FANDOM


Rise of a Jedi - La Gran Purga

Orden 66 - Portada

La Guerra de los clones se acerca a su final, mientras la republica y la orden jedi llevan a la victoria a su ejercito, en secreto, se ha preparado un plan que haria un Nuevo Orden Galactico, un cambio de la guardia se avecina.......

Prologó: Utapau

Año: 19 ABY

Los lideres separatistas estaban desesperados. Todos sus planes para derrocar a la republica se habian ido por el caño. El Artefacto de Rhem Var fue interceptado por la republica, sin el, los proyectos armamentisticos de la CSI estaban perdidos. Dooku habia tratado de asaltar Coruscant con su flota y secuestrar al Canciller Palpatine, pero murio en el intento y Grievous resulto gravemente dañado por el General Mace Windu. Ahora lo que quedaba de la CSI solo eran unos cuantos frentes en mundos del Borde Exterior, como Mygeeto, Kashyyk, Felucia, Murkana, etc. - Estamos perdiendo esta guerra general, ¿Que haremos ahora? - pregunto Nute Gunray. - Callaos todos, Darth Sidious ha ordenado que todos ustedes se repleguen a Mustafar - dijo Grievous. - ¿Mustafar? ¿Por que? - pregunto San Hill. - Es para, su seguridad - dijo Grievous mientras tosia. - Pero general, todavia hay una forma de contraatacar - dijo Wat Tambor. - Tambor tiene razon - dijo un misterioso general en ropaje negro. - Mis disculpas, soy el comandante Akio Shan, uno de sus benefactores - dijo el joven. Tenia una capa negra y se veia como un niño adinerado engreido. - Nunca oimos hablar de ti en la confederacion - dijo Shu Mai. - No, claro que no, yo trabaje para San Hill y fui un socio economico, ayude un poco en la confederacion por si no lo sabian - dijo el joven. Todos los lideres separatistas voltearon hacia Hill. - Bueno, el me ayudo un poco en la creacion del prototipo B3, ¿Ok? - exclamo el Muun. - ¿Y Que insinuas, pequeño mocoso? - pregunto Grievous. - Veran, he reunido una pequeña flota de ataque para asediar Kamino otra vez, no es muy grande, pero lo suficiente para derrotar a la flota de la republica en el sistema - dijo el empresario. - El Darth Sidious ha dado la orden de enviar a todos los lideres a Utapau, no se te dara permiso - dijo Grievous. - Veras Grievous, solo pienso hacer una especie de faro para la republica, mientras ustedes evacuan, yo distraere a la republica - dijo el empresario. - Interesante propuesta, la tomare en cuenta - dijo Grievous.

Capítulo 1: Kamino

El Inquisitor, la nave personal de Thrawn se quedo estacionada en Kamino. Despues de la Batalla de Jandoon, la nave tuvo que aparcar en el planeta para recibir reparaciones. Thrawn observo el planeta cubierto de agua con varias tormentas visibles en la superficie. Las civilizaciones del planeta surgieron en islas pequeñas desperdigadas en varias areas, y rapidamente se adaptaron a las condiciones y pudieron crear gigantescas ciudades flotantes. El planeta se encontraba en el Laberinto de Rishi, una galaxia satelite mas pequeña. Los Kaminoanos crearon un gobierno interestelar en la galaxia y contactaron con la Galaxia en el 5500 ABR (Antes de la Batalla de Rusaan). Ahora eran parte de la republica galactica. Thrawn estaba satisfecho por su reciente victoria en Jandoon, esperaba que el Canciller Palpatine lo incluyera en el consejo de la Republica o algo asi. Pero entonces Thrawn detecto actividad extraña. Los sensores del hiperespacio se dispararon, siluetas de cruceros separatistas se acercaban a Kamino. Ahora mismo, solo eran 5 a una nave, ¿Como venceria en esta? se pregunto Thrawn.

