FANDOM


Hacia el año 7 DBY, en el planeta Kushibah en el borde exterior nacía un pequeño Kushibano con un blanco pelaje que lo recubría, su nombre, era Mirax, quien, durante su infancia creció como uno mas del montón, en un planeta donde nunca pasaba nada. Sin embargo, sus padres, esperando un mejor futuro para el se mudaron a Barab I, donde fue dejado al cuidado de Krasov Hara, a decisión de sus padres lo dejaron al cuidado de la Jedi , pero sin explicarle los motivos. Cuando la jedi sintió su afinidad a la fuerza, decidió mantenerlo en secreto a su maestra Saba Sebatyne. Hara crió a Mirax como a su hijo, enseñándole los caminos de la fuerza, protegiéndolo siempre con gran pasión, pese a mantenerlo siempre en secreto de su maestra y de la mayoria de las personas que la rodeaban. Llevo a Mirax consigo a todas sus misiones con los caballeros salvajes , puesto que sus usuales compañeros eran en mayoría, los únicos que conocían su uso de la fuerza. En el año 25 DBY, con el inicio de la guerra Yuuzhan Vong, Krasov la jedi decide dejar a Mirax en el Praxeum Jedi de Yavin, asi evitaría que participara de la guerra.

Una vez en la academia, Luke Skywalker pudo sentir el gran poder del pequeño Kushibano, decidiendo asignarle un maestro, Ganner Rhysode, Mirax fue su primer y único aprendiz. Las lecciones que Rhysode le enseñó van desde la construcción y uso de su sabe láser amarillo, (el pequeño aprendiz demostró ser muy habilidoso, pese a su forma y tamaño) hasta el dominio de la telequinesis y el uso de escudos de fuerza. Mirax acompañó a su maestro a misiones como Bimmiel, Garqi y el ataque de Myrkr, teniendo sin embargo, un desempeño secundario, pero no acompañó a su maestro a su última batalla, en el pozo del cerebro planetario, donde Rhysode se sacrificó peleando contra miles de guerreros Yuuzhan Vong . La muerte de Rhysode trajo un gran dolor a Mirax, sin embargo, debido a la calma propia de su especie, consiguió sobreponerse.

Un año después de la muerte de Rhysode, Mirax abandonó la academia y empieza una corta carrera como cazarrecompensas y ladrón (aprovechando su pequeño tamaño y agilidad), teniendo un gran éxito en los planetas del núcleo y borde medio, realizando tambien misiones de beneficio propio, como robar un carguero ligero YT-2400, para lo cual, primero adquirió un astro droide serie R3-A5 negociando con un oficial de la república, usando sus habilidades con la fuerza para conseguirlo a un precio muy bajo. El motivo de la compra, era que debido a su pequeño tamaño se le dificultaba el pilotaje, y mas aun de un carguero. Una vez efectuado el robo usó el dinero que había conseguido hasta el momento para modificarlo cambiando el hiperimpulsor que poseía (clasificado en 1.8) por uno mas rápido y resistente, clasificado en 0.9, dos torretas automáticas y lanzadores de misiles, equipando además al droide con dos blasters automáticos y numerosos sistemas de encripatción que servirían para su defensa propia y de los archivos que llegara a contener. Una vez adquirido todo se dirigió a los territorios del borde exterior.

Una vez en el borde exterior, Mirax se dirigió a Tatooine, donde se instaló temporalmente, mientras seguía con su labor de cazarrecompensas, esta vez en el borde exterior. La guerra Yuuzhan Vong había concluido y la paz había regresado a la galaxia, pero lo peor para el pequeño Kushibano solo iba a empezar.

Mirax viajaba por el borde exterior, había decidido salir de Tatooine en busca de otro lugar para vivir, notenia una ruta fija, solo vagaba esperando al planeta indicado. Estaba sumido en sus pensamientos mientras R3 se encargaba de la navegación, cuando la nave dejó la velocidad luz, al acercarse a la cabina para ver que sucedía vio ante sus ojos un planeta, ubicado justo donde se suponía que no había mas que estrellas. Impulsado por su curiosidad decidió aterrizar. Ignorando que se trataba de Zonama Sekot, nuevo hogar de los yuuzhan vong.Se encontró con una jungla densa, pudo percibir un par de jedis, pero en una posición lejana

-R3, saldré a investigar-dijo Mirax-enseguida vuelvo

El pequeño droide emitió un agudo sonido en señal de aprobación.Mirax empezó a vagar por la jungla en busca de alguna señal de vida, mientras estaba inmerso en sus pensamientos pudo divisar un grupo de criaturas que tardo apenas una centésima en reconocer, los yuuzhan vong, giró la cabeza buscando una ruta de escape, pero estaba rodeado. Ignoraba si lo habían descubierto, o que reacción causaría su presencia, pero se limitó a hablar a R3 a través de su intercomuncador ;

-R3!, Oculta la nave ahora mismo, y luego me das las coordenadas, intentaré alcanzarte- y cortó, empezó a correr en cuatro patas a toda velocidad, su blanco pelaje había cambiado a un tono negro por la desesperación. Sabía que no había motivos para entrar en pánico sin conocer sus intenciones, pero tenía un mal presentimiento sobre todo eso. En su veloz intento de escape, vio acercarse algo a el, luego, solo oscuridad.

Abrió los ojos en un lugar extraño, tenia las manos y los pies atados, estaba rodeado por yuuzhan vongs, supo desde el momento en que abrió los ojos que pasaría a ser el conejillo de indias de los yuuzhan vong. Llegó a divisar también tres criaturas mas; Un Chiss ,un Noghri y un mandaloriano, todos inconscientes, por su aspecto parecía que aún no habían llevado mucho tiempo ahí, pero ignoraba el horrible destino que les esperaba.Pasaron un par de horas, luego fue trasladado a una celda, donde pasó la noche, intentando buscar una ruta de escape, tras largas horas de vanos intentos, recibió un mensaje a su transmisor, eran las coordenadas de la ubicación de su nave. Sus cosas habian sido confiscadas, pero no se habían percatado del radio transmisor, cosa que aprovechó para enviar un mensaje a R3;

-R3, Dirígete al norte, pude sentir la presencia de un jedi, pero no se que tan cerca esta o su ubicación exacta, estas son mis coordenadas, si encuentras a algún jedi, dáselas y muéstrale este mensaje, rápido R3!- Comunicó a su astrodroide, luego, paso el resto de la noche maldiciendo, resignado, esperando escuchar en algún momento algún ruido en los pasillos, y ver luego un jedi que lo salvara, pero nada de eso paso, solo la fría y silenciosa noche avanzó lentamente, y Mirax no consiguió conciliar el sueño, sino que tuvo que soportarla completa, sumido en desesperación.Así pasaron las horas, hasta que llegó el amanecer, fue cuando dos guardias lo llevaron hacia lo que parecía ser un laboratorio, donde Mirax pasó todos los días de su vida durante seis meses.

De los cuatro sujetos que había el día de su llegada, el fue el que aceptó mejor todas las transformaciones y experimentos de los vong, tal ves es por eso que era torturado con sus experimentos día y noche, mientras que el resto, al mostrarse reacios a los experimentos, fueron tomados como simples prisioneros, pero aun asi sufrieron de grandes cambios en su forma.

Pasaron asi los seis meses mas largos de su vida, y pudo sentir el verdadero poder de la biotecnología de los Yuuzhan Vong, siendo uno de los pocos experimentos completos. Su ADN fue mezclado varias veces, tanto con el de los Vong como con otras criaturas, le cambiaron el ojo izquierdo por un Plaeryin bol. Lo estaban transformando en un arma viviente, justo como las criaturas de su galaxia natal. Su pequeño cuerpo cambió radicalmente, había crecido hasta alcanzar casi los dos metros, aumentó su musculatura, e incrementó sus capacidades intelectuales y su manejo de la fuerza. al igual que sus habilidades físicas, su fuerza llego a ser tanta que los Yuuzhan Vong empezaron a temer que se rebelara, así que fue sedado fuertemente y encerrado en una celda de máxima seguridad.

Mirax yacía tendido en su celda, incapaz de moverse, llevaba ya varias semanas así. Fue entonces cuando llegó una patrulla al enclave de los Yuuzhan Vong, guiados por R3. Al llegar un jedi se puso al frente;

-En el nombre de la república y el alto consejo jedi ordenamos nos concedas el paso a sus instalaciones-dijo. Ante la negativa del guardia que hacía turno en la puerta, el jedi simplemente le quitó la vida, e ingresó junto con la patrulla al enclave, abriéndose paso entre los vong, para finalmente llegar a la celda de Mirax, quien fue desconectado del suero que lo mantenía sedado. Para sorpresa de todos, el recién liberado mostró mucha calma pese a haber estado mucho tiempo sin despertar, y mas grande fue su sorpresa al ver la alegría que le inundó por volver a ver a su pequeño astrodroide.

-Parece que cambiaron tu cuerpo, pero no pudieron quebrar tu bondad- dijo el maestro- Como te llamas?- Añadió

-Me llamo Mirax- respondió el kushibano- al principio el dolor era insoportable,cuando me sedaron pase a otro plano, pude ver mi espíritu y mi esencia, creo que por eso no pudieron contaminarla, y tu... Como te llamas?

-Mi nombre es Cacen Lark, vine en cuanto tu droide me comunicó tu mensaje, vinimos incontables veces, pero los vong no nos permitían entrar, finalmente decidimos entrar por la fuerza, pero no lo tenia autorizado, por eso la tardanza, ahora vámonos de aqui- dijo el jedi

-Hay algo que debo hacer primero- refutó. En eso se dirigió al ala este, donde se encontraban los prisioneros, el lugar en el que había estado cuando llegó, y liberó a los tres que estaban con el ese día. Había hablado con ellos y formado amistad antes de que los separáran llevándose a Mirax para experimentar con el. A medida que salían Mirax los saludaba y nombraba; Nuru Tann era el nombre del chiss, Redorhk el noghri y Senn Beviin el Mandaloriano (originalmente pertenecía al clan Skirata) una vez que todos habían salido, se dispusieron a recoger sus cosas y marcharse del emplazamiento.Tras salir del enclave, se dirigieron a la colonia en la que vivía el jedi, donde R3 había transportado la nave, para mantenerla segura, una vez allí el jedi habló con Mirax;

Deseas quedarte en el enclave?- preguntó

-No me gusta quedarme atado a un lugar, y menos a uno rodeado por las criaturas que me torturaron, seguiré mi camino por la galaxia-respondió

-Yo igual tengo planeado irme, este lugar no es de mis favoritos, prefiero un lugar mucho mas pacífico, como Manaan, pero aún no estoy seguro-añadió-Espero que nos volvamos a ver, y que la fuerza te acompañe-

Se despidieron, y luego Mirax se dirigió a su grupo de amigos, invitándolos a acompañarlo en su viaje.-Pudiste habernos dejado ahí encerrados, pero fuiste a por nosotros, por mas pequeño que parezca es algo que los mandalorianos no ignoramos, a donde vayas tu, iré yo- dijo Senn

-Senn tiene razón, te la debemos, yo me uno- dijo Nuru Tann

-Los noghri no traicionamos, tengo una deuda de vida contigo, voy contigo- dijo Redorhk

-Excelente!-exclamó- consigamos algunas provisiones, luego podremos irnos de esta roca-

Al momento de terminar de empacar todo Senn se acercó a Mirax y le dijo;

-Ya tiene nombre?-refiriéndose a la nave

-Aún no, no pude gozar mucho tiempo de sus servicios-

-Yo había pensado en algo como el "Buitre Sombra"- dijo el mandaloriano-

El buitre sombra, me gusta. respondió Mirax- Una vez empacado todo se dispusieron a partir del planeta.Acompañado ahora por sus nuevos compañeros, Mirax dejó su carrera como cazarrecompensas e inició una travesía por la galaxia, guiado únicamente por la fuerza, visitando planetas sin un rumbo fijo.

Korriban

En el año 36 DBY, la tripulación del buitre sombra decide visitar Korriban,durante su estancia Mirax, se sintió atraído por el valle de los señores oscuros, buscando cristales para adaptar su sale de luz, pues por su pequeño tamaño ya no le era muy útil (para poder manejarlo simplemente le había amarrado un trozo de tronco al mango) sus experiencias en la academia y su captura le dieron una visión diferente de la fuerza,, como el decía “En la fuerza no hay luz u oscuridad, solo la fuerza y cada quien decide como la usa”

Vagando por el valle descubrió una cueva por la que se sintió fuertemente atraído, se acercó a ella, había cristales de gran variedad, que le servirían para construir un nuevo sable de luz. Mientras estaba dentro Mirax tuvo una corta visión, en la que no alcanzó a distinguir mucho, era el lado oscuro que empezaba despertar sus antiguos recuerdos. Mirax siguió buscando a través de la cueva, entonces, cuando estaba a punto de emprender su regreso, escuchó el sonido de un sable de luz, por lo que empuñó el suyo y decidió ir a investigar. Se encontró con una joven sith de raza Zabrak, con una complexión física mayor a la del resto de su especie, y con los ojos de diferentes colores, manteniendo un feroz combate con una bestia Terentatek

Sus fuerzas estaban mermadas, pues parecía que ya había mantenido un comabte prolongado, por lo que se dispuso a ayudarle

-No te acerques, puedo sola!- Alcanzó a decir mientras seguía su combate con la fiera, Mirax se mantuvo al margen, tal como la zabrak le había pedido. La sith consiguió finalmente vencer a la bestia, con un aseste mortal con su sable de luz y un empujón con la fuerza que lo liquidó al chocar contra una pared, pero el golpe debilitó la gruta, haciendo que el techo colapse sobre la zabrak y Mirax, quien esquivó los escombros, y luego empujó con la fuerza a la zabrak lo suficientemente lejos para estar a salvo, pero no le dio tiempo a escapar y la cueva colapsó sobre el. Al percatarse la zabrak retiró los escombros, y comprobó que Mirax seguía vivo, pero muy malherido e inconsciente , por lo que lo arrastró a las profundidades de la caverna, finalmente llegando a algo que parecía ser su asentamiento, donde lo curó con la fuerza.

Mirax se despertó sobresaltado mirando a su alrededor sin terminar de comprender lo que ocurría a su alrededor, tras un par de segundos aturdido, finalmente articuló unas palabras;

-Que pasó?, ¿Quien eres?-Alcanzó a decir, confundido

-Soy Nadati, La cueva te cayó encima al salvarme, te traje a mi refugio mientras estabas inconsciente, tu como te llamas?-

-Soy Mirax,¿Tú me salvaste? Si yo pensaba que los sith no se preocupaban por el resto-

-No soy una sith, al menos, no ahora

-Abandonaste la academia?-

-Si, no me gustaban los métodos de los sith, intenté escapar por aquí, pero al seguir la senda vi a la bestia y me oculté, esperando a que fuera, finalmente salí a enfrentarla, y luego llegaste tú

-Y porque no fuiste a Dhreshdae por un transporte?

-Mi maestro me descubrió mientras escapaba, asi que puso una recompensa por mi cabeza,y mandó a todos los aprendices, el que me matara, sería ascendido de rango, y en cualquier momento vendrán por aquí, por favor déjame acompañarte, solo sácame del planeta y luego me voy.

-Esta bien, conoces la salida?- preguntó Mirax

-Si, es por aquí, vamos- Ambos siguieron un sendero que los llevó hasta fuera de la cueva, a las afueras de la colonia Dreshdae

-No podemos entrar, si me descubren, estamos muertos-dijo La zabrak

-Llamaré a mis amigos, ellos nos recogerán de aquí- acerca su transmisor a su boca- y empieza a hablar-

Senn, necesito que vengan con el Buitre sombra, es hora de marcharnos, estas son mis coordenadas exactas-

-Vamos en camino!- respondió el mandaloriano, y cortó

Mientras esperaban Mirax le contó con la voz entrecortada que no conoció a su madre, pero fue criado por una Barabel, quien le instruyó en los caminos de la fuerza, para luego dejarlo en la academia jedi, pero que nunca mas vió a la que había sido como su madre, para luego ser capturado por los vong y adoptar la forma que poseía, y se dió percató de algo, los cuernos de Nadati eran mas largos y su estatura mayor que la del resto de los Zabrak, al preguntar se sorprendió con la respuesta;

-Nací en Iridonia como todos los demás, pero fui capturada por los Vong de pequeña, no recuerdo nada de lo que me pasó, pero al final de la guerra fui liberada, me descubrió un maestro sith y me trajo aquí.

-En eso aparecieron dos aprendices sith, en silencio se acercaron, sin que Mirax o Nadati se percataran, y no fue hasta que los sith encendieron sus sables,que se dieron cuenta, encendiendo también los suyos, los sith tenían un gran dominio del sable, haciendo retroceder a sus contrincantes con fuertes y precisas estocadas, pero el buen uso de la fuerza de Mirax y su compañera permitió que lograran quitárselos de encima con un empujón, para luego dar un largo salto, llegando hasta su posición y con una fuerte embestida con el sable de luz, los mataron.

-Si no alcanzaron a enviar una alerta, aún tenemos tiempo para salir de aquí- transcurrieron solo un par de minutos, y finalmente llegó la tripulación, sin aterrizar por completo, subieron a bordo y partieron del planeta casi inmediatamente.

Cuando ya estaban fuera de peligro Mirax se dispuso a presentar a la zabrak al resto de la tripulación, mostrándose todos muy amigables

Transcurrieron un par de minutos y la nave solo vagaba por el espacio y Nadati se aproximó a Mirax

-Ya estamos fuera de peligro, ahora solo llévame a un planeta cualquiera, el mas cercano, asi encontraré la forma de ganarme la vida-

-No te gustaría unirte a la tripulación?- Repuso Mirax - Es mejor que vagar por ahí buscándote la vida- siguió

-Me encantaría, pero crees que le agrade la idea al resto?, no quiero ser perjudicial para nadie-

-Tenemos habitaciones y provisiones suficientes, no se harán ningún problema-

-Pues entonces me quedo, gracias Mirax, acabo de conocerte y ya me salvaste dos veces- respondió con alegría.

Tal como Mirax había previsto, el grupo recibió con los brazos abiertos a la nueva integrante, que se adaptó con gran facilidad al grupo. Pasaron los meses y el grupo demostró ser muy unido, pero pronto sueños empezaron a invadir sus mentes, sueños del tiempo que pasaron encerrados, todos fueron modificados, unos mas que otros y empezaba a manifestarse en sus mentes y cuerpos.

Capítulo 1

Afligidos por lo que les había estado pasando la tripulación del Buitre Sombra empezó a vagar por los territorios del borde exterior, una vez mas sin rumbo fijo.

Entre toda su confusión, Mirax tuvo una visión, el era el líder de un gran ejército, no sabía exactamente porque, pero no lo tomo a la ligera, las visiones continuaron a lo largo de varias noches consecutivas, se vio en lugares parecidos a aquel en el que había sido encerrado pero no era preso, sino, el libertador. Ese fue el motivo por el que un día, dijo a sus compañeros:

-Es tiempo de liberar a aquellos que están afligidos como nosotros, solo así, seremos libres-

Asi empezarón a buscar primero, un sentido a su misión, su objetivo verdadero.

Meses vagando sin descubrir nada y la tripulación estaba cada vez peor, por lo que Mirax se exilió temporalmente a Dagobah, necesitaba depejar su mente, ordenar sus pensamientos, dejando solos a sus compañeros, sin decir nada mas que su rumbo, pidió que lo dejaran solo y que cuando fuera el momento adecuado, se reencontrarían

Exilio

En Dagobah, Mirax se entregó completamente a la fuerza, meditando durante horas, dias, semanas enteras, purificando su mente. Al año de su llegada Mirax se adentró a la cueva del lado oscuro, donde se le fue revelado su pasado al tiempo que luchaba con su futuro.

Al entrar, vio una sombra negra, pequeña, acompañada por dos Kushibanos, uno de los dos agonizaba, luego la abandonaron. Mirax se adentró mas en la cueva, encontrándose de nuevo con los pequeños seres, pero esta vez fueron atacados por dos grandes sombras, que luego atacaron a Mirax, este fue incapaz de usar sus poderes de la fuerza, por lo que tuvo que vencerlos con su sable de luz. Mirax siguió su camino peleando esta vez contra un ejército de Yuuzhan Vongs, tal como lo había hecho su maestro antes de morir. Mirax consiguió vencer a los Vong, pero su mente quedó muy dañada, para, finalmente encontrarse con algo que había atormentado su mente por años. Encontró a Krasov Hara y Ganner Rhysode, sentados, meditando. Aquella que había sido una madre para el, y su maestro estaban ahí sentados frente a el. Mirax se aproximo y ambos levantaron la mirada, Rhysode se dirigió a el con una sonrisa y diciendo solo - Tanto tiempo sin verte - Mirax se acercó mas recibiendo tambien una sonrisa de Hara. Mirax trató de tocarlos, pero se desvanecieron al instante.

Miráx se volteó, y estaban ahí. Se sobresaltó, pero mantuvo la calma, entonces empezaron a hablarle:

-Hijo- dijo Hara - tanto tiempo sin verte. Mirax empezaba a sospechar

-Únete a nosotros Mirax, sabemos por lo que pasaste, pero se acabará- dijo Rhysode, levantando el nuevo sable de luz del que fue su aprendiz, y poniéndolo en su cuello- yo no puedo hacerlo, pero tu si.

Mirax tomo el sable, pero al tocarlo tuvo una visión, vio primero como murieron tanto Rhysode como Hara, luego, vió a sus amigos sufriendo, siendo torturados, cuando acabó se dió cuenta de lo que pasaba. Entonces usó el sable para atacar a ambos, asestó el golpe inmediatamente sobre Hara, que se convirtió en una de las sombras que lo habían atacado antes. Atacó luego a su maestro, pero este bloqueó el ataque.- Te has vuelto muy fuerte, mi joven padawan- dijo Rhysode

-Tu no eres mi maestro, respondió Mirax- iniciaron un arduo combate, Mirax no podía hacer mucho, pues todo lo que sabía se lo había enseñado Rhysode, finalmente tras un largo combate, Mirax desarmó a la sombra y la tiró al suelo, asestándole el golpe final con el sable de luz, pero al hacerlo otra sombra apareció por detras, una sombra desconocida, que lo atacó con un sable de luz, asentando a la empuñadora del sable de Mirax, cortándola en dos, estaba a punto de atacarlo de nuevo, pero una sombra más apareció, pero a diferencia del resto, era blanca y apareció para defenderlo, acabó con la sombra negra, y se desvaneció.

Mirax salió de la cueva, sin encontrase con ninguna otra sombra, pero afuera se encontraba un pequeño espectro, sentado sobre una roca. Mirax se acercó a el. Era el maestro Yoda que dijo- suerte tuviste en salir de ahí, el lado oscuro, demasiada fuerza adquiriendo está, cual es tu nombre?

-Mirax.

-Mmm... joven Mirax, un gran poder en ti puedo sentir, dominio de la fuerza tu tienes.

-Fui entrenado en el Praxeum Jedi de Yavin

-Como jedi entrenamiento tuviste, pero mucha oscuridad en tu interior siento

Yo no creo en la luz, o la oscuridad, solo en la fuerza, pero se diferenciar entre quienes la usan para bien o para mal

-El lado oscuro, difícil de percibir es y más aun cuando en ti está, negarlo o intentar ocultarlo no debes, solo que este crezca conseguirás.

Hubo un pequeño silencio y luego Yoda siguió con la charla

-Ahí dentro la oscuridad crece, y me temo que con cosas nunca antes vistas te topaste

-Asi es, habían sombras, que me atacaban, y habían dos, con la forma de mi maestro y mi madre que intentaron que me quitara la vida

-Esas, sombras no eran, fantasmas del lado oscuro son, tus recuerdos

-Fantasmas?

-De aquello que te atormenta, la forma toman, en lugares llenos del lado oscuro aparecen

-Y mi madre, y mi maestro?

-Fantasmas también eran, de tus mas profundos recuerdos, engañarte el lado oscuro quiere, aclarar tu mente debes, acompáñame

Mirax siguió al maestro a la que fue su choza cuando estaba aún vivo.

-El camino de la fuerza un largo sendero es, si al lado oscuro caer no quieres.

-Ya dije que para mi no existe el lado oscuro o el de la luz

-Mucho poder tienes, pero muy necio aún eres, debes aclarar tu mente, a travéz de la meditación- Mirax obedeció de mala gana, y empezó a meditar en conjunto con su nuevo maestro. Pasó varias horas, entonces la oscuridad empezó a turbar su meditación, tuvo visiones de destrucción y finalmente se reincorporó cuando se vio a si mismo morir, curiosamente abrió los ojos al mismo tiempo que el maestro Yoda que dijo:

-El lado oscuro poderoso es, pero mucha mas fuerza ganando está, donde no podemos verlo, tu entrenamiento completar debes, y alcanzar tu destino.

Pasaron los años en un arduo entrenamiento, mientras entrenaba aprendió a usar el plaeryin bol que ocupaba el lugar de su ojo, que resultó siendo una mu poderosa herramienta, pero finalmente pasaron los años, corría el 43 DBY, y su entrenamiento estaba completo.

Tu entrenamiento ha concluido, seguir tu instinto debes ahora, mi misión aqui, ha terminado- tras terminar de hablar el maestro Yoda se desvaneció. Pasaron apenas horas antes de que Mirax viera al Buitre Sombra acercarse, como lo había previsto, llegaron en el momento indicado.

Mientras se entranaba, en la galaxia empezó un conflicto entre Jedis y Siths, el cual los Jedis iban ganando, pero Mirax sentía que aún había mucha oscuridad en la galaxia

-Puede que la Alianza salga victoriosa, pero se vienen tiempos peores, tiempos que no podrán resistir, debemos ayudar-dijo Mirax

-Si crees que la Alianza no podrá con los Sith, aún con su ejercito y el apoyo de la orden, que te hace creer que nosotros podemos ser una molestia para ellos?- replicó Nuru

-Tal vez no ahora, pero tuve una visión durante mi entrenamiento, esta vez clara, y podremos conseguir las tropas para enfrentar la oscuridad-

-Entrenamiento?-preguntó molesta Nadati- creímos que era un exilio-

-Asi era, pero me encontré con el Maestro Yoda- El nombre no creo gran conmoción en el grupo, pero si en la Zabrak, que optó por permanecer callada, disponiéndose luego a preguntar, en tono acusador: -El maestro Yoda sabe sobre tu visión?-

-No, no se lo dije, pero eso no importa ahora, debemos ir a Dantooine, ahí empieza todo-

-A Dantooine?- preguntó Redorhk- si no es mas que un planeta lleno de praderas y granjeros- respondió incrédulo, con cierto aire burlesco-

-Eso es lo que tu crees, pero hay algo mas, pero deberán verlo con sus propios ojos-

Dantooine

Ajenos a la situación de la guerra entre la Alianza y los Sith, el grupo inició su travesía en Dantooine

Al llegar, Mirax tuvo una visión, que mostraba el camino a una cueva en el planeta, pero no lo que llevaba dentro ,la cueva ,ocultaba el primer mapa estelar del imperio infinito, aunque el desconocía lo que era ese artefacto.

Al día siguiente, tras despertar antes que el resto de sus amigos se dirigió a la cueva que había visto en su sueño, al llegar, se mostraba mas en ruinas de lo que pudo haber sido en el pasado. Cuando estuvo a punto de ingresar escucho una voz en su cabeza

-Si entras no podrás salir

-Quien eres?-preguntó Mirax, algo asustado

-Mi nombre es Revan

-Que es lo que quieres?- pregutó Mirax ya mas asustado, el nombre se le hacía familiar, pero no lograba saber de donde

-Darte una advertencia, una vez que entres caerás presa del lado oscuro por completo, y no podrás salir, Acabará contigo! conseguirás lo que empezarás a buscar, y cuando lo hagas habrás muerto.

-Yo no temo al lado oscuro- respondió, y, haciendo caso omiso entró a la cueva

Una vez dentro solo vió un cuarto vacío pero parecía ser infinito, hacia los lados solo podía ver oscuridad, una oscuridad parecida a la oscuridad que sentía dentro y que toda su vida se había ocultado, incluso de el mismo, pero ahora podía sentirla, sentía como el odio lo consumía.

Pasó de la habitación a una mas pequeña, donde se encontró con un droide que no lograba reconocer, y que a su vez le habló en un idioma que tampoco reconoció.

Pasó el tiempo y rondando la sala empezó a perder la paciencia, la ira aumentó, su cabeza empezó a dolerle fuertemente, por lo que se sentó a meditar.

Cerró los ojos, pasaron los minutos y finalmente los abrió, se encontró en un lugar completamente vacío frente a un ser que jamás había visto antes, cuando este habló, le entendió a la perfección

-Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que alguien vino

-Que este lugar?-preguntó- esta lleno del lado oscuro

-Es la cámara de un mapa estelar, un antiguo artefacto, creado por los constructores, ahora extintos, hace miles de años

-Un mapa? a donde lleva?

-Solía llevar a la mayor creación de su especie, la fragua estelar, pero un humano, llