toda seguridad debido a la vida que restaba a la estrella, a lo mucho unos mil años más antes de que entrara en supernova. - Bien, ¿Esta es su base de operaciones? ¿Qué paso con Wrea? - pregunto Edefen. - Wrea ya no es seguro, los Rebeldes divulgaron nuestra ubicación, no queriamos caer en manos Imperiales - dijo Benthic. - Vaya, somos tan enfermizos que nos matamos entre sí en lugar de matar al imperio - dijo Edefen. Moroff se acerco hacia Edefen y toco su hombro con su peluda y pesada mano. - Saw Gerrera quiere verte - dijo el Gigoran.

Edefen avanzo dentro de la base de Gerrera, una antigua fábrica Imperial abandonada hacia unos años. A traves de los pasillos metálicos y empolvados, Edefen vio a los otros Partisanos en sus actividades diarias. Aproximadamente, la facción debía tener ahora solo unos mil miembros. Edefen se encontro frente a frente a un holograma de Saw, el cual se encontraba usando una pierna cibérnetica, un respirador y signos de vejez. - ¿Qué carajo te paso Saw? - pregunto Edefen. - Tamsye Prime, ese planeta fue bombardeado, sus civiles asesinados, y yo fui traicionado por uno de mis mejores hombres, quede herido físicamente - dijo Saw, el cual en ese momento se puso su respirador. - Vaya, tengo que admitir que eres un hueso duro de roer - dijo Edefen. - Veo que conseguista nueva armadura - dijo Saw. - Si, gracias - dijo Edefen. - Los Partisanos tiene que abandonar Taspypso, deben reunirse conmigo en Jedha - dijo Saw. - ¿Qué hacen en Jedha? - pregunto Edefen. - La producción de Kyber, la hemos rastreado a ese mundo, debemos liberarla de la Ocupación Imperial - dijo Saw. El holograma entonces se apago. - ¿Cortaron las comunicaciones? - pregunto Edrio. En ese momento, una explosión sacudió la base. - ¿Qué pasa? - pregunto Edefen. - ¡Señor! ¡Estamos bajo ataque! - exclamo un miliciano. - ¡¿Qué?! - pregunto enfurecido Benthic. - Una Fragata Clase-Nebullon ha arribado sobre el planeta, viene acompañada de varios X-Wing y Y-Wing que atacaron la base.

Los disparos de las naves sobre la base acababan con varios Partisanos en medio de la batalla. - ¡Refuerzen sus posiciones! - ordeno un miliciano. Los Partisanos comenzaron a usar torretas puestas en las murallas y usar artillería pesada. Las torretas disparaban contra los vehículos aéreos de la rebelión y lograron derribar unos cuantos cazas. Explosiones cubrían el aréa, y entonces cazas U-Wing comenzaron a dejar tropas en el campo de batalla. Los soldados rebeldes desembarcados se componian de alienígenas como Rodianos, Ithorianos, Pantoranos, Sullustanos, etc. Los rebeldes abrían fuego contra la base, y venían acompañados de unos cuantos vehículos, AT-RT recuperados y un IFT-X. Los disparos y explosiones en el campo de batalla acababan con varias tropas de los Partisanos. - ¡Señor! ¡Los Partisanos nos rodean! - exclamo un rebelde. Jason estaba equipado con un rifle E-11 modificado, y continuaba abriendo fuego contra los Partisanos. - ¡Deben continuar el asedio! - exclamo Jason. El Agente saboteador continuaba abriendo fuego y usando sus poderes de la fuerza.

Moroff usaba su bláster pesado para lograr acabar con las tropas rebeldes abriendo fuego con su rifle pesado. Los disparos lograron acabar con varios de estos, pero los rebeldes lograron cavar una trinchera. - ¡Debemos contraatacar! - exclamo Edrio. - ¡Muchachos! ¡Los Imperiales dejaron un AT-TE abandonado! - exclamo un Stormtrooper desertor. Benthic y Edrio cruzaron sus mirados y comenzaron a generar una extraña risa maquiavelica.

- ¡Prosigan atacando! - exclamo Kyle. Los rebeldes continuaban disparando continuamente contra la puerta, y los Y-Wing lograron destrozar las puertas. En ese momento, las enormes pisadas metálicas de un AT-TE comenzaron a escucharse. - ¡Caminante AT-TE! - exclamo un rebelde. El AT-TE abrio fuego con sus cañones secundarios y logro destruir unos cuantos cazas, y el cañon principal lo usaba para hostigar a las tropas en tierra. Los rebeldes estaban retrocediendo. Un U-Wing trato de abrir fuego contra una de las piernas del AT-TE, pero este volteo su atención hacía el vehículo y disparo con el cañon principal, derribandolo. - ¡Ya-ju! - exclamo Benthic emocionado. - ¡Como en los viejos tiempos hermano! - exclamo Edrio.

Los Partisanos lograron contraatacar y recuperar terreno contra los rebeldes. Los disparos en la región provocaban bajas a traves de todo el terreno, pero los Partisanos comenzaron a hostigar a los rebeldes disparando con artillería y munición pesada. Explosiones y disparos de bláster acabaron asesinando a la mayoría de soldados rebeldes en la región, dejando destrozados a los vehículos. Edefen camino entre la devastación y observo a Jason. - Nos volvemos a ver, Jason Warner - dijo Edefen. Kyle observo al Jedi. - ¡Traidor! - exclamo el. - Para, para, detente, hay que resolver esto civilizadamente - dijo Edefen.

Edefen y Jason caminaron por los pasillos de la nave. - Los líderes rebeldes estan en desacuerdo con las actividades de los Partisanos, incluyendome, por ende me ordenaron tu eliminación - dijo Jason. - Ya veo - respondió Edefen. - Se sugirio recientemente la eliminación de Saw Gerrera, debido a los crimenes de guerra que ha cometido - dijo Kyle. - Y Qué has cometido, escuchame bien Jason, en esta guerra todo es injusto, llevarnos civiles entre las patas es algo normal, todo se vale en la guerra, jugadas limpias y sucias, no hay ni buenos malos, solo lo que crees correcto, ¿Acaso la alianza no ha cometido las mismas atrocidades? ¿Podría mencionarte la Batalla de Alarius Prime? ¿Donde la rebelión elimino un puesto de avanzado Imperial, incluidos los civiles de las comunidades cercanas? - dijo Edefen. - Ve con tus superiores, informales que estoy muerto, pero te dire una cosa, piensa acerca de tu futuro Jason, tienes potencial, mas que para ser un simple asesino, aprovecha tu potencial en la fuerza - dijo Edefen. Los Partisanos escoltaron a Kyle y este se retiro en un U-Wing que lograron recuperar. - ¿Y Ahora qué? - pregunto Benthic. - Iremos a Jedha con los supervivientes, allí recibiremos nuestra proxima misión - dijo Edefen. - Bien, por mi no hay problema, mientras mas pronto, mejor - dijo Benthic. Moroff indico a los Partisanos supervivientes que escaparan y se dirigieran a Jedha, en unos cuantos transportes Clase-Gallofrey que tenían preparados. Edefen volteo una última vez a la fábrica Imperial y observo a aquella niña tránslucida que había visto en Tython. La niña se despidió de Edefen, y este a su vez. - ¿De quién te despides? No hay nadie allí - dijo Edrio. - No es nada, sigan avanzando - dijo Edefen.

Un Aliado en la Oscuridad

Jedha, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

La Luna de Jedha orbitaba el cristalino mundo de Nar Jedha. Aquel planeta fue un importante mundo de la Orden Jedi, pero ahora estaba bajo Ocupación Imperial. El inmenso terreno de Jedha estaba cubierto de antiguas estatuas Jedi derribadas, las cuales alcanzaban hasta los cien metros de alto, auténticas reliquias arquítectonicas de una orden ahora extinta. Edefen observo el horizonte del planeta, un mundo desértico, pero hermoso debido a su conexión con la fuerza. - ¿Y Ahora qué? - pregunto Edefen cuando noto a Moroff acercandoselé. - Saw Gerrera solicita tu presencia - dijo Moroff.

Edefen avanzo entre el palacio de Saw, un antiguo monasterio Jedi, ahora en propiedad de los Insurreccionistas de Jedha y los Partisanos. Muchos de estos estaban cubiertos en turbantes debido a las tormentas de arena que ocurrían en el planeta. Edefen observo al guerrero oxigenandose, y tras los años el cabello le creció, en una coloración gris. Muchos humanos resultaban afectados de forma misteriosa en mundo desértico, era conocido como el "Síndrome de Tatooine", débido a la aceleración de la edad en un corto plazo de tiempo debido a la atmósfera de los planetas desérticos, así como la estrella que orbitaban, Nar Jedha orbitaba una estrella roja, lo que provocaba dichas anomalías en los humanos durante prolongadas exposiciones de tiempo, Edefen sostenía una inmunidad a dicho síndrome debido a que era nativo a un sistema con dicha estrella, y al estar adaptado, no se veía afectado. - Tengo una misión para tí Edefen, es la única oportunidad de continuar la campaña contra el Imperio, debes buscar a Jyn, la última vez quedo abandonada en Tamsye Prime, pero he escuchado que sigue viva, solo debes de buscarla, por favor - dijo Saw Gerrera. - ¿Y Cómo puedo encontrar a Jyn Erso? - pregunto Edefen. - En el submundo encontraras la respuesta - dijo Saw. - Te deseo suerte, Edrio y yo tenemos que ir a una misión en Jalini - dijo Saw.

Estación Outland, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

La Estación Outland era una región donde los contrabandistas y toda la escoría de la galaxia se reunía, posiblemente encontraría información acerca de Jyn Erso. Edefen aterrizo en su Arc-170 acompañado de su T3. La estación, debido a su lejanía con el Imperio, no había guardias Imperiales vigilando. Su Arc-170 aterrizo en los hangares de la estación, donde se encontraban muchas naves de cazarrecompensas. En el hangar logro observar al mismo mercenario al que se enfrento en Mimban, Boba Fett. Edefen decidió ignorarlo y avanzo por la estación.

Mientras avanzaba por la estación, se acerco hacía un guardia de seguridad. - Oye, ¿Con quíen puedo preguntar el registro civil? - pregunto Edefen. - Mmmm, la dueña de la estación, Rozatta, una Toydarian hembra vendió la estación a Graballa el Hutt, primo del infamoso Jabba, con el puedes consultarlo - dijo el guardia de seguridad. - Entendido, gracias - respondió Edefen. El Jedi Gris avanzo entre la gente y observo especimenes de distintas especies, entre ellos Devaronianos, Trandoshanos, Delfanianos, Gigoran, Kel Dor, Tognarth, Twi´lek, Dugs, Weequay, entre otras especies, pero era díficil encontrar especímenes humanos. Edefen caminaba entre los alienígenas y llego hacia un callejon sin salida, donde se encontro a un grupo de pandilleros. - Oigan, ¿Han visto a un tal Graballa el Hutt? - pregunto Edefen. Los pandillers eran de una subespecie de Delfanianos, una raza de reptiloides de Delfania. - No lo se viejo, pero pareces tener mucho dinero - dijo observandolo. Cuando se dio cuenta, estaba rodeado de varios Delfanianos de color rojizo. Muchos de ellos tenían armas un tanto primitivas, como cuchillos y navajas, pero uno de ellos portaba un bláster. - Hoy te mueres pendejo - dijo el alienígena. Uno de ellos se abalanzo contra Edefen, pero el logro propinarle un golpe en la cara. Edefen pateo a uno de los delfanianos. Uno de estos intento asesinarlo, pero Edefen tomo su navaja y la hundio en su cuello. Una humana que pasaba cerca observo la escena y como se encontraba superado. Ella observo a Edefen siendo superado, y dos de los Delfanianos lo tiraron al suelo. La humana entonces corrió y pateo a un Delfaniano, a otro le arrebato su navaja y se la hundio en su vientre, despues clavandosela en su ojo. La humana tomo un bláster y abrio fuego contra dos Delfanianos, asesinandolos. Otro Delfaniano trato de violarla en el intento, pero ella le dio un golpe en su vientre y rompio sus costillas. El último Delfaniano trato de hundir un cuchillo en el cuello de Edefen, pero un aura de energía rojiza se formo alrededor de el, y entonces comenzo a levantarlo en el aire. Edefen lo hizo retorcerse un poco y entonces cerro su puño. Los huesos y órganos internos del Delfaniano se rompieron, y su cuerpo cayo en el suelo, sin vida.

Edefen se encontraba debilitado, y la humana lo ayudo a levantarse. - ¿Te encuentras bien? - pregunto ella. - Si, algo - respondió Edefen. - ¿Usaste la fuerza? Creí que la mayoría de usuarios sensibles eran cazados o reclutados por el emperador - dijo ella. - No importa, ¿Cuál es tu nombre? - pregunto Edefen. - Liana Halik - respondió ella. - Bien, necesito tu ayuda, estoy buscando a una decodificadora, no se me especifico bien para que la necesito, pero tengo que buscarla con Graballa el Hutt - dijo Edefen. - Puedo ayudarte a llegar con el, pero primero debemos ir a que te recuperes - dijo Liana.

Kuat, Regiones del Núcleo, 1 ABY

Mara Jade camino por los pasillos del Inquisitor, la nueva nave personal del Almirante Thrawn. Thrawn era un alienígena de las regiones desconocidas, un casi humano de la especie Chiss, el cual afirmaba que en las regiones desconocidas había una oscura amenaza rondando, para la cual Sidious tenía un partícular interés. Mara Jade avanzo por los pasillos de la nave y llego hacía la sala de mando. Desde el retiro del Almirante Holdo, la nave quedo sin dueño por casi una decadá, hasta que Thrawn la reclamo. - Gran Almirante Thrawn, he llegado - dijo Mara. - Bien, El Emperador me informo de tu misión, paso de ser de asesinato a capturar a un Jedi fugitivo, Edefen Shan, ¿Cierto? - pregunto Thrawn. - Así es - respondió Mara. - Si, he escuchado de tus fracasos, aunque lograste acabar con Rahm Kota, pero este otro Jedi, es escurridizo - dijo Thrawn. - ¿Como piensas encontrarlo? - pregunto Mara. - Para enfrentar a tu enemigo, necesitas conocerlo - dijo Thrawn. - ¿Tenemos un perfil de el? - pregunto ella. - Si, lo tenemos, el emperador me ordeno su captura, debemos destruir su pequeño grupo rebelde y traerle al Jedi vivo - respondió Thrawn. Mara Jade observo por la ventana Kuat, un mundo lleno de vida, rodeado por astilleros en forma de anillo.

Estación Outland, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

Edefen dejo su casco y se encontraba comiendo una lata de raciones. Su barba había sido cortada, pero su cabello seguía siendo largo. Liana observaba al Jedi comer. - ¿Eres un Jedi, no? - pregunto ella. - Lo fui alguna vez, pero he reflexionado, los principios de la orden eran absolutamente, limitantes, arrogantes, así que abandone eso, ahora me considero el que esta en medio - dijo Edefen. - Ya veo - dijo Jyn. - Además, trabaje con extremistas, Partisanos, todavía sigo colaborando con ellos, pero no se por cuanto más - dijo Edefen. Liana lo observo seriamente. - También llegue a colaborar con ellos - dijo Liana. - ¿Enserio? - pregunto Edefen. - Trabaje con ellos cuando era una niña, fui una huerfana - dijo ella. - Lo siento - respondió Edefen. Edefen termino su ración de comida y se volvio a poner su máscara. Liana era de piel clara, cabello castaño y observo sus ojos, sus brillantes ojos. - Bien, hay que irnos - dijo ella. Los dos salieron de su refugio.

- ¿Qué sabes de Graballa el Hutt? - pregunto Edefen. - Es un líder militar, colabora con los Devastadores, una amplia facción paramilitar de mercenarios que atacan los mundos del borde exterior, practican el esclavismo, etc, los grandes del crimen organizado, se han visto limitados por el Imperio, pero en este sector son libres de hacer lo que quieran - dijo Liana. - Una pena, pero debemos de ir con el con tal de conseguir la información que quiero - dijo Edefen. Los dos avanzaron por la enorme urbe espacial y llegaron hacia el palacio de Graballa, o la base de operaciones, como al Hutt le gustaba considerarle.

Edefen y Liana avanzaron a traves de la gente y observaron que estaba plagado en su mayoría de soldados devastadores, los cuales portaban armaduras pesadas como distintivo. Edefen avanzaba con Liana a su lado y todos los miraban raro. - Qué sea rápida tu busqueda - dijo Liana. Los dos entonces llegaron enfrente de Graballa. Junto a el se encontraba un soldado Mandaloriano con una armadura que recordaba: Pherus. - Oye, he escuchado de tí, ¿Donde esta el resto de tu tripulación? - pregunto Edefen. - Mmmm, una chatarrera de Jakku esta por allá, y nuestro esclavo Rodiano esta haciendose tonto con las bailarinas - dijo Pherus. - ¿No había una miriliana con ustedes? - pregunto Edefen. - Cayo prisionera Imperial hace poco - dijo Pherus. Edefen se quedo petrificado, pero ahora mismo debería enfocarse en la misión. - Graballa el Hutt, un gusto - dijo Edefen. El hutt era de coloración cafe y poseía un monoculo. - No te andes con formalidades, amigo, dime que necesitas y vere que puedo hacer - dijo Graballa. - Vaya, que buen servicio - dijo Edefen. - Mira, estoy buscando por una decodificadora, Jyn Erso, ¿No sabes de ella? - pregunto Graballa. - Jyn Erso, Jyn, no, jamas he escuchado ese nombre, lo siento, no podemos ayudarte - dijo Gabralla. - No hay problema, vamonós Liana - dijo Edefen. Pherus observo a los dos partir de allí, y entonces con una señal le indico a Akira y Geedo que los siguieran.

- ¿Cómo conoces ese nombre? - pregunto Liana. - Jyn Erso, hija de Galen Erso, la conoci hace dieciocho años, durante la Batalla de Lokori, ella cooperaba con Saw Gerrera tras quedar huerfana, es una pena, esa niña, había algo que senti en ella, un futuro importante, pero aun no se que era... - dijo Edefen. Una lágrima salio del rostro de Liana. - ¿Qué sucede? - pregunto Edefen. - Yo soy Jyn Erso - dijo entre lágrimas. Edefen entonces sintio compasión por ella, y la abrazo. Ella devolvió el abrazo. - Para, tu armadura genera presión - dijo ella. Edefen la solto inmediatamente. En ese instante aparecio Pherus y los otros dos mercenarios. - Oye, dime, ¿Quíen eres? - pregunto Pherus. Edefen se quito el casco y observo a los tres. - Mi nombre es Edefen Shan, Caballero Jedi, sobreviviente de la Orden 66, un viejo amigo tuyo - dijo Edefen. - Bajen las armas - dijo Pherus. - Mirate como has crecido, hasta tienes armadura - dijo Pherus. Edefen recibio una señal del holocomunicador. - ¡Edefen! ¿Status de la misión? - pregunto Saw. - Encontre a Jyn, dime tus órdenes ahora - dijo Edefen. - Bien, tu misión comienza en el Sistema Revocs, en la region de las colonias, gracias a inteligencia, descubrimos que estan desarrollando una especie de arma biólogica, tu misión es destruir las instalaciones principales en el sistema, pero para ello necesitas ayuda de Erso, y dile antes que nada, que... - la transmisión en ese momento corto. - Bien, Sistema Revocs, necesito que nos lleven de contrabando allí - ordeno Edefen. - ¿Estas bromeando? ¡R-Sec nos freira si nos detecta! - exclamo Pherus. - ¿Y Quíen tiene la nave mejor protegida de la galaxia? - pregunto Edefen. - Uhm, nosotros - respondió Edefen.

La Sombra del Imperio

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

El Halcón de Ebano se encontraba en el desliespacio. - Menudo pedazo de chatarra - dijo Jyn. - ¿Por cuanto tiempo estara nuestra invitada? - pregunto Pherus. - Por el tiempo que sea necesario - dijo Edefen. HK-51 observo a la joven humana. - Vaya, pareces ser un espécimen fuerte - dijo el. - Le rompió el culo a un grupo de Delfanianos, sin mencionar que se cargo a dos - dijo Edefen. El Halcón activo sus sistemas de camuflaje y emergieron sobre Revocs Prime, millones de naves entraban y salían del planeta. - Vaya, eso es lo que llamo una urbe prospera - dijo Edefen. - Bien, ¿Qué necesitaban hacer aquí? - pregunto Pherus. - Aterrizariamos, recopilariamos información sobre lo que hace el imperio en este planeta, y después hacemos reventar sus fábricas - dijo Edefen. - No suena muy profesional para un Jedi - dijo Pherus. - ¿Pasaremos de infiltrados? - pregunto Geedo. - No duraremos mucho antes de que nos descubran, así que ingeniense un plan rápido - dijo Pherus. - Yo puedo falsificar códigos imperiales - dijo Jyn. Pherus le entrego un falsificador a Jyn. - Les dije que nos serviria de algo, no era un simple capricho - dijo Pherus. Jyn comenzo a iniciar una secuencia y entonces en unos minutos, logro replicar y crear identificaciones falsas para cada uno de los contrabandistas, haciendolos pasar como empleados de Revocs. - Listo - dijo Jyn sonriendo. - Vaya, eres impresionante - dijo Pherus.

El Halcón aterrizo en la superficie del planeta. Segun las licencias, eran mercenarios que trabajaban para Revocs. - Sus identificaciones por favor - pidio un guardia de seguridad. Jyn le entrego cada uno de los documentos. - Mmmm, bien, pueden proceder - dijo el guardia. Mientras avanzaban, notaron algo, no había un solo habitante de Revocs Prime que fuera humano. - Este lugar, esta plagado de xenófobos - dijo Pherus. Mientras avanzaban, observaron una enorme academia militar. - ¿A Quíen pertenece ese academia? - pregunto Edefen. - Es una academia militar de Revocs, o al menos lo fue, hasta un incidente no especificado hace unos meses, ahora solo es un campo de prueba de armas - dijo Akira. 

Espacio Interestelar, Region de las Colonias, 1 ABY

El Inquisitor vagaba en el vacio del espacio. Mara Jade se encontraba concentrandose. - ¿Donde esta Mara? ¿Sientes al Jedi? - pregunto Thrawn. - Aun nada - dijo ella. - Concentrate más - dijo Thrawn. Entonces Mara abrio uno de sus ojos y comenzo a sangrar por la nariz. - Lo, lo he logrado ver, colabora con una contrabandista, pero hasta allí - dijo ella. - Calma, encontraremos una forma - dijo Thrawn. - ¿Cuál es tu plan? - pregunto Mara. - Descubri un poco de su historia, pertenece al linaje Shan de los Jedi, antes de serlo, trabajo con una pandilla de Devastadores, y actualmente coopera con los Partisanos, tengo una idea para cazarlo - dijo Thrawn. - ¿Cuál es? - pregunto Mara. - El Jedi se ha separado de las costumbres de su orden, ¿Por qué?, bueno, reportes indican que ha usado técnicas del lado oscuro, tiene un descenso lento, pero principalmente, se debe a Dion Soveco, una Miraluka - dijo Thrawn. - ¿Miraluka? ¿Esos alienígenas ciegos? - pregunto Mara. - Así es, Dion era una jedi del cuerpo agrícola, recientemente fue capturada, se encuentra en el planeta Wobani, esta haciendo labor pesada, su ejecución sera mañana, pero la necesitamos para nuestro plan... - dijo Thrawn. - ¡Kathleen! ¡Ponle rumbo a Wobani! - ordeno el Gran Almirante.

Wobani, Region del Borde Exterior, 1 ABY

Los enormes campos de concentración eran un lugar horrible para los prisioneros. El promedio de vida de un prisionero sometido a las largas jornadas de trabajo de aquel planeta eran cinco años. Dion podía sentir mediante un sexto sentido la angustia de los otros prisioneros, un prisionero de especie aviana que no reconocía, un Mon Calamari, un Quarren y un Delfaniano la acompañaban en el turbotanque. Dos Stormtroopers se encontraban calmados, hasta que el turbotanque Juggernaut se detuvo. - ¿Qué sucedio? - se pregunto uno de ellos. La puerta se abrió y un grupo de Death Troopers, Stormtroopers en armadura negra entraron. Estos portaban blasters pesados, y escoltaban a un funcionario Imperial de alto rango. Dion intento detectar su raza, pero cuando lo sintió estaba sorprendida. Ella jamas vio un alienígena como ese, un casi humano de piel azulada y ojos rojos. - ¿Esta es Dion Soveco? - pregunto Thrawn. - Si, señor - respondió un Stormtrooper. - Necesitamos llevarnosla - dijo Mara Jade. - Estabamos llevandola al campo de ejecución por cometer crimenes en contra del Imperio, a menos que tenga permiso del alto mando... - dijo el Stormtrooper. - ¿Acaso no vio mi insignia, comandante? - pregunto Thrawn. - ¿Un Almirante? ¿Qué esta haciendo aquí? - pregunto un prisionero. - Asuntos Imperiales, pueden ejecutar a los otros, pero nos llevamos a la Jedi Botánica - dijo Thrawn.

La lanzadera Imperial de Thrawn partio de aquel rocoso mundo. Mara Jade observo a la Miraluka, aproximadamente treinta y cinco años de edad y seguia siendo joven para su gente, que alcanzaba los trescientos cincuenta de promedio. - Vaya, me gustaria tener esa juventud y ese cuerpo a tu edad - dijo Mara. - ¡Silencio! - ordeno un Deathtrooper. - Dion Soveco, Botánica Jedi, estuviste años enteros exiliada en Corellia, hasta que fuiste atrapada hace unos días, tu ejecución sería en unas horas, pero agradece que estas viva - dijo Thrawn. - ¿Para qué me quieren? Si necesitan que me convierta en uno de esos Inquisidores, no tengo capacidades de combate, no soy de utilidad - dijo Dion. - Actualmente, sí, ¿Has oido hablar de Edefen Shan? - pregunto Thrawn. - Edefen... - se quedo pensando. - Necesito que nos ayudes a encontrar al Jedi - dijo Mara. - ¡No le haran daño! - exclamo ella. El Deathtrooper levanto su rifle bláster. Thrawn tomo su pistola y disparo en la cabeza del Deathtrooper. - Escuchame bien niña, quieras o no, nos ayudaras a capturarlo - dijo Thrawn.

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

- Bien, ¿Qué buscamos en el planeta? - pregunto Pherus. - Saw Gerrera me envio a buscar un "arma biólogica" que el Impero fabricaba aquí, nuestra misión es eliminar la amenaza - dijo Edefen. - ¿No te dieron mas especificaciones? - pregunto Pherus. - ¿Especificaciones? ¿Broméas? ¡Solo somos unos guerrilleros que salieron de la nada! - exclamo Edefen. - Oh, entonces, tienes que investigar a tu suerte - dijo Pherus. Edefen asintió. - Mmmmm, podemos ofrecerte ayuda, pero tienes que conseguir información por ti mismo también, se con quién la podemos conseguir, pero tu enfocate en tu misión - dijo Pherus.

Edefen y Jyn salieron del puerto y caminaron entre la inmensa urbe de Revocs Prime. La gente en su mayoría tenía ojos rasgados y piel pálida. Entre toda la población, no había absolutamente ningún no-humano, y la mayoría de los habitantes estaban cubiertos en ropas caras. - ¿Qué clase de lugar es este? - pregunto Edefen. - Un planeta con un alto indice de xenofobia y economía - respondió Jyn. - Ya se que lo es, pero me perturba eso - respondió Edefen. El planeta era controlado por Revocs Security, una junta militar que en secreto era usada por el Imperio para mantener control sobre el sistema, de forma similar se aplicaba en otros sistemas. - ¿Donde podemos conseguir información? - pregunto Edefen. - El bajo mundo, siempre esta lleno de este tipo de personas - dijo Jyn.

Pherus encendio su comunicador y entonces contacto con Graballa. - ¿Qué carajos quieren? Estoy viendo el fútbol y ustedes salen con sus cosas, qué sea rápido - dijo Graballa. - Ehm, señor del crimen, necesitamos conseguir información acerca de los proyectos armamentísticos de Revocs Security - dijo Akira. - Mmmmm, si, puedo enviarle a una de mis mejores agentes, es una experta en lo que se refiere a infiltración - dijo Graballa. - Solo hazlo, te pagaremos después - dijo Pherus. - Mi único pago que quiero ahora mismo es que no se metan conmigo en estos asuntos - dijo Graballa. La transmisión se corto en ese instante. - ¿A Quíen se refiere? - pregunto Pherus.

Edefen y Jyn observaron la inmensa fábrica de Revocs Security. - Revocs Weaponry, la subdivisión encargada de producir armamento, perfectamente podriamos infiltrarnos y ver que sucede - dijo Jyn. - ¿Como esperas que pasemos? - pregunto Edefen. Jyn tomo su DH-16 y entonces con un culatazo noqueo a Edefen. - Calma, tengo una idea, pero necesito que estes inconsciente - dijo Jyn.

Jyn Erso avanzo encubierta como una trabajadora de la Fábrica llevando un cargamento pasado. - Tengo que entregar un cargamento pesado, es urgente - dijo ella. - Mmmm, no esta registrado - dijo el guardia. - Tengo los documentos y todo, tengo que entregarlo directamente a Thul Yun, el dueño de la fábrica - dijo ella. - Oh, supongo que son negocios fuera de la compañia, bien, puedes pasar - dijo el guardia. Jyn accedió con la carretilla llevando a un inconsciente Edefen, la fábrica era enorme con una forma que escalaba en niveles. Ella tuvo que llevar una máscara de oxígeno para evitar los gases contaminantes que despedía la fábrica.

Jyn entro en la fábrica, y en una oscura región libero al Jedi durmiente. - Maldita sea Jyn, no vuelvas a hacer eso - dijo Edefen. - Hay veces que tienes que tomar medidas extremas - dijo Jyn. - Bien, si no encontramos respuestas aquí, ¿Iremos a los callejones bajos? - pregunto Edefen. - Sí, claro - respondió ella. Los dos avanzaron agazapados y entonces entraron por la ventilación. - Dime, cuando trabajabas con Gerrera, ¿No volvio a mencionar nada de mí, cierto? - pregunto Jyn. - Deje de trabajar con el por cuatro años, cuando regrese tu ya no cooperabas, ¿Qué paso? - pregunto Edefen. - Tamsye Prime, el Imperio nos llevo a una trampa, era una misión de reconocimiento, todo acabo en un infierno, inocentes murieron, y quede abandonada por la única persona que cuido de mí... - dijo Jyn. Edefen se quedo pensando. - Lo siento - dijo Edefen. - Después de esto, hagamos un trato, informale a Saw que estoy muerta, no quiero tener nada que ver con su grupo terrorista una vez más... - dijo ella. - Bien, lo hare - respondío Edefen.

Los dos salieron por un corredor y caminaron sigilosamente. - ¿La sala de control? ¿Qué intentaras? - pregunto Edefen. - Obtener toda la información que necesitemos, desactivar camarás de grabación, robar información, desactivar las luces - dijo ella. Jyn comenzo a desactivar los sistemas de seguridad primero, después desactivo el sistema eléctrico. - Bien, ahora tenemos que ir a donde guardan la información, la Sala 17 - dijo Jyn. - Vaya, qué nombre tan misterioso - dijo Edefen sárcasticamente. 


Ragada, Region de las Colonias, 1 ABY

El Inquisitor arrivo sobre la órbita de Ragada, un gigante gaseoso del sistema Revocs. - Hasta aquí nos has llevado gracias a tu conexión con la fuerza, has hecho bien - dijo Thrawn. Dion se mantuvo callada, herida. Thrawn volteo la mirada hacía ella. - Escuchame bien, todavía nos seras de utilidad un poco - dijo Thrawn. - ¿Qué piensas hacer Thrawn? - pregunto Mara. - Atraeremos al Jedi a una trampa, haremos que intente ir por lo que más ama, y cuando lo tengamos en nuestro objetivo, acabaremos con el - dijo Thrawn. - Vaya, el Emperador solo me enviaba a misiones de ejecutar sin plan alguno, usted supero mis expectativas - dijo Mara. - ¡Mantengala vigilada! - le ordeno a un Deathtrooper.

Thrawn avanzo hacía su camára personal. Mara entonces observo su habitación llena de arte de distintas facciones, previamanete aplastadas por Thrawn. Entre ellas observo unas estatuas de Ysalamiri, una criatura sensibile a la fuerza nativa del planeta Myrkr. Thrawn entonces libero a una pequeña criatura similar a un reptil pequeño. Un Ysalamiri. La criatura trepo por sus piernas y se enrosco alrededor de su cuello. - ¿Un Ysalamiri? - pregunto Mara. - Nativos de Myrkr, estas criaturas usan un escudo de la fuerza cuando estan en peligro - dijo Thrawn. - Vaya, es bonito - dijo Mara. Mara acerco su dedo y la criatura mordio su dedo. - Y doloroso - le dijo ella. - Enfrentaremos a este Jedi, y le daremos un final - dijo Thrawn. 

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

Edefen y Jyn avanzaron entre el cargamento que habían dejado en las partes de afuera, de allí se trasladarían a la Sala 17. Entonces comenzaron a escuchar disparos de rifles A280C. - ¡Derriben a la Justiciera! - exclamo un militar. Edefen observo que los soldados privados abrían fuego contra una joven guerrera que portaba un sable de luz de color morado. Ella lo usaba de una forma peculiar, y tenía un estilo de combate violento. La joven portaba una especie de ropa demasiado ajustada y que dejaba a la vista algunas partes que se deberían cubrir. - ¿Qué demonios? - se pregunto Edefen. La joven guerrera entonces acabo asesinando al último de los soldados. El sable se apago y ella continuo avanzando. - ¿Quíen es? - pregunto Edefen. - Ni idea, pero se dirige a la Sala 17 - dijo Jyn. Los dos la siguieron y ella con un tajo de su sable destrozo la seguridad. Los dos entraron siguiendola y se escondieron detras de un inmenso banco de datos. - Bien, mientras desactivaba los sistemas de la fábrica, descubrí referencias de un Proyecto Armamentístico, lo llamaron "Traje Revocs" - dijo Jyn. - Bien, separemonos y busquemos esa pieza - dijo Edefen. Edefen entonces comenzo a escuchar cortes de un sable en los paneles de información de gran tamaño, que recordaban a estantes de biblioteca. - ¡Hey! ¡Para! - exclamo Edefen. - ¿Quíen eres? - pregunto Ryuko. - Nadie que conozcas, ahora dejame buscar una pieza de información - dijo Edefen. - ¿Otros saboteadores? Bien, toma lo que necesites - dijo ella. Edefen entonces logro notar un disquete de información, el cual leía "Traje Revocs". Edefen tomo el disquete y lo guardo. - ¡Jyn! ¡Vamonós! - exclamo Edefen. Los dos abandonaron la fábrica agazapandose y lograron evadir la seguridad. Ryuko observo a los dos saboteadores y decidio seguirlos.

Edefen y Jyn avanzaron entre la población, sin que se dieran cuenta de su presencia. Entonces en una inmensa plaza, observaron una holotransmisión. - Leales al Imperio, me da gusto presentarme frente a ustedes, soy el Gran Almirante Thrawn, lamento llegar con mis fuerzas a este planeta pacífico, estoy dandole caza a un Guerrero Jedi, su nombre es Edefen Shan, en caso de que lo encuentren, notifiquenmelo, y si estas viendo esto, tenemos a tu amada, Dion Soveco, te encontraremos Edefen, si la quieres viva, revelate pacíficamente y no te haremos daño - dijo Thrawn. Edefen observo un Destructor Estelar Clase-Imperator, y Cazas Clase-TIE que descendían en el planeta.

Edefen y Jyn regresaron hacía el Halcón. - Edefen, ¿Ya viste esa transmisión? - pregunto Pherus. Edefen asintió. - Así que, un alienígena esta dandote caza, ¿Eh? - dijo Jyn. -Sí, pero encontre esta porquería - dijo Edefen. Pherus tomo el disquete de datos. HK-51 observo a Edefen. - ¿En qué problema te metiste chico? - pregunto HK-51. - Ahora el Imperio quiere cargarselo, y no cualquier Imperial, la Sombra del Imperio quiere acabarlo - dijo Pherus. - ¿La sombra del Imperio? - pregunto Edefen. - Es un apodo del mundo bajo, así nombramos al Gran Almirante Thrawn - dijo Geedo. - No tiene piedad, el ha arrasado con grupos criminales, grupos guerrilleros, grupos terroristas, todo, los ha destruido casi sin esfuerzo, solo haciendo uso de sus tácticas estrátegicas, un auténtico señor de la guerra - dijo Pherus.

Armaduras Vivientes

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

Jyn comenzo a cargar sus pertenencias y abandonar el Halcón. - ¿Te piensas ir, Jyn? - pregunto Edefen. Ella volteo a verlo. - Yo solo prometí ayudarte en descubrir que sucedia, más no en luchar tus batallas - dijo ella. - Bien, lo comprendo - dijo Edefen. Jyn se equipo con una mochila y entonces se acerco a Edefen. - Pero antes, tengo que decir una cosa, mi madre siempre dijo que confiara en la fuerza, podras salir de esta, eso lo se, solo confia en la fuerza - dijo Jyn. Edefen detras de su casco dibujo una sonrisa en su rostro. - Galen, tu padre, estara orgulloso de tí - dijo Edefen. Una pequeña lágrima salio del ojo de Jyn. - Qué la fuerza te acompañe, Jedi - dijo ella. Jyn le dio un abrazo a Edefen y el Jedi le devolvio el abrazo. Jyn abandono el puerto espacial antes de despedirse.

Edefen regreso al halcón de ebano y retiro su casco. - Bien, ¿Qué descubriste? - pregunto a Pherus. - Oh maldita sea, nada bueno... - dijo Pherus, horrorizado. El Mandaloriano enseño su holograbación y entonces le mostro un diagrama. - Parece que han creado una bioarmadura, esta consciente, aumenta las habilidades del portador en un 50%, y es capaz de automodificarse a nivel celúlar, es, una creación armamentística perfecta, resiste los disparos de bláster, quien tenga esto a su disposición ganaría una guerra... - dijo Pherus sorprendido. - Edefen, permiso para robar armaduras señor - dijo HK-51. - No, nada de eso, ya saben la misión, debemos sabotearla - dijo Edefen. - ¿Y Como carajo resolvemos la situación? ¡Te esta buscando la sombra del imperio! - exclamo Akira. - ¡Relaja la raja! Encontraremos una solución - dijo Pherus. - Tal vez necesiten mi ayuda - dijo una voz femenina. Todos voltaron a una misteriosa joven que llevaba muy poca ropa, una minifalda y una camisa demasiado pequeña que dejaba a vista su vientre. Ella tenía una piel blanca y un cabello azulado con una franja rojiza. - ¿Qué carajo? - dijo Geedo. - Mi nombre es Ryuko, Ryuko Matoi - dijo ella. - ¡Te reconozco! ¡Saboteabas archivos de Revocs! - exclamo Edefen. - Sí, bueno, primero que nada, tengo que decir que esas armaduras ya fueron fabricadas antaño, soy la única que se enfrentarlas - dijo Ryuko.

Thrawn avanzo hacía la camara de tortura del Inquisitor. La Miraluka lanzaba gritos desgarradores debido a la tortura aplicada por un robot sonda. - ¡Ya basta! - exclamo ella sollozando, a pesar de que no tenía lágrimas. - Ya basta Thrawn, no merece tanta tortura - dijo Dion. - Bien, primero que nada, tienes que acceder a contarnos exactamente donde se encuentra ahora Edefen, que esta tramando, conectate mentalmente con el - dijo Thrawn. Dion se mantuvo callada por un momento, entonces accedió. - ¿Qué estas viendo? - pregunto Thrawn. La Miraluka se mantuvo callada por otro momento, y entonces reacciono sorprendida, suspirando. - ¿Qué paso? - pregunto Mara. - ¡Lo vi! ¡Lo he visto! - exclamo ella. - ¿Qué se encontraba haciendo? - pregunto Thrawn. - Revocs, bioarmaduras, fragmentos es lo que alcanze a ver - dijo ella. - Tengo una idea de donde debe de estar - dijo Thrawn.

Thrawn y Mara caminaron por los pasillos de la nave. - ¿Como piensas cazarlo? - pregunto ella. - Comenzare a despachar la Legión 607th, ellos son los que pelearon a su lado durante un año y medio, lo conocen mejor que nosotros, tengo un plan en mente, pero primero deberiamos contactar al CEO de Revocs Weaponry - dijo Thrawn. Mara Jade observo con miedo a Thrawn. - Tengo un mal presentimiento de esto - dijo Mara.

Yavin 4, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

Jason Warner se encontraba frente al mando de la Alianza Rebelde. - No me vi con otra solución, esos Partisanos son huesos duros de roer, son veteranos de guerra, nos tuvimos que batir en retirada - dijo Jason. - Todavía puedes deshacerte de Edefen, calma, los Partisanos estan desesperados y huyeron a Jedha, la amenaza fue neutralizada, pero Edefen sigue siendo por si solo un objetivo invaluable, inteligencia nos ha informado que se exilio en Revocs Prime, el Imperio le esta dando caza, ahora tienes dos objetivos, ayuda a la milicia rebelde local y dale caza al Jedi, vivo o muerto - dijo Mon Mothma. - Si, señora - asintió Jason.

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

Edefen observo a la joven pasajera. - Bien, cuentanos tu historia - dijo el Jedi. - Todo comienza hace diecinueve años, la Orden 66 fue ejecutada, se hizo una modificación a la estructura galáctica, mi padre era un Jedi, su nombre era Isshin Matoi, para sobrevivir, el escapo de Coruscant y entonces viajo a Revocs Prime, con el nuevo perfil público de Soichiro Matoi, allí conocio a la CEO de Revocs Weaponry, Ragyo Kiryuin, los dos contrajeron matrimonio y le dieron nacimiento a mi y a mi hermana, Isshin comenzo a trabajar como un científico, todo era bonito, hasta que en la luna del planeta, Revocs I, se descubrió tecnología alienígena replicante, con esta se crearon armaduras vivas, Isshin vio como su esposa se corrompió al poder, así que creo una armadura consciente, Senketsu, la cual escondio para combatir a las otras armaduras, pero entonces un asesino Imperial acabo con el, yo me quede con Senketsu, lo último que quedaba de el y he luchado por detener esta amenaza, pero no ha terminado, intentan continuar su proyecto - dijo Ryuko. Edefen se quedo pensando en aquella historia. - Así que, eres hija de un Jedi, el sable y tu armadura viviente son herencia, ¿Y Quieres venganza y justicia? - dijo Edefen. - Así es - respondió Ryuko. - ¿Qué piensas hacer con ella? - pregunto Geedo. Pherus observo el cielo del planeta y entonces noto como muchas cañoneras LAAT comenzaban a descender sobre el planeta. - Muchachos, creo que deberiamos buscar refugio - dijo Pherus.

Ryuko y los mercenarios avanzaron entre la muchedumbre y llegaron a los terrenos bajos, la otra cara de la moneda. Edefen avanzo entre las casa apiladas en bajas condiciones. - Algo me decía que no todo era belleza millonaria - dijo Edefen. Allí había varios no-humanos, exiliados por una sociedad xenófoba. Uno de ellos era un Duros joven en pesimas condiciones, pálido en su coloración de piel y flaco. Edefen y el grupo caminaron hacia una pequeña casa. - ¡Mako! ¿Estas allí? - pregunto Ryuko. HK-51 se recargo en la puerta y esta se abrío violentamente, dejando caer al droide. -¡Mi chasis! - exclamo. - ¡Ryuko! ¡Trajiste nuevos amigos! - dijo una joven entusiasmada. Ella era frénetica y se acercaba constantemente a hurgarlos a todos, especialmente a Edefen, al cual picaba la armadura en distintas partes. - ¡Oye! ¡Calma! ¡Esta cosa se abolla! - exclamo Edefen. - Lo sientooooooo - exclamo ella emocionada. - ¡Vengaaaan! ¡Invitados mamáaaaaaa! - exclamo emocionada. - ¿En que nos hemos metido? - pregunto Geedo desilucionado.

Los mercenarios se sentaron en un sofa en la sala, y los padres de Mako los observaron. Al igual que ella, eran demasiado fréneticos. - Oh, invitados, bienvenidos sean, ¿Quíeren comer? ¿Dormir? ¿Amar? - preguntaron ellos. - Ehm, me siento raro aquí - dijo Edefen. - ¡Yo quiero comer! - exclamo Geedo. Los padres sirvieron un plato de croquetas para el perro y Geedo lo observo. El Rodiano y un Perro Corelliano comenzaron a luchar por el plato de comida. - ¿Qué carajo? - pregunto Pherus. - Es un día como otro en casa de Mako - dijo Ryuko. Akira se quito su traje de carroñera y llevaba un traje de cota de malla. Su piel era blanca y tenía ojos cafes, así como un cabello recogido. - Ah si, te recomiendo que cierres la puerta cuando te vayas a bañar - dijo Ryuko. Desde el otro lado de la casa, observo al hermano de Mako y su padre con una mirada boquiabierta. Ella cambió su estructura facial a la de un Delfaniano, asustandolos. - Calma, se lidiar con pervertidos - dijo ella.

Mientras Mako y su familia comian, incluido Geedo que compartía la comida de perro, Edefen y el resto comenzaron a discutir. - Bien, primero que nada, Revocs inicialmente fabricaba sus armaduras en una estación orbital, pero fue destruida, y por una chica muy guapa - dijo ella mientras jugaba con su cabello. - Ajam, ¿Donde mas podrían producirlas? - pregunto Edefen. - El Distrito Industrial, no esta muy lejos de aquí - dijo Ryuko. - ¿Nos puedes llevar? - pregunto Edefen. - ¡Bromeas! ¡Es una zona de guerra! ¡R-Sec esta constantemente enfrentandose con Playa Nudista! - exclamo ella. - ¿Playa Nudista? ¿Qué? - pregunto Akira. - Una organización rebelde, probablemente estan aliados con ese grupo radicalista que se hace llamar "Alianza para Restaurar la República" - dijo Ryuko. Edefen supo que se refería a la rebelión. - ¿Quíen escogio el nombre? - pregunto Pherus. - Mi padre, el líder de la organización - dijo ella. Edefen golpeo su frente al escuchar tan vergonzoso nombre. - Bien, concentremonos, debemos organizar un plan - dijo Akira. - Cuentanos mas de este sector industrial - dijo Pherus. - Mmm, vale, una enorme ciudad, cubre 5 km cuadrados, cubierta en polución, sus habitantes solo viven para trabajar, el sector esta sumergido en guerra de guerrillas, el distrito posee en el centro un enorme reactor de energía nuclear, de ser detonado, dejaría practicamente inhabitable al planeta - dijo Ryuko. - Tengo una idea, bueno dos planes, bien, podemos infiltrarnos en el sector e inhabilitar el reactor, dejandolo sin energía para continuar sus operaciones, pero, el problema es que cuando sea reactivado, se reanudaría, solo veo plausible la opción de destruir el reactor con una carga explosiva, cinco minutos nada más - dijo Pherus. - ¿Enloqueciste? ¿Qué parte de colapso ecólogico no entendiste? - pregunto Ryuko. - Escuchame bien niña, no es nada que el Imperio no haya hecho, ¿Has oido de Geonosis? - pregunto Pherus. - Mmm, escuche algo, si - dijo ella. - El Imperio esterilizo su mundo entero, dejo a los Geonosianos extintos, y ellos son solo un ejemplo de las doscientas especies que han desaparecido, parece que el humanocentrismo no es tan bueno después de todo - dijo Pherus. - ¡Declaro esta junta como cerrada! ¡Iremos a la ciudad industrial primero! ¡Partiremos mañana robando un transporte civil! - exclamo Edefen. - ¡Ahora todos iremos a cenar tranquilamente, y discutimos mañana en el camino! - exclamo Edefen.

Jedha, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

Saw observo el horizonte por la ventana del palacio. Benthic y Edrio se acercaron al lider guerrillero. - ¿No ha habido noticias de Edefen? - pregunto Benthic. - No, ya han pasado dos semanas, puedo pensar que las fuerzas de seguridad del planeta lo capturaron, les encomendare una misión, llevense un contingente de tropas al planeta, metanlos de contrabando, busquen por el nombre Han Solo, he escuchado maravillas de ese chico, cruzo el Corredor de Kessel en menos de doce pársecs, ¡En tan solo unas semanas!, escuche que se encuentra en Tatooine, salgan de Jedha, busquen a ese chico, y una vez que esten en Revocs Prime, comiencen campañas de guerrilla, hagan interrogatorios, acaben con todos los que se opongan, y traigan al Jedi de vuelta - dijo Saw. - ¿A quíen llevamos? - pregunto Benthic. - ¡Todos los que necesiten! - exclamo Gerrera.

Tatooine, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

El sistema de los dos soles era un sistema estelar codiciado por los criminales, no había leyes en ese planeta. Benthic y Edrio avanzaron entre la población y entraron a la cantina de Mos Eisley. Acompañados del Gigoran Moroff, se acercaron a un joven mercenario, probablemente de Corellia, acompañado de un Wookie. El Wookie le rugió al Corelliano al observarlo. - Si, ya los vi - dijo Han - ¿Qué necesitan caballeros? - pregunto Han. Benthic dejo una gran suma de créditos, los cuales excedían los $20,000. - Yo, unos cientocincuenta guerrilleros, sistema Revocs, ninguna pregunta - dijo Benthic. - ¿Ciento cincuenta? ¡No cabran en mi nave! ¡Es solo un carguero Corelliano! - exclamo Solo. - ¡Claro que cabran! ¡Apretados pero lo haran! -exclamo Benthic. - Vale, vale, los llevare - dijo Solo.

Operación: Espada Sangrante - Parte I

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

La noche se cernía sobre aquel mundo, tres lunas eran visibles en el horizonte. - Sabes, las lunas en el horizonte me hacen recordar a mi padre, cuando trabajaba allí, el siempre me decía que confiara en la fuerza, y me gustaria honrar su memoria, siguiendo un camino Jedi - dijo Ryuko. Edefen se sento junto a la joven y la observo. - Yo alguna vez fui un Jedi, luche por la República, hasta la traición de mis soldados - dijo Edefen. Ella observo a Edefen sorprendida. - ¿Puedes entrenarme? - pregunto ella. - Ryuko, escucha, ya no sigo mas el camino de la antigua orden, estoy en equilibrio con la fuerza, uso ambos, el lado oscuro y el lado luminoso, el Ashla y el Boga, no creo poder entrenarte en un solo lado, además, la última aprendiz que tuve murio en mis manos al caer al lado oscuro, le falle, y no pienso fallarle a alguién más - dijo Edefen. - ¡Vamos! ¡Podre mejorar como guerrera! - exclamo ella. - No lo se, si pierdo a una Padawan más, no me lo perdonaría - dijo Edefen. - Mira, calma, se cuidarme sola, vivi sola por mucho tiempo, no me perderas, no caere al lado oscuro - dijo ella. - Bien, lo pensare, te dare una respuesta mañana - dijo Edefen.

Una lanzadera Imperial Clase-Lambda aterrizo en el Distrito Industrial del planeta. Enormes refinerias expulsaban columnas de humo y gases tóxicos a la atmósfera. La enorme zona industrial cubria toda la ciudad, y la lanzadera aterrizo en una torre enorme cerca del centro. Thrawn y Mara salieron de la nave acompañados por Deathtroopers y uno de estos llevaba sometida a Dion Soveco. Adentrandose en las habitaciones de la torre, ellos estaban equipados con mascarillas de oxígeno. Cuando entraron, fueron recibidos por guardias militares humanos. En un trono, se encontraba un hombre de negocios. - Thul Yun, he escuchado muchas historias sobre ti, tu planeta es uno de los mejores exportadores de recursos al Imperio, un gusto en conocerte - dijo Thrawn. - El gusto es mío, no esperabamos un Almirante aquí - dijo Yun. - Bien, nos gustaria pedir de la forma mas amable posible su apoyo contra el Caballero Jedi renegado - dijo Thrawn. - ¿Solo un Jedi? ¿Hacen todo esto por un solo Jedi? Este planeta esta en guerra civil Almirante, no podemos enviar nuestras tropas por solo un Jedi - dijo Yun. - Veo que tenemos intereses distintos, pero podemos hacer un trato, si nos prestas el apoyo de tus tropas y busqueda extensiva a traves del planeta, podremos ayudarte contra los rebeldes - dijo Thrawn. - Por mi suena bien - dijo Yun.

Benthic observo el cielo nocturno del planeta. - Bien, fue un gusto hacer trabajos contigo, Solo - le dijo al contrabandista. Este asintió y su nave despego, alejandose cada vez más y perdiendose en el cielo. Benthic y el resto de Partisanos fueron dejados en las afueras del Distrito Urbano, y tomarían distintos caminos con tal de cubrir terreno y encontrar a Edefen. Benthic entonces avanzo en busqueda de su amigo Jedi, Edefen, con tal de descubrir el verdadero plan de los Imperiales en el planeta.

Edefen desperto y comenzo a abrir sus ojos, solo para recibir una imágen aterradora. - ¡Ah! - grito asustado cuando observo a Mako sobre el. - Haces sonidos raros al dormir - le dijo susurrandole. Edefen se levanto apresuradamente y observo asustado a la joven. - ¡Alguíen controle a estos tipos! - exclamo Edefen. El Distrito Bajo era uno de los peores lugares para vivir en todo el planeta, y era mucho peor al convivir con una humana loca. Pherus observo a Edefen y comenzo a reír. - Jajajajaj, asustado por una niña - dijo Pherus. En ese momento alguién toco la puerta. - ¿Quíen sera? - pregunto Pherus. - ¡Yo abro! - dijo Mako entusiasmada. La niña abrio la puerta y un Tognarth de alta estatura la observaba. - ¿Sabes donde esta Edefen Shan? - pregunto Benthic. - ¡Si! ¡Edefeeeeeen! - exclamo ella entusiasmada. Edefen se acerco y entonces se dio cuenta de la identidad del visitante. - ¿Benthic? ¿Qué carajo haces aquí? - pregunto Edefen. - Saw nos envio, queriamos reportar progresos, en caso de estar desaparecido completar la misión por tí, pero ahora veo que estas bien - dijo Benthic. - ¿Hay mas Partisanos? - pregunto Edefen. - Sí señor, ¿Por qué? - pregunto Benthic. - Ven, tenemos que informarte de un plan - dijo Edefen.

- Entonces, planean sabotear la fábrica principal, ¿No es así? - pregunto Benthic. Akira asintió. - ¿Como piensas hacerlo? - pregunto el Tognarth. - Pues, teniamos pensado robar un vehículo para pocas personas, pero ahora que trajiste una milicia contigo, podremos ejecutar un ataque, saquear uno de esos trenes que nos llevarían a la fábrica principal y allí comenzar la campaña de aniquilación - dijo Edefen. - Mmmm, es arriesgado, me gusta la idea, me comunicare con el resto de Partisanos - dijo Benthic. Ryuko desperto y observo a Edefen. - ¿Entonces, qué? - pregunto ella. Edefen se acerco a la joven y le susurro en el oido. - Comienzo a entrenarte cuando terminemos la operación - dijo Edefen. Ryuko sonrió al haber escuchado eso.

Benthic y el grupo avanzo entre la muchedumbre, cerca a una estación del Monorriel que iban a saquear. Stormtroopers de la Legión 607th y Tropas de R-Sec se encontraban patrulland, posiblemente buscando por Edefen. Edefen entonces con un gesto indico a Benthic que se preparara. El Halcón de Ebano seria pilotado por T3, el cual los extraería una vez que la Operación terminara. Benthic volteo hacia un edificio alto y entonces movio los dedos. Un francotirador que lo observaba noto la señal y la envio con los otros Partisanos en el area. Una explosión entonces arrojo a varios civiles y militares. Los Partisanos que se encontraban entre la población se develaron y usaron blasters E-11 y A280C. Los Partisanos comenzaron a abrir fuego contra los Imperiales y fuerzas de R-Sec. Moroff comenzo a abrir con su bláster pesado y asesinaron a varios Imperiales. Edefen encendió su sable y bloqueaba los disparos enemigos, devolviendoselos a sus enemigos y asesinandolos.

- ¡Estamos bajo fuego enemigo! - exclamo un Stormtrooper por el comunicador. - ¿Quíen organizo el ataque? - pregunto un Comandante por el comunicador. - ¡Un Jedi! ¡Y varios Partisanos! - exclamo. - Enviare apoyo, tengan cuidado - dijo el comandante. El soldado entonces recibio un disparo en su cabeza, asesinandolo inmediatamente.

Tropas de R-Sec, portando trajes de color verde militar continuaban abriendo fuego contra los Partisanos. Un Partisano arrojo una granada, la cual estallo y acabo con varios Guardias. Edefen arrojo su sable y decapito a un grupo de Stormtroopers. Ryuko pateo a un soldado y entonces lo partio a la mitad con su sable de luz morado. Moroff arrojo una granada que entonces estallo y se llevo de por medio a un grupo de civiles. Benthic observo un caminante AT-ST que había llegado como apoyo. - ¡Preparen la artillería pesada! - ordeno el Tognarth. Los Partisanos entonces montaron torretas y comenzaron a disparar contra el AT-ST. El ataque sorpresa entonces daño severamente al inmenso vehículo, el cual cayo derribado y estallo. Pherus abria fuego con sus dos pistolas de mano y arrasaba con varios milicianos locales. Akira abria fuego con un rifle pesado y logro mantener a varios imperiales a raya. La confusión y el pánico civil entonces les dio una oportunidad. - ¡Rapido! ¡Apoderense del tren! - exclamo Edrio. Edefen y los Partisanos entraron al tren, entonces los terroristas comenzaron a abrir fuego contra los civiles y militares que se encontraban adentro. Los blásters acababan con todos los que estuvieran en su camino. No tenía que salir ningun testigo vivo de ese tren, así que por el bien de la operación, todos deberían ser asesinados en el interior. Edefen encendio su sable y partia a los militares y Stormtroopers que se interponian en su camino, asesinandolos rapidamente.

Akio Imamura, el piloto del tren se habia escondido detras de su silla, escuchando los disparos de bláster y los sables de luz blandiendose y cortando todo tipo de carne. Akio se levanto y se sento en su silla, entonces trato de activar el comunicador para informarle a Thul Yun. En ese momento, la puerta se abrio y Edefen entro a la cabina de mando. - ¡No saldras de esta! - exclamo. El piloto lanzo un grito desgarrador cuando el sable de luz lo perforo a el y la silla, dejandolo sin vida. Entonces Edefen retiro el cadaver del piloto y observo el cuerpo del copiloto, que se había suicidado. En ese momento, la niña que vio en Tython estaba a su lado. - Sabes que esto no es el lado luminoso, ¿No es así? - pregunto ella. - A veces hay que hacer actos díficiles para salir adelante, es matar o ser matado - dijo Edefen. - Estas rompiendo el equilibrio que hay en ti, estas induciendote por el lado oscuro... - dijo la niña. - Tu decides que camino tomar Edefen, tu decidiras... - dijo la niña.

Varios batallones de Imperiales llegaban avanzando de forma rápida para acabar con los Partisanos. Los Imperiales entonces procedieron a rodear el tren antes de que saliera. - Envien un equipo de reconocimiento, ahora - ordeno un Comandante Stormtrooper en una armadura altamente personalizada. - Si, comandante Might - dijo un Stormtrooper. En ese momento, el tren comenzo a avanzar de forma rápida y veloz. - ¡El Monorriel! ¡Lo han robado! - exclamo un Stormtrooper. - Dejenlos llegar a su destino, el Distrito Industrial, los alcanzaremos mas tarde - dijo Might.

Mientras el Monorriel avanzaba, el cual era controlado por HK-51, el resto de milicianos se encontraban esperando. Edefen se sento a reflexionar y observo el cadaver del piloto. En una de sus manos, traia una foto de su hija y su esposa. Edefen la tomo y vio lo felices que eran. Una vida que se había cobrado con tal de ejecutar el plan. Edefen sintio una presencia oscura en el tren. Posiblemente habían creado una herida en la fuerza gracias a la masacre de civiles que habían llevado a cabo. Edefen decidio guardarse la foto. El piloto yacía con los ojos abiertos, y su cara quedo petrificada en una expresión de horror. Edefen cerro los ojos del piloto y su mandíbula. - ¿Qué esta haciendo amo? - pregunto HK-51. - Nada, ¿Estamos cerca? - pregunto Edefen. - Llegaremos en diez minutos, prepara al resto para la misión - dijo HK-51.

Edefen entonces llego hacía un vagon con pasajeros y observo a los soldados Partisanos. - ¿Bien? ¿Cuál es tu plan? - pregunto Edrio. - Veran, primero que nada, necesito que cinco escuadras ataquen distintos puntos del Distrito, Edrio, comandaras una en la zona delta, Moroff, comandaras la zona alpha, Akira, comandaras la zona beta, Pherus, comandaras la zona gamma, y Benthic, vendras conmigo y un batallón de tus mejores hombres - ordeno Edefen. - ¿Preparo cargas explosivas? - pregunto Benthic. - Afirmativo - respondió Edefen. - La Operación: Espada Sangrante comienza ahora mismo - dijo Edefen.

Operación: Espada Sangrante - Parte II

Revocs Prime, Region de las Colonias, 1 ABY

Thrawn observo el inmenso distrito Industrial, donde las fábricas de armaduras vivientes. - ¿Esta seguro esto? - pregunto Mara. - No totalmente, aun dejamos un cabo suelto, informale al General Riks que haremos otra grabación - dijo Thrawn. - ¿Qué intentara? - pregunto Mara. - Atraeremos a Edefen a una trampa - dijo Thrawn. En ese instante, una serie de explosiones comenzaron a destrozar varios complejos. - ¿Qué esta sucediendo? - pregunto Thrawn. - ¡Son rebeldes! ¡Vayan a por ellos! - exclamo un Cápitan de R-Sec. 

Edefen y los Partisanos avanzaron entre las calles atestadas de gente. Un tanque de carga Imperial se encontraba patrullando la zona. Benthic con un ademán indico que comenzaran el ataque. Los Partisanos desenfundaron sus armas y comenzaron a abrir fuego. Los disparos asesinaron a varios Stormtroopers los cuales cayeron muertos. - ¡Nos atacan! - exclamo un Stormtrooper. Un detonador térmico cayo no muy cerca de el. - ¡No! - grito aterrorizado. La explosión acabo con el e inutilizo el tanque imperial. Una serie de explosiones entonces comenzaron a oirse. - ¿Son de los nuestros? - pregunto Edefen. - No, nosotros somos los únicos con cargas explosivas - dijo Benthic. Ryuko habia ido con ellos y observo las explosiones. - ¿Playa Nudista? - se pregunto Edefen.

Pherus y sus Partisanos abrían fuego en una plaza contra las tropas de R-Sec que había, logrando asesinar a varios de los militares. Los disparos hacían caer a las fuerzas enemigas una por una. Pherus esta vez hacia uso de un rifle DC-15 para eliminar a los enemigos. Los disparos resonaban por toda la plaza y los trabajadores trataban de escapar. Entonces un AT-ST emergio. - ¡Maldita sea! ¡Concentren el fuego en el AT-ST! - ordeno Pherus. En ese momento, el AT-ST estallo en pedazos. - ¡¿Qué?! - pregunto sorprendido. Varios milicianos equipados en armaduras bastante ligeras de coloración negra aparecieron, apuntando contra los rebeldes. - ¿Quíenes son estos? - pregunto Pherus. - ¡Somos soldados de playa nudista! ¡Luchamos contra la maldad corporativa de Revocs! - exclamo un sargento. Pherus comenzo a reír cuando escucho eso. - Playa Nudista, jajajajjajajja - carcajeaba el Mandaloriano. Entonces Jason Warner emergio entre todos ellos. - Vaya, Pherus Wren, veo que estas aquí por tu amigo Jedi - dijo el asesino. - ¿Qué piensan hacer? - pregunto Pherus. - Solo dime donde esta, no te haremos daño - dijo Jason. - ¡Mientes! ¡Acabenlos a todos! - ordeno Pherus. Los Partisanos entonces comenzaron a abrir fuego contra los soldados semidesnudos. Jason tomo cobertura y disparaba con un DH-16. Pherus se mantenía abriendo fuego desde su posición. Un  Partisano disparo con un lanzacohetes y asesino a varios miembros de Playa Nudista. Los soldados enemigos llevaban poca cobertura, ropa desgarrada y no llevaban pantalones, mas que una pequeña prenda que cubria sus partes. El resto era mochilas militares, munición acoplada en un cinturón, y un casco similar al que usaban los soldados de la alianza rebelde. Los disparos resonaban a traves de la plaza. Jason arrojo una granada y asesino a varios Partisanos. Entonces tomo su espada y corrio hacia Pherus. Pherus abrio fuego pero Jason esquivo los disparos uno a uno. Entonces con un movimiento rápido se deslizo y uso su espada. Pherus sintio un fuerte dolor en el vientre y entonces se dio cuenta de la vibroespada atravesando su armadura. - Maldito Mercenario, encontrare a Edefen cueste lo que cueste - dijo Jason. Pherus vomito sangre en su casco, herido. - No.... - respondio de forma seca. Pherus traía un detonador térmico en su mano y entonces lo activo.

Akira y sus tropas habían caido hacía una trampa por parte de R-Sec. - ¡Acaben con los terroristas! - exclamo un Cápitan. Akira abria fuego constantemente con un DC-15 y asesino a varios operativos. Otros de estos se cubrían detras de vehículos o construcciones. - ¡Sigan avanzando! - exclamo Akira. Los Partisanos de Akira comenzaban a movilizarse rápidamente abriendo fuego contra los operativos. Entonces un AT-ST emergio de una calle y comenzo a disparar contra ellos. Los Partisanos gritaban cuando los disparos del AT-ST los alcanzaban. Akira observo al enorme vehículo apuntando hacia ella. Entonces cerro los ojos. Benthic y sus tropas avanzaban a traves de los callejones y se acercaban hacia la Torre Kiryuin. El enorme reactor era visible, ya que se encontraba en medio de la torre. Benthic y sus tropas avanzaron lo más rapido posible para llegar, pero entonces se vieron emboscados. Los soldados de playa nudista comenzaron a disparar contra los Partisanos. - ¡Maldición! - exclamo Benthic. - ¡Benthic! ¡Ordena a todos los escuadrones que se reorganizen y tomen la torre! - exclamo Edefen. Uno de los disparos entonces dio en el traductor de Benthic. - ¿Du-la-ka? ¡Bo-zu-da! - exclamo enfurecido. Benthic levanto su rifle pesado y abrio fuego contra uno de los milicianos, asesinandolo. 

Los Partisanos entonces continuaron abriendose paso entre los rebeldes y las fuerzas de R-Sec. La batalla entre ambos bandos les permitió avanzar lo más rapido posible entre el Distrito Industrial, que ahora era una zona de guerra. Cazas TIE sobrevolaban el cielo, abriendo fuego contra los distintos objetivos terrestres. Moroff y Edrio llegaron acompañados de sus tropas. - Sufrimos bajas por parte de Playa Nudista y los Imperiales, creo que los escuadrones de Pherus y Akira han caído - dijo Moroff. El Gigoran abrio fuego con su bláster pesado. Edefen se quedo callado al escuchar eso. Las personas que lo habían cuidado como parte de su familia, ahora no estaban. Geedo entonces observo cañoneras LAAT descendiendo. - Parece que nuestros amigos Imperiales vienen - dijo Geedo. - ¡Escuchen bien! ¡Este día lo recordaremos como la vez que destruimso el proyecto armamentístico mas peligroso del Imperio! ¡Vengaremos a aquellos que murieron en esta zona! ¡Por la República! - exclamo Edefen mientras encendia su sable. Los Partisanos se unieron a su llamado de guerra y entonces avanzaron.

Edefen y los Partisanos avanzaban entre tiros hasta que encontraron una escuadra de playa Nudista. Los soldados comenzaron a disparar contra los Partisanos, pero Edefen bloqueaba los disparos enemigos y devolvía los disparos. Los Nudistas caían muertos tras recibir el fuego crudo del disparo, mientras lanzaban un grito de agonía debido al calor del disparo. Edefen dio un salto y entonces le corto la cabeza a un soldado enemigo. Los otros trataron de abrir fuego, pero Edefen logro deshacerse de ellos fácilmente con su sable. Los soldados de playa Nudista entonces se vieron obligados a huir. Edefen acababa facilmente con los que intentaba escapar, haciendo uso de su sable y rebanando a sus enemigos.

Benthic y los Partisanos entraron hacia la torre, abriendo fuego contra los trabajadores y fuerzas de seguridad. Los gritos de agonía de la multitud provocaban un aire monótono en la zona. - ¡Bien! ¡Benthic, dirigete al reactor principal con tus tropas y planten las cargas explosivas! - ordeno Edefen. Benthic asintió. - ¡Fo-zu-da! - exclamo el alienígena ordenandole a sus tropas avanzar. Entonces, un panel hológrafico se activo junto a Edefen. - Vaya Jedi, llegaste algo tarde - dijo Edefen. - ¿Donde esta Dion? - pregunto Edefen. - Estamos en el mismo edificio que tú, en la planta alta - dijo Thrawn. - No te creas tan listo, los encontrare - dijo Edefen. El Jedi entonces abrio un elevador, donde se encontraban unos hombres de negocios. Edefen encendio su sable de luz y entonces comenzo a rebanar a sus víctimas.  Ryuko se encontraba en el tren y observaba la batalla. - ¡Deberíamos ayudarlos! - exclamo ella. - El amo Edefen me ordeno específicamente que te vigilara - dijo HK-51. - ¿Cuál es tu misión prioritaria? - pregunto ella. - Proteger al Amo Edefen - dijo HK-51. - ¡Entonces qué esperas! ¡Vamos! ¡Esta en problemas! - dijo Ryuko. Ella encendio su sable morado y salio junto con HK-51. 

Benthic y los pocos hombres que quedaban llegaron a la sala del reactor. Solo quedaba el, Moroff, Edrio y unos pocos Partisanos. - ¿Qué vamos a hacer cuando implantemos las cargas? - pregunto un novato. - ¡Callad novato! ¡Tenemos la situación bajo control! - exclamo enfurecido Edrio. - ¡Fo-zu-da! ¡Ti-la-ka! - exclamo Benthic. Benthic le dio una cachetada al novato. Moroff entonces implanto las cargas explosivas y puso la cuenta regresiva de quince minutos. - ¡Bien! ¡Llamemos a T3! - exclamo el novato.

Edefen subio el elevador y fue recibido por tropas de R-Sec. Los soldados trataban de abrir fuego contra el, pero Edefen lograba desviar sus disparos. Los disparos rebotaban contra los soldados y los asesinaban. El Jedi entonces arrojo a varios de estos con la fuerza y avanzo por la planta alta. Entonces Stormtroopers con armaduras de franja verde lo rodearon. - ¡Alto! - exclamo Might. Todos los Stormtroopers lo tenían en la mira. - ¿Might? Creí que, eramos amigos... - dijo Edefen. - Solo obedezco ordenes, no crei que fueras a convertirte en uno de estos terroristas - dijo Might. - Solo hago lo que es necesario - dijo Edefen. - Solo obedezco ordenes muchacho, lo siento... - dijo Might. - ¿Y Acaso crees que sea correcto? - pregunto Edefen. Might se quedo pensando. El comandante levanto su torreta y entonces comenzo a cargarla. Edefen cerro los ojos al estar rodeado. Might abrio fuego con su torreta contra los otros Stormtroopers de la Legión. - ¡Huye Edefen! ¡Huye! - exclamo Might. El Comandante Clon abria fuego de forma violenta contra los otros Stormtroopers, pero estos lograron cubrirse. Uno de ellos disparo contra la pierna de Might y lo dejo herido. - ¡Ugh! - exclamo Might. Might continuo abriendo fuego con su torreta, y entonces los soldados que alguna vez fueron sus hermanos comenzaron a abrir fuego contra el.

Edefen se acerco hacia la sala del trono de Thul Yun. Allí se encontraba el, observandolo fijamente. - Ah, Edefen Shan, creo que te estaban esperando - dijo Yun. Entonces Mara Jade encendió su sable. - ¡Alto! - exclamo Thrawn. Thrawn venia acompañado de dos Deathtroopers, y uno de ellos tenía prisionera a Dion. - Veo que hiciste un desastre total con tal de llegar aquí, me impresionas - dijo Thrawn. - Eres tenaz, pero eso no te salvara - dijo Thrawn. Edefen encendio su sable de luz y entonces ataco a Thrawn, pero cuando dio su estocada, un escudo de la fuerza lo protegió. Un pequeño Ysalamiri de color amarillento se deslizo por su cuello y le saco la lengua a Edefen. Edefen trato de usar un choque de la fuerza contra el, pero el escudo Ysalamiri lo protegió. Yun comenzo a reír al observar la escena. - ¡Patético! ¡Un Jedi no puede con un Almirante! - dijo entre carcajadas. Thrawn con un ademán le ordeno a Mara que lo asesinara. Mara encendio su sable de luz y corrio hacia el. - ¡Espera! ¡No! - grito horrorizado. Mara entonces dio un tajo en el vientre, partiendo a Yun por la mitad. El cuerpo sin vida de Yun cayo en el suelo. - Ya no nos eras de necesidad, como tu tonto planeta, has perdido frente a un grupo de rebeldes desnudos, pagaras caro por no haber llevado tu trabajo a cabo como se debía - dijo Thrawn. Los Deathtroopers entonces volvieron a centrar su atención en Edefen.

El Jedi entonces encendio su sable y trato de acabar con Thrawn, pero el escudo de la fuerza bloqueaba las estocadas de Edefen. Mientras Edefen atacaba violentamente, Thrawn comenzo a observar sus uñas y limpiarlas. En ese instante, saco una libreta y comenzo a escribir y detallar los ataques de Edefen. - Bien, mi turno - dijo Thrawn. El Chiss entonces le dio un golpe a Edefen y lo dejo desarmado. El Sable del Jedi cayo en el suelo, rodando. Los dos comenzaron a luchar cuerpo a cuerpo, pero Thrawn era bastante bueno y fornido a la hora de combatir. Un golpe de Thrawn en el toráx dejo a Edefen retorciendose. Thrawn pateo a su contrincante y propino otro golpe en su rostro. El casco de su armadura quedo abollado y el Jedi cayo al suelo. Edefen se levanto y trato de soltar otro golpe, pero Thrawn tomo su brazo y lo torció. El Jedi Gris lanzo un grito de dolor agonizante. 

Benthic y los Partisanos, entre ellos Geedo avanzaron a través del edificio Kiryuin, abriendo fuego contra los Imperiales, R-Sec y trabajadores que trataban de escapar. Los disparos acababan con todos los soldados enemigos y no dejaron ningun superviviente en la zona. - ¡Bien! ¡Hay que irnos! - exclamo Moroff. Un disparo entonces fulmino la cabeza de Geedo. Un Stormtrooper de la 706th abrio fuego, pero Moroff comenzo a descargar su munición pesada en el. Cientos de disparos acribillaron al Stormtrooper y dejaron su cuerpo quemado. - ¡Uh-cha-da! - ordeno Benthic. Moroff dejo de disparar y el grupo continuo escapando. Edrio entonces envio una señal de auxilio a T3, para poder escapar en el Halcón de Ebano.

Edefen trato de levantarse, pero estaba herido. Thrawn entonces cargo su pistola y apunto a Edefen. - Es tu fin Edefen - dijo Thrawn. Ryuko entonces pateo una puerta y blandio su sable. Los Deathtrooper abrieron fuego contra ella y bloquearon los disparos. Thrawn apunto hacia ella y disparo, dejandola herida. Una sacudida entonces comenzo a sentirse en el edificio. - ¡Reactor Nuclear Comprometido! - exclamo una voz mecánica. - ¡Hay que irnos! - ordeno Thrawn. - ¡Pero lo tienes de rodillas! ¡Aprovecha la oportunidad! - exclamo Mara. - Si, fue divertido cazarte Edefen, me gustaría dejarte ir y tener una mejor oportunidad para acabar contigo, y obviamente en mejores condiciones - dijo Thrawn. - ¡Dejen ir a Dion! - ordeno Edefen. - Bien, te lo has ganado Jedi - dijo Thrawn. Un Deathtrooper dejo ir a la joven, y entonces escoltaron al Almirante y Mara.

Los Imperiales abandonaron en una Lanzadera Clase-Lambda. Edefen observo la nave partir. Ryuko ayudo a Dion a pararse. La Miraluka se encontraba callada, sin producir sonido alguno. Muchas explosiones comenzaron a suceder, y varias naves trataban de evacuar. - ¡Estamos perdidos! - exclamo Ryuko. - Vamos T3, vamos... - susurro entre dientes. HK-51 entro mientras disparaba contra fuerzas de R-Sec. Los soldados abrian fuego con sus rifles A280C, pero HK-51 activo su lanzallamas y comenzo a tostar vivos a los soldados. Sus gritos en agonía le provocaban un placer tremendo al droide, y generaban en el una sed implacable de sangre. - ¿Cuándo volveremos a hacer algo como esto amo? - pregunto HK. - Hasta que tengamos otra misión suicida - dijo Edefen. El Halcón de Ebano entonces arrivo y Benthic extendio su mano. - ¡Fo-zu-da-na! ¡Edefen-Zu-kili! - dijo Benthic. Edefen no comprendia el idioma Tognarth, pero entendio lo que trataba de decir. - ¡Salten! - ordeno Edefen. Ryuko, Dion, Edefen y HK-51 saltaron al Halcón, el cual comenzo a despegar y abandonar la atmósfera.

Edefen observo desde la cabina de pilotaje una pequeña explosión en el espacio, pero aquella explosión comenzo a incrementarse y arrasar con terreno. - ¡Las señales de radiación en el planeta se han disparado! - exclamo HK-51. T3 genero una especie de pitido, asombrado. A pesar de que destruyeron la fábrica principal de armaduras de vida, no habían derrotado al Imperio. Pero eso les dejaria una advertencia, le mostraría a la galaxia que el Imperio no era invencible. Los Partisanos sobrevivientes entonces comenzaron a celebrar. La felicidad por haber ganado de Edefen se perdio, y entonces sintio un fuerte vació. Akira, Pherus, Geedo, ninguno de ellos seguía vivo y no podría celebrar la victoria con ellos. Entonces Edefen observo a aquella niña. - Este fue tu castigo, habras triunfado en tu misión, te habras llevado muchas vidas, pero has perdido a tu familia por tus actos - dijo la niña antes de desvanecerse.

Un Nuevo Destino

Jedha, Regiones del Borde Exterior, 1 ABY

El Halcón de Ebano se encontraba sobre la desértica luna de Jedha. - Wu-za-da, Edefen-da, Jedi-kala, Suc-ose - dijo Benthic. - Bien, entonces la misión fue un éxito, esto el dara una advertencia al Imperio y los mantendra alejados de nuestras operaciones por un tiempo, hiciste bien Benthic, por ende seras el segundo al mando. Benthic entonces lanzo una especie de sonido de emoción. - ¿Quién mato un animal? - pregunto Ryuko al escuchar. - ¡Bo-zu-da! - exclamo Benthic. Dion se encontraba en el dormitorio del Halcón, el único que había. Edefen entro y observo a la Miraluka, sentada en cuclillas. - ¿Estas bien? - pregunto Edefen. - Me torturaron, sufri mucho, pero ahora estoy bien - dijo ella. - Edefen, percibo que ya no eres el mismo Jedi noble de hace diecinueve años, puedo sentir miedo, furia, ira, asesinaste gente inocente, no eres el mismo que conoci... - dijo ella. Edefen se sento y removio su mascara. - He perdido muchas cosas en esta guerra, la Caída de la orden y la muerte de Pheng me incitaron a actuar de formas extremas, trabajar con extremistas rebeldes, y me he convertido en lo que soy ahora, lamento no ser el mismo nombre que conociste hace diecinueve años... - dijo Edefen. - Edefen, se que hay conflicto en tí, pero, espero que esta nueva Padawan tuya pueda devolverte a la luz, por que te amo, y quiero que regreses a la luz, conmigo... - dijo Dion. La Miraluka y el Humano entonces compartieron un beso cálido, y los dos se tiraron a la cama del dormitorio. Moroff y Benthic abrieron la puerta del dormitorio. - ¡Edefen! Saw tien.... - dijo Moroff al observar. - Fu-chi-da-na-wa, pri-va-ced - dijo Benthic. Moroff cerro la puerta y entonces activo un bloqueo, el cual solo se rompería con una clave de seguridad. 

Coruscant, Regiones del Núcleo, 1 ABY

El Inquisitor se encontraba sobre la órbita de la enorme urbe de Coruscant. Thrawn y Mara se encontraban comunicandose con el Emperador. - Mara Jade, parece que no hiciste nada en tu cacería, y Thrawn se llevo el crédito - dijo ella. - ¡El hizo todo! ¡No me dejo hacer nada! - exclamo enfurecida. - Ella no ha tenido éxito en darle muerte, dudo que lo hiciera ahora - dijo Thrawn. - ¡Mientes! - exclamo ella. - Creo que pondre a alguién más en su lugar, la Almirante Rocwyn ha tenido un mejor éxito en sus operaciones... - dijo ella. - Me niego a aceptarlo, tengo un mejor historial estrátegicamente Emperador, no vaya a dejar a una Almirante que recien ha ascendid... - dijo antes de ser interrumpido. - ¡Silencio! ¡Mi decisión ha sido tomada! - exclamo Sidious. La transmisión se corto y Thrawn se encontraba furioso. - ¿Qué haremos? - pregunto Mara. - Un Jedi no es tan importante si lo pensamos bien, pero creemos que tiene lazos con movimientos rebeldes, debemos capturarlo y obtener la información util, después podemos acabar con el - dijo Thrawn.

Estación Five Points, Regiones del Borde Exterior, 0 DBY

Edefen avanzo encubierto entre la urbe de la Estación Five Points. Distintos exiliados de las regiones principales avanzaban entre la población. Devaronianos, Weequay, Twi´lek, Humanos, Pantoranos, Gigoran, entre otras especies. Edefen observo a los Stormtroopers charlando entre sí, sin saber de que hablaban. - Bien, Edrio, dime la misión - dijo Edefen. - Sí, ehm, bueno, tienes que rescatar a un Rayeth de los Partisanos de Blue, si, rescatalo, evita que delate las operaciones Partisanas en el sistema y asesina a la Almirante Rocwyn - dijo Edrio. - Entendido - dijo Edefen. El Jedi cargo su rifle E-11 y se preparo para atacar.

Edefen avanzo frente a la oficina Imperial de la estación. - Oiga, usted no esta registrado - dijo un Stormtrooper. Edefen entonces uso la fuerza y le volteo la cabeza a su enemigo. Edefen vigilo que no hubiera nadie y encendio su sable de luz, comenzando a rebanar la puerta. Edefen pateo la puerta y entro en la oficina. Mientras avanzo observo a una Comandante Imperial jugando algun juego de azar con un droide. - ¿Tan bajo ha caído el Imperio? - se pregunto Edefen. El guerrero avanzo entre la oficina y llego hacia una región un tanto desoladora. Allí observo el cadáver de un anfibio, encadenado a una pared. Su piel azul tránslucido había palidecido bastante, el alienígena poseía una membrana que conectaba la cabeza con sus dedos, y otra membrana que conectaba los dedos de las manos con sus pies, dandole una forma similar a un diamante. Edefen estaba horrorizado, el contacto de Saw que deberia salvar estaba muerto.

En ese instante varios Deathtroopers equipados con picas de fuerza y armas pesadas lo rodearon. Un aplauso comenzo a escucharse en la oscuridad. - ¡Bravo! ¡Bravísimo! - exclamo la Almirante Rocwyn. La Comandante se levanto y llevaba un rifle E-11, apuntando a Edefen. - Sabemos quien eres Edefen, Caballero Jedi, responsable de la destrucción de Revocs Prime y su población, el Almirante Thrawn fue el único que logro detenerte, peleando claro esta, pero te dejo ir, pero yo, la almirante Rocwyn, te he capturado sin esfuerzo alguno - dijo ella. Un Deathtrooper le quito su sable de luz. - Regularmente, siguiendo la Orden de acabar con todos los sensibles, te mataría, pero el Emperador me dio la libertad de hacer lo que quisiera contigo, así que te enviare a trabajo pesado en Wobani - dijo ella mientras sonreía. - No, Wobani no - dijo Edefen. El Jedi escucho historias de Wobani, un mundo prisión con condiciones de vida terribles. El promedio de vida en aquel mundo eran solo cinco años. Los Deathtroopers pusieron cadenas en el Jedi.

Coruscant, Regiones del Núcleo, 0 DBY

Thrawn observo la transmisión de la almirante Rocwyn. - Hoy, he capturado al Jedi responsable de la destrucción de Revocs Prime, ¡Salve al imperio! - exclamo Rocwyn. - Bueno, lo único que salio bien de Revocs Prime fue que muchos sistemas dudan de los Partisanos, pero la Almirante Rocwyn se esta colgando de esto, tantos fieles al Imperio que murieron en ese mundo, y esta Almirante solo los usa para presumir su logro - dijo Mara. - Calma, tengo un plan para todo esto, ella lo enviara a Wobani, cree que lo tendra allí como su capricho, pero no, el Jedi es inteligente, escapara, y confiare en eso - dijo Thrawn. - Pero, el Emperador... - dijo ella. - Calma Mara, el Emperador no se enterara - dijo Thrawn.

Wobani, Regiones del Borde Exterior, 0 DBY

Los Deathtroopers escoltaban a Edefen a traves de los pasillos de la prisión de Wobani. Los prisioneros que lo veían llegar comenzaron a abuchar al Jedi tan solo verlo. Edefen portaba unas túnicas de color cafe, características de los prisioneros de Wobani. - ¡Moriras maldito! ¡Moriras como todos! - exclamo un viejo loco. - ¡No eres bienvenido! ¡Te mataremos! - exclamo una criatura de aspecto perruno.

Edefen entonces fue avanzando hacia una celda particularmente curiosa. En la celda se encontraba un alienígena con una cara llena de tentaculos. La criatura se encontraba sentada, y en cuanto observo a Edefen genero un resoplido de desaprobación. El Deathtrooper abrio la celda y dejo entrar a Edefen, pateandolo. Edefen cayo en el suelo, y escupio sangre por la caída. - Disfruta tu nuevo hogar, traidor - dijo el Trooper. A Edefen le extrañaba el porque de haber sido enviado allí, al haber dejado estéril a un planeta, debio haber sido enviado al nivel superior. Lo que sea que estuviese haciendo Rocwyn, era extraño.

El alienígena observo a Edefen un momento. - Tu no me agradas - dijo al observarlo. - No es como si me cayeras bien tampoco - dijo Edefen. El alienígena le rugió al oirlo. - ¡Para! ¡No debemos matarnos entre nosotros! - exclamo una mujer. Edefen la observo. - ¿Jyn? - pregunto. - ¿Como terminaste aquí? - pregunto Jyn. - Revocs Prime, no fue buena idea - dijo Edefen. - Escuche de lo que hiciste allí, pero pense que escaparías, ¿No deberías ir al nivel superior? - pregunto ella. - Rocwyn, ella me emprisiono y me envio aquí, por qué, no lo se - dijo Edefen. Jyn le dio la mano y ayudo a levantarse al Jedi. - Veo que dormiras en el suelo, las dos ya ocupamos lugar - dijo Jyn. Edefen observo a su compañera. - ¿Ella es una hembra? - pregunto Edefen. - ¡Ya me hartaste idiota! - exclamo ella. La alienígena trato de ahorcar a Edefen, pero este la empujo con la fuerza. Ella se limito solo a resoplar. - ¡Seguiras viva mientras estes con el, Hallik! - exclamo el alienígena. Un Stormtrooper de prisión entonces abrio la celda. - ¡Eh! ¡Es hora de laborar! - exclamo el Stormtrooper. - Aquí nos separamos, nos vemos - dijo Jyn. Los tres fueron escoltados a distintas zonas de trabajo.

Edefen fue escoltado por los Deathtroopers hacia un Turbotanque Juggernaut. El vehículo de gran tamaño de la guerra de los clones ahora era usado para transportar prisioneros, y había sido desarmado casi en su totalidad. Edefen fue escoltado y entonces vio el destino al que se dirigían. <<Minas>>.  Edefen bajo su rostro y entonces el turbotanque arranco. El vehículo traqueteaba en el camino debido al terreno de Wobani, y eso sacudía a los prisioneros de la nave. Entonces el inmenso vehículo se detuvo. Edefen sintio una presencia y volteo hacia atrás. La niña que se le había manifestado estaba allí, una vez más. - Veo que tus acciones han traido un gran costo, y vendran más Edefen Shan, ha menos que encuentres redención y abandones tus actos extremistas - dijo la niña antes de desvanecerse.

Edefen fue escoltado hacia las minas. Con una soga, se amarro y comenzo a descender sobre una fisura que llevaba a la mina. Los Stormtroopers descendían en un elevador, mientras que los prisioneros comenzaban a minar. Edefen cargo su pico laser y entonces abrio fuego. El disparo fulminaba la roca y generaba un corte perfecto, con una tremenda presición quirurgica. Edefen comenzo a cortar la piedra y obtuvo un bloque de Dolovita, un mineral preciado. Edefen tomo el pedazo de mineral, no mas grande que una naranja y lo guardo en su mochila. Edefen comenzo a repetir la tarea una y otra vez.

La enorme capa de polvo que cubría al planeta imposibilitaba ver el atardecer en Wobani, pero podían notar cuando se hacía tarde gracias a la oscuridad de las nubes. Edefen en su jornada había logrado obtener alrededor de veinticinco bloques de roca, pero solo uno de ellos tenía un mineral precioso. Edefen estaba cerca del suelo, y entonces observo a Jyn. Los dos cruzaron miradas por un momento. - ¡Ustedes dos! ¡Vuelvan al trabajo! - ordeno un Stormtrooper. Entonces el llanto de una pequeña niña comenzo a escucharse. Una niña de rasgos aviares lloraba debido al maltrato de sus supervisores. Un Stormtrooper pateaba constantemente a la pobre niña. Edefen entonces cargo su pico láser y volteo hacia los Stormtroopers. - ¡¿Qué demonios!? - exclamo un Stormtrooper. Edefen apunto hacia ellos y entonces, aterrorizados, los Stormtroopers trataron de abrir fuego. Edefen disparo contra las amarras del elevador, el cual comenzo a caerse. Los Stormtroopers cayeron al suelo gritando de terror. Edefen se libero de su soga y disparo con su pico hacia un Stormtrooper. El disparo destruyo la armadura y dejo un hoyo en el soldado, la sangre comenzaba a brotar del cuerpo de este. El casco del soldado de asalto se cayo y comenzo a vomitar sangre. Edefen tiro su pico y se preparo para pelear. 

- ¡Detenganlo! - exclamo un Stormtrooper. Los Stormtroopers comenzaron a abrir fuego contra el, pero Edefen esquivaba los disparos y entonces golpeo a un Stormtrooper. Edefen golpeaba a los soldados de asalto y entonces uso a uno para bloquear disparos. Edefen tiro al cadaver y pateo a otro Stormtrooper. El jedi tomo un rifle E-11 y comenzo a abrir fuego contra varios Stormtroopers que trataban de detenerlo en la fisura. Jyn se libero y comenzo a ayudar a Edefen en la batalla. Jyn dio un salto y pateo a un Stormtrooper, noqueandolo. - Vaya, Saw te enseño bien - dijo Edefen. Jyn le arrebato un vibrocuchillo a un Stormtrooper y le corto la garganta. - Gracias, tampoco peleas mal, Jedi - dijo ella. El último de los Stormtrooper portaba un rifle pesado y comenzo a abrir fuego. Jyn se agacho y entonces Edefen levanto al Stormtrooper con la fuerza. El Stormtrooper fue arrojado con tal fuerza contra una pared que murio asesinado. Los dos se encontraban cansados y sudaban, intentando recuperar energías. Entonces los Deathtroopers descendieron en un elevador y apuntaron contra ellos. Los Deathtroopers comenzaron a abrir fuego contra ambos, Jyn y Edefen.

Edefen y Jyn habian sido enviados de nuevo a sus celdas. - Lo que hiciste allá tengo que admitir que fue valeroso, y aguantaste mas que los otros que han intentado escapar, la última que vi rebelarse murio intentando escapar de aquí - dijo Jyn. - Tú no peleaste mal, pudiste haber sido una gran Partisana - dijo Edefen. - Prefiero mantenerme en medio, hace años, conoci a una famila en Skuhl, Akshaya y Hadder Ponta, me enamore de su hijo, Hadder, todo era bueno, hasta que los Partisanos llegaron al planeta, reclutando gente, y el Imperio llego, una batalla entre ambos bandos sucedio, y en esa batalla se llevaron a Hadder, desde entonces, he odiado a ambos bandos, y prefiero no enrolarme en la guerra... - dijo Jyn. - ¿Entonces por qué me ayudaste? - pregunto Edefen. - Pense que sería lo correcto, tu me salvaste en Lokori, era hora de devolverte el favor - dijo Jyn. - ¿Algo más? - pregunto Edefen. - Vi a Hadder reflejado en ti, ambos eran tenaces, querían luchar por la libertad, pero veo que estaba equivocada respecto a ti, al ver lo que hiciste en Revocs Prime, pero, todavía hay algo de bien en tí - dijo Jyn. - Sabes, de haberlo sabido, no te habria obligado a ayudarme, Jyn, eres una mujer fuerte e independiente, he conocido a pocas como tu, y tienes un gran futuro por delante, cambiaras la galaxia, lo puedo sentir, esto no es el final, lo se - dijo Edefen. - Pues, espero que tu intuición este en lo correcto, mañana nos llevaran a nuestra ejecución en las granjas de humedad, pero, ahora me has dado algo que creí perdido, un pequeño rayo de esperanza - dijo Jyn. - Sabes, esta plática, también me esta dando una pequeña esperanza, tal vez, y solo tal vez, logremos derrocar al Imperio, pero solo eso se basara en cooperación - dijo Edefen. - La rebelión y el Imperio me han quitado mucho, pero tu, tu puedes cambiarlo, un Jedi, un solo Jedi puede hacer grandes cosas, tal vez tu puedas cambiar esta guerra... - dijo Jyn. Edefen le sonrio y entonces los dos se dieron un abrazo. - ¡Quieren callarse con sus charlas emotivas de muerte! ¡Quiero dormir! - exclamo enfurecido la alienígena con la que compartían cuarto.

El Turbotanque los llevo a ambos hacía su ejecución. Entre los prisioneros que escoltaban, se encontraban otros prisioneros, probablemente amigos de la rebelión. La alienígena parecía haber tenido relaciones con ellos, por lo que seria llevada a su ejecución. Edefen y Jyn intercambiaron una mirada seria por un momento. Pero entonces, el turbotanque se detuvo. - ¿Qué sucede? - pregunto un Stormtrooper. - No lo se, debieron detenerse para una recolección - dijo otro. La puerta del turbotanque entonces estallo y arrojo al Stormtrooper. Una ráfaga de disparos entonces asesino a otro de los Stormtroopers. Comandos de la Alianza para Restaurar la República. - ¡Hallik! ¡Liana Hallik! ¿Tú eres Liana Hallik? - pregunto el comandante. Jyn asintió. El comandante comenzo a liberarla, pero entonces Jyn se escapo y lo noqueo. Jyn tomo una pala y noqueo a otro soldado, entonces salio del turbotanque. Edefen atrajo una llave con la fuerza y se libero. La alienígena se esforzaba para caminar y escapar. Edefen dio un salto y entonces lo detuvo un droide de seguridad imperial. Este lo tomo por el cuello y apreto al Jedi, antes de azotarlo contra el suelo. - ¡Te estamos rescatando! ¡No te resistas! - exclamo K2-SO.

Los soldados rebeldes cubrieron a Edefen con una manta y lo escoltaron. - ¡Ya tenemos sus pertenencias! ¡Cámine rapido! - exclamo el comando. Edefen y Jyn fueron escoltados hacia un U-Wing, el cual comenzo a despegar del planeta. Cuando paso la densa capa de nubes, observaron al inmenso mundo de coloración gris. El polvo estelar rodeaba al planeta, dando una hermosa vista panoramica. - Te dije, algo grande pasaría - dijo Edefen. Jyn a la vez estaba feliz con el Jedi, pero compartir espacio con la rebelión no era algo precisamente satisfactorio.

Decisión

Yavin 4, Regiones del Borde Exterior, 0 DBY

La U-Wing descendió en la superficie del planeta, donde había una enorme base rebelde construida dentro de uno de los templos Masassi. Edefen observo aquellas enormes estructuras construidas por una antigua raza miles de años antes. Edefen estaba sorprendido, los rebeldes que alguna vez estaban divididos en varias celúlas, ahora estaban unificados bajo una sola bandera, pero los Partisanos estaban fuera de aquella alianza.

Edefen fue escoltado por los pasillos de la nave y entonces se le ordeno que tomara asiento dentro de una sala de reunión, había varios paneles hológraficos que representaban mapas de sistemas estelares enteros, toda una inmensa celúla que actuaba en las sombras, preparandose para el conflicto. - Espera aquí hasta que Mon Mothma llegue - ordeno. Edefen espero y entonces observo a aquella niña frente a el. - ¿Por qué me has traido aquí? - pregunto Edefen. - Todo fue un plan mío - respondió ella. - ¿A Qué te refieres? - pregunto Edefen. - Esa niña, el propósito era guiarte hacia un camino de forma indirecta, demostrarte que en esta guerra podrías luchar bajo otro camino, no tienes que seguir a la rebelión y el Imperio, pero eso es tu decisión Edefen, te he traido lejos, a ti y a Jyn, ahora puedes decidir, luchar con la Rebelión, luchar con el Imperio, luchar por tus propios medios, o ser pasivo, Jyn te lo dijo, ahora tu tienes que decidir... - dijo la niña. La joven entonces se desvaneció. Un par de figuras humanas entraron en la habitación, cubiertos principalmente en un ropaje elegante, eran Senadores. - Tu debes ser Edefen - dijo una voz femenina. - Así es, Mon Mothma, finalmente nos conocemos... - dijo Edefen.

FIN

Capítulo Anterior / Capítulo Siguiente