Avner observo a la botanica jedi que rescataron en Kashyyk. Ella era hermosa y dulce, era algo timida. Si su equipo estuviera alli mismo podrian burlarse de el, o algo asi, pero finalmente tenia tiempo para el solo. Solo habia un problema: No sabia su nombre. Avner se acerco a ella y decidio hablarle. - Hola, ¿Como te sientes? - pregunto Avner. - Bien, supongo - respondio ella. - ¿Qué sucede? - pregunto Avner. - Estaba dormiendo mientras viajabamos en el hiperespacio, tuve una vision, vi el templo jedi arder - dijo ella. - No te preocupes, la guerra terminara, los Separatistas estan en jaque - dijo Avner. - No son ellos, vi una presencia oscura - dijo ella. - Te traere un vaso de agua, ¿por cierto, como te llamas? - pregunto Avner. - Me llamo Dion Soveco - dijo ella. Avner le entrego el vaso de agua. - Bonito nombre - le dijo Avner. - Gracias - respondio ella. Pheng llego a la habitacion. - Oye Avner, tenemos que hablar - dijo ella. - ¿Qué sucede? - pregunto Avner. - Veras, parece que descubri que el artefacto que Armonous intento usar, era una especie de fuente de energia, tan poderosa como los Kyber sinteticos que se usan para potenciar los motores hiperespaciales, intentaban crear un arma que borrara la energia viviente de un planeta entero - dijo Pheng. - Pero, ¿Los detuvimos, no? - pregunto Avner. - Por lo visto no, un tal Akio Shan la recupero hace unos dias en Sullust - dijo ella. - ¿Shan? Jamas oi de el - pregunto Avner. - Veras, yo naci en una familia de gente sensitiva a la fuerza en Naboo, eramos Xing, yo y Akio, es el menor, te supera por unos cuantos años. el se convirtio en un empresario exitoso, pero no crei que fuera un lider de la federacion - dijo Pheng. - ¿Y Para que lo quiere? - pregunto Avner. - Nada bueno, quiza - dijo ella. La IA de la nave, Thredesha comenzo a dar una alarma. - Naves Separatistas llegando al Sistema, todos entren a sus posiciones de defensa - dijo la IA. - Dion, quedate aqui, deja a los caballeros encargarse de esto - dijo Pheng.

Cinco cruceros separatistas arribaron al sistema. Sus colores grises con franjas azules destacaban, y empezaron a desplegar cazas droides. La estacion espacial de suministros de Kamino comenzo a ser atacado. - ¡Estamos bajo ataque! - exclamo Thrawn. - ¿Que debemos hacer? - pregunto Vaks. - Vaks, dirige a tus tropas en batalla espacial, los generales jedi los lideraran, asalten la nave capital - dijo Thrawn. - ¡Genial! Como en las simulaciones - exclamo Xavious. Los clones fueron a los cazas Arc-170 y abordaron las naves. - ¿Iremos en una de esas? - pregunto Avner. - No, iremos en esa - dijo Pheng. Observo a una nave carguera corelliana. - ¿Un carguero? - pregunto Avner. - No, el Halcon de Ebano, un legado familiar - dijo Pheng. - ¿Sirve para una batalla espacial? - pregunto Avner. - Claro que si - respondio Pheng. - Yo piloto, tu usas los cañones - dijo Pheng. - Entendido - respondio Avner. Cuando entro observo a un androide similar a una unidad R2, pero tenia una cabeza un tanto mas aplanada. - ¿Que modelo es? - pregunto Avner. - Es un T7-01 - dijo Pheng. - Supongo que este molesto robot nos estara siguiendo en nuestras aventuras - dijo Avner. - Dedujiste bien - respondio Pheng. Ambos abordaron la nave y abandonaron el hangar. Las naves separatistas superaban en numero a la nave de la republica. El Halcon lidero a un grupo de cazas Arc y atrevasaban los disparos. Avner disparo con el cañon a un grupo de naves separatistas, cazas droide. Los droides buitres eran rapidos y venian en grupos, pero tenian poca proteccion. Aun asi seguian siendo letales. - ¡Me encanta esto! - exclamo Avner. Pudo ver a una LAAT donde venian Vaks y Xavious. - ¿Te estas divirtiendo novato? - pregunto Vaks. - ¡Asi es señor! - exclamo Avner. Pheng noto algo extraño, una especie de golpe. - Droides Zumbadores, mierda - dijo ella. - Avner ¿Alguna vez has usado trajes EVA? - pregunto ella. - ¿Trajes EVA? No - respondio Avner. - Bueno, tendras que aprender a usarlo - le dijo ella.

Avner tuvo que ponerse el traje atmosferico y salir a la intemperie espacial. Con las botas magneticas se aferro a la superficie del halcon. El movimiento constante de la nave lo mareaba, y tenia que esquivar los disparos de los droides buitre. Avner decidio usar la pistola DL-44 en lugar del sable de luz para encargarse de los droides zumbadores facilmente, sin dañar a la nave. Avner abrio fuego contra uno de ellos y cayo facilmente, el otro tambien, pero un tercero se le abalanzo en la cara. Avner forcejeo para liberarse del droide y lo arrojo al vacio del espacio. - Avner, sujetate, creo que tendremos que hacer un aterrizaje forzoso - dijo Pheng. Avner abrio los ojos del terror cuando la nave se estrello en los hangares de la nave de la confederacion.

Capítulo 2: The Councilor

Avner desperto en el hangar de la nave. El halcon estaba casi intacto, con suerte seguiria siendo funcional. Pero las naves droide del hangar no sufrieron el mismo destino. Pudo observar por el hangar la batalla que se desarrollaba afuera, los disparos, las naves enfrentandose entre si. - Avner, enciende tu sable de luz y sigueme - dijo Pheng. Avner tomo su sable de luz y lo encendio. Una LAAT aterrizo en el hangar y desplego un escuadron de clones, liderados por el Comandante Vaks y Xavious. - Bien, hay que llevarles la batalla a los separatistas en su nave capital - dijo Pheng. - Entendido - respondio Vaks. Con un ademan de manos indico que los otros clones lo siguieran a el y a los Jedi. Los jedi y los clones entraron a un pasillo lleno de droides B1. Los clones comenzaron a abrir fuego. Los jedi encendieron sus sables de luz y desviaban los disparos, algunos regresaban hacia los droides. Un enorme droide B2 aparecio y comenzo a dispararles. Vaks uso su torreta y abrio fuego contra este, el superdroide de batalla cayo desplomado.

- ¿Que piensa hacer almirante? - pregunto la IA de la nave. - Intentaremos hacer el mayor daño posible a la nave, hasta que los refuerzos lleguen - dijo Thrawn. - ¿Y Como? - pregunto la IA. Thrawn no respondio. - Muevan la nave hacia el crucero separatista - dijo Thrawn. - Señor, Eso nos hara chocar con la nave - dijo un oficial. - Solo haganlo - respondio Thrawn. Los oficiales comenzaron a acercarse lentamente hacia la nave. - Giren unos pocos grados hacia izquierda - dijo Thrawn. - Si, señor - respondio uno de los oficiales. La nave de la republica comenzo a rozar y arrancar trozos de la nave separatista. Un estruendo sacudio la nave enemiga.

Avner se balanceo. - No tengo idea de que esta haciendo el almirante, pero espero que no nos asesine - dijo Pheng. El grupo continuo avanzando hacia la sala de control de la nave. Cuando la abrieron, se observaba una figura negra. - Oh, veo que me has encontrado hermana - dijo Akio. - ¿Como supiste de mi locacion? - pregunto Pheng. - Me entere de tus acciones con la hermandad, gracias por deshacerte de ellos, me quitaste una piedra en el zapato - dijo el. - ¿Y Por que lideras el ataque? - pregunto ella. - Veras, mis padres no me querian, y solo hablaban de ti como la hija ejemplar, ahora, me deshare de ti - dijo el. - Ehm, esas motivaciones son ridiculas- dijo Avner. El separatista exclamo una maldicion en alguna lengua humana que no reconocio. - ¡Magnaguardias! ¡Encarguense de los intrusos! - dijo el separatista. Un par de magnaguardias aparecio y se enfrento a los Jedi. Mas magnaguardias se enfrentaron a los clones, pero estos usaban cargas explosivas. Vaks uso su vibrocuchillo para encargarse de uno, despues tomo la torreta y comenzo a disparar contra los otros androides. Akio tomo una vibrolanza y corrio hacia Pheng. Los dos comenzaron a luchar. - Vaya, veo que sabes usar un arma - dijo en tono de broma. El joven comerciante siguio luchando. - Tome clases de esgrima en Naboo - le respondio el. Los dos siguieron enfrentandose. - ¿Pero sabes de algo que no sabes usar? - pregunto Pheng. - La fuerza - ella agrego. Con un empujon arrojo al lider separatista y lo noqueo. Los magnaguardias cayeron destruidos despues de una larga batalla. - Comandante Vaks, saque a sus tropas de alli, abrire fuego contra la nave separatista - dijo Thrawn por el comunicador. - Entendido, salgamos de aqui - dijo Xavious.

Thrawn observo como una nave LAAT y un carguero Corelliano modificado salian de la nave separatista. Los escudos de esta habian sido neutralizados. - ¡Abran fuego! - exclamo Thrawn. El Inquisitor comenzo a abrir fuego contra la nave separatista, dejando varias explosiones a su paso, la nave separatista comenzo a desestabilizarse sobre si misma. - Parece que una victoria mas para el almirante - dijo la IA. Thrawn sonrio.

El planeta estaba lleno de tormentas y oceano, los nativos habian evolucionado en base a criaturas acuaticas, y crearon una prospera civilizacion a lo largo del Laberinto de Rishi. Pheng habia regresado al Inquisitor por Dion. Despues bajo ordenes del almirante, tuvieron que ir a la superficie a interrogar al lider separatista. Pheng le dio una bofetada al comerciante. - Dime, ¿Tienes algo mas que ofrecernos? - pregunto Pheng. - Ademas de mi odio hacia ti y Avner, no - le respondio el separatista. Ella volvio a darle otro golpe. Avner alzo la mano. - ¿Qué quieres Avner? - pregunto Pheng. - Permiso para golpearlo - dijo el. - Permiso concedido - respondio Pheng. Avner golpeo al separatista en la cara.

Para Sheev Palpatine finalmente habia llegado el momento. El canciller portaba una tunica roja, con una capucha del mismo color que le cubria el rostro. Su nuevo aprendiz, Anakin Skywalker estaba frente a sus pies. Los jedi del consejo, yacian muertos. Ahora solo le quedaba deshacerse del resto de jedi en la galaxia. Por suerte,el habia implementado una especie de plan de contingencia para deshacerse de ellos, la Orden 66. Cuando los jedi fueran declarados traidores, serian eliminados. Obviamente, sus verdaderas intenciones estaban ocultas. Palpatine comenzo a enviar un aviso holografico hacia todos los comandantes clones. Pero entonces envio uno hacia el Comandante Vaks. 

Vaks se encontraba observando el interrogatorio. Entonces su commlink personal vibro. - ¿Si señor? - pregunto Vaks. - Comandante Vaks, ejecute la Orden 66 - pronuncio Palpatine. Un vacio inundo a Vaks. Se supone que esa orden seria ejecutada en caso de que los Jedi fueran traidores, pero el habia estado presente con ellos todo el tiempo, nunca hicieron nada que traicionara a la republica. - Lo siento señor, no puedo, estos jedi han sido leales a nuestras tropas - dijo Vaks. - ¿Esta cuestionando una orden, comandante? - pregunto Palpatine. - No, señor - dijo Vaks, con dificultad pronunciando las palabras. La holotransmision de Palpatine se apago. Vaks sollozo un poco. - ¿Qué sucede? - pregunto Dion. Vaks la ignoro y se acerco a uno de sus hombres. - Encargate de ellos, no quiero ver esto - dijo Vaks. - Si, señor - respondio uno de sus hombres. Avner sintio como si estuviera a punto de morir, entonces volteo y observo a los clones apuntando hacia el, Pheng y Dion observaron lo mismo. Los clones comenzaron a abrir fuego contra ellos, mientras intentaban defenderse.....

Capítulo 3: Coruscant

Avner desperto, el sentia un fuerte dolor. Observo una herida de Blaster que tenia en el estomago. - ¿Qué sucedio? - pregunto el. - Los clones, abrieron fuego contra nosotros - dijo Dion. - ¿Por qué? - pregunto Avner. - No sabemos - respondio Pheng. - Parece que estan buscandonos y han asegurado las naves de despegue, no podremos huir - dijo Pheng. Pero entonces escucho como la puerta de la habitacion en la que estaban se abria. Un par de clones los habian encontrado. Los clones intentaron abrir fuego, pero no sin que antes algo mas los asesinara. Xavious emergio manchado en sangre. Pheng lo tomo del cuello. - ¿Por que nos dispararon? - pregunto ella. - Te lo explicare, pero primero tienes que soltarme - dijo Xavious. Pheng solto a Xavious y lo dejo hablar. - Veras, todos los clones son implantados con un chip, este les hace obedecer todas las ordenes sin duda alguna, pero solo algunos pocos no lo tienen implantado, es un error de manufacturacion - dijo Xavious. - Vaks no tenia el chip, por eso dudo de hacerlo, pero al final tenia que seguir ordenes. Por el contrario, yo no tengo ese chip, y supe que estaban haciendo mal, trate de convencer a Vaks, pero dijo que teniamos que seguir ordenes. Asi que decidi ayudarlos - dijo Xavious. - Entonces esa sangre, es de..... - dijo Avner. - Si, es de mis hermanos clones - dijo Xavious. - Los sacare de aqui, pero tienen que seguirme - dijo Xavious. - Bien, confiaremos en ti - dijo Pheng. - Traje un rifle DC-17, es para Dion - dijo Xavious. El comando clon le arrojo el rifle a la joven jedi botanica. - Ahora siganme - dijo Xavious.

Xavious avanzo por los corredores de la ciudad, enfrentandose a los grupos de clones que lo atacaban. Dion y Xavious abrian fuego contra los clones, mientras Pheng y Avner desviaban los disparos. - ¡Tenemos un traidor, repito, tenemos un traidor! - exclamo un clon. Xavious se lanzo contra el clon y hundio su vibrocuchillo en el clon, acabando con el. El grupo siguio abriendose paso hasta que llegaron al hangar, una LAAT descargo a varios soldados clones. - ¡Generales Jed! ¡Huyan! ¡Yo me quedare a cubrirlos! - exclamo el clon renegado. - Buena suerte Xavious - dijo Avner. Todos abordaron el Halcon de Ebano, con excepcion de Xavious, que se quedo a defenderlos. El Halcon de Ebano abandono la orbita de Kamino y entro en el hiperespacio, antes de que el Inquisitor los lograra interceptar. - ¿Y Entonces? ¿Todo esto fue planeado por quien? - pregunto Avner. - Tengo mis sospechas, pero no estoy segura - dijo Pheng. Dion interrumpio la conversacion. - ¡Debemos ir a Coruscant! - exclamo ella. - Tienes razon, tal vez tu vision era la traicion de los clones, todavia podemos detenerla - dijo Pheng. Avner se mantuvo callado, sabia que algo no iria bien, pero no podia bajarle la moral a los demas. Avner de todas formas no se sentia en buenas condiciones.

El Halcon de ebano entro a la orbita de Coruscant y se adentro entre los edificios, pudieron divisar al templo jedi. Pheng aterrizo en uno de los hangares. - ¿Y Ahora que? ¿Advertimos al consejo? - pregunto Avner. - Asi es - respondio Pheng. Pero entonces Pheng sintio un dolor. - ¿Qué sucede? - pregunto Avner. - Siento un disturbio en la fuerza, hemos llegado tarde - dijo ella. Avner siguio corriendo hacia la entrada, y observo la escena. Los clones de la legion 501 se estaban enfrentando a los jedi, estos ultimos eran masacrados. Avner observo a un par de clones de la 501st acercandose hacia el. No tuvo tiempo de encender el sable, asi que uso el DL-44. El abrio fuego contra estos y se puso a correr. La masacre era brutal, habia padawans jedi siendo asesinados por montones. Pero entonces diviso a un Jedi inusual. Muchos lo identificaban como "El Elegido". Pero habia algo que no estaba bien en el, tenia los ojos inyectados en puro odio. El jedi cargo contra el y Avner encendio su sable de luz, pero el caballero oscuro pudo quitarle el sable y estuvo a punto de asesinarlo. Entonces su maestra Pheng corrio y lucho contra Skywalker. Sus sables chocaban en una batalla furiosa. - ¡Corre Avner! - exclamo Pheng. Pero entonces, Avner observo algo que jamas habia querido ver. Skywalker partio el sable de su maestra y despues le hundio el sable de luz. - ¡NO! - exclamo el joven jedi. Entonces decidio correr a un lugar seguro.

Avner desperto en algun lugar del templo Jedi, habia cadaveres de Jedi en todas partes. Seguramente lo confundieron con un cuerpo mas. Avner se levanto y busco por otros que hayan sobrevivido, entonces escucho pasos. Tomo su DL-44 y disparo, pero por suerte era una figura conocida. - Pherus, Akira, Geedo, es bueno volver a verlos - dijo Avner. - Mirate, no te vemos desde hace meses y ya eres un pequeño Padawan - dijo Pherus. Pherus abrazo a Avner, y Akira tambien. - Creimos que despues de la masacre de ayer no te volveriamos a ver - dijo ella. HK-47 aparecio con un casco de clon en sus manos. - Veo que conseguiste un nuevo trofeo - dijo Avner. - Asi es amo - respondio HK-47. - Debemos buscar una joven jedi, se llama Dion - dijo Avner. - ¿Qué tan joven? - pregunto Geedo. - Tiene 16 años - respondio Avner. - Entonces no es la niña que se la pasaba lloriqueando - dijo Geedo. - ¿Quien? - pregunto Avner. - Se las arreglo para escapar del caos, se atrinchero en unos escombros y se hizo la muerta, nosotros simplemente nos encerramos - dijo Pherus. El grupo avanzo entre las ruinas del templo jedi, y Avner se sintio observado, entonces detras de unos escombros una pequeña niña Zabrak de color albino. Avner se le acerco. - ¿Quien eres? - pregunto la niña. - Soy Avner Shan - respondio el. - Maris Brood - respondio ella. - Calma, no llores, te sacaremos de este lugar - dijo Avner. Avner tomo a la niña de la mano y la guio. - Tenemos que volver al hangar - dijo Avner. - Bien, es hora de recuperar nuestra nave - dijo Pherus. - No sera necesario, tengo una mejor - dijo Avner. Akira se detuvo. - ¿No sienten como si algo los observara? - pregunto ella. - Para nada - respondio Avner. Akira volteo y le parecio ver una figura humanoide siguiendolos, pero tenia un craneo reptiloide. Los ojos amarillentos de la criatura resplandecian, viles como una serpiente. Akira simplemente la ignoro. Cuando llegaron al hangar vieron a un par de figuras encapuchadas. - ¿Jedi? - pregunto Avner. Estos se voltearon y demostraron ser clones infiltrados. Comenzaron a abrir fuego contra ellos y tomaron cubierta. Pherus abrio fuego con su rifle automatico y se deshizo de uno, al otro lo fulmino un tiro en la cabeza una persona. - ¡Dion! - exclamo Avner. Los dos se abrazaron. - Crei que habian muerto - dijo ella. Los dos se miraron al rostro. - Bien, veo que conseguiste nueva novia - dijo Akira. Pero entonces se vio interrumpida la situacion. Un grupo de clones de la 501st los habia interceptado. - ¡Rindanse! - exclamaron los clones. - Dion, llevatelos a todos, yo me encargare - dijo Avner. Dion y Avner se besaron apasionadamente. - Adios Avner - dijo ella. Los mercenarios y la botanica jedi entraron al halcon de ebano mientras devolvian el fuego. Maris Brood se escondio detras de unas cajas. Avner creyo que todo estaba perdido. Pero entonces, un extraño rugido se escucho. Un guerrero alienigena emergio de la oscuridad y con sus manos aniquilo a un clon, los otros abrieron fuego pero este los golpeo. El alienigena de cuatro mandibulas encendio su sable de luz amarillo doble y acabo con los clones uno a uno. Despues de asesinar al ultimo clon, este rugio. - ¿Qué eres? - pregunto Avner. - Soy Tel´Rama, el unico Guerrero Sangheili en esta galaxia - dijo el. Avner contemplo su figura, tenia una cabeza calva y alargada que recordaba a un cocodrilo, su mandibula estaba separada en cuatro partes y sus ojos de serpiente intimidaban. - Jamas escuche de esa raza - dijo Avner. - No, yo no soy de esta galaxia, un dia estaba escapando de mis enemigos y despues termine aqui - dijo el Sangheili. - Entonces encontre a estos Jedi, ellos me enseñaron a unirme con la fuerza, y me senti ligado a esta galaxia, llevo 259 años en este templo, y con estos soldados clones atacandonos, he decidio luchar. Sabia que ellos eran una amenaza, por eso no entre en la guerra - dijo el jedi. - Pues, jamas te vi en toda mi vida - dijo Avner. - Trabajaba en los salones interiores entranando padawans - dijo Tel. - Rapido, tenemos que salir de aqui, tus amigos mercenarios dejaron una nave abandonada - dijo Tel. La Epistola estaba alli, casi intacta. Avner cargo a Maris y los tres abordaron la nave.

Capítulo 4: Mustafar

Tel se dispuso a pilotar la nave, mientras Avner y Maris iban de pasajeros. - Con suerte los soldados de la republica no nos detectaran - dijo Tel. - ¿Y, Hacia donde vamos? - pregunto Avner. - Escuche que todas las fuerzas Separatistas se reunieron en Mustafar, pero necesitamos una forma de llegar alla, las defensas separatistas nos atacaran si no entramos con autorizacion - dijo Tel. - ¿Por que a Mustafar? - pregunto Avner. - El enemigo de mi enemigo es mi amigo - dijo Tel. - Se donde podemos encontrar acceso - dijo Avner. La LAAT se detuvo brevemente en la prision de Coruscant, Avner se infiltro disfrazandose de un soldado clon. Despues llego hacia el bloque de prision. Alli se encontraba Akio Shan. - Tio, he venido por ti - dijo Avner. Avner se quito el casco y deshabilito el panel. - ¿El sobrino de Pheng? - pregunto. Avner no respondio y lo noqueo.

- Bien, asi que te infiltraste sin que se dieran cuenta - dijo Tel. - En realidad no, ya se dieron cuenta de la fuga de prision, pero por suerte ya estamos a salvo - dijo Avner. La cañonera salio de Coruscant y entro en el hiperespacio. Avner observo las estrellas como si se alargaran. - Cuentanos mas historias Tel - dijo Maris. - Bien, no es un pasado que me guste recordar - respondio el Sangheili. - Veras, hace años yo luchaba lado al lado con mis soldados del Covenant, un imperio interestelar, contra la franja, en un intento de someterla, llegamos a un pacto de paz gracias a mi y a otros, ellos pasaron a formar parte de la franja, pero entonces sufri un intento de asesinato por parte de un Jerarca. Intente escapar, pero mi motor desliespacial se daño, y aqui estoy. Han pasado cientos de años desde esa Guerra, y esperaba que nada asi sucediera, que iluso fui, estallo la Guerra de los Clones, y por mas que me intente alejarme, aqui estoy - dijo Tel. - Algo similar, yo era un simple mercenario, y me acabe convirtiendo en un Padawan - dijo Avner. - A veces el destino tiene nuevas cosas deparadas para uno - dijo Tel. La nave entro en la orbita de Mustafar y visualizo el planeta cubierto de superficies volcanicas. - Mustafar, alla vamos - dijo Avner.

La cañonera modificada aterrizo en la superficie volcanica del planeta. Ellos cargaron a rastras al lider separatista. Un par de droides Comando los interceptaron. - ¡Identifiquense! - exclamaron. - Venimos con intenciones pacificas - dijo Avner. Ellos mostraron al lider separatista. - Adelante, Nute Gunray los esta esperando en la sala - dijo el droide. - Bien hecho - dijo Tel. Los dos fueron escoltados por el complejo y entraron a la sala de conferencias. - Oh, joven Shan, se ha unido a la conferencia - dijo Gunray. - Necesitamos llevarlo a enfermeria, despues nosotros dos queremos discutir unas cosas con ustedes - dijo Tel. - Lo comprendo, escoltenlos a enfermeria - dijo Gunray. Mientras eran escoltados, Avner volteo y observo un mensaje que les dieron. - Nute Gunray, en unos instantes llegara el nuevo general - dijo una figura encapuchada. - Si, señor - respondio Gunray. 

Avner sintio una especie de disturbio. - Maris, Tel, esperen aqui - dijo Avner. Avner salio de la sala medica y observo algo horrible. Los lideres separatistas estaban siendo asesinados de forma horrible por ese mismo jedi oscuro que asesino a su maestra, es como si lo hubiera seguido. Pudo escuchar sus plegarias por paz, pero la que mas lo conmovio fue la de Nute Gunray. - Sidious nos habia prometido paz, ¿Por que haces esto? - pregunto, antes de ser rebanado por el sable de luz. Si no hacia algo, Anakin asesinaria al ultimo lider separatista en enfermeria. - ¡Anakin! - grito Avner. Anakin volteo con sus ojos inyectados en furia. Ya no era el mismo heroe que fue antes. Avner encendio su sable de luz y se preparo para confrontarlo. Los dos comenzaron a chocar sables de luz, pero fue demasiado tarde. Anakin le corto una mano a Avner, y este cayo en el suelo retorciendose de dolor. - ¡AGH! - exclamo Avner. Anakin siguio su camino hacia la enfermeria. - Tel, si puedes escucharme, saca a Maris de alli - exclamo Avner. Avner escucho la voz de Tel en la mente, como si se comunicara telepaticamente con el. Le dijo que ya habian escapado. Avner intento responder, pero no pudo.

Akio desperto en la sala medica. La puerta se abrio y observo a una figura encapuchada. Los droides comando intentaron luchar con el, pero fueron destruidos por esa figura. Despues destruyo al droide medico. - No, por favor, piedad - dijo Akio. Anakin hundio su sable de luz en el pecho del lider separatista. 

Avner se levanto mientras tocaba la herida quemada de su brazo. Avner se retorcia del dolor y salio de las instalaciones separatistas de Mustafar. Al fondo pudo observar a dos figuras luchando, Anakin y su viejo maestro, Obi Wan Kenobi. Avner cayo desplomado en el suelo caluroso de Mustafar, creyendo que era su fin, pero luego observo a Tel que lo ayudo a levantarse. El habia fallado en su mision.

Epílogo: Alderaan

Avner observo la casa del lago. Este seria su nuevo hogar durante el exilio, la republica se habia convertido en un Imperio, y Palpatine se habia declarado Emperador. Se las arreglo para encubir la desaparicion de los Jedi con la excusa de que la Orden habia sufrido conflictos internos que los llevaron a su destruccion, y un grupo de ellos intento asesinarlo. El canciller en el que alguna vez confio, lo habia traicionado. - ¿Y Tu a donde iras? - pregunto Avner. - Buscare refugio en las tierras salvajes - dijo Tel. - ¿Y nos volveremos a ver? - pregunto Maris. - Probablemente - respondio Tel. - Buena suerte, a los dos - dijo el Sangheili. Avner se despidio de Tel con un ademan de manos y una frase Mandaloriana. - Vode An - le dijo a Tel. Tel abandono el lugar en una nave robada, el inicio de tiempos oscuros habia comenzado.........

Capítulo Anterior / Capítulo Siguiente

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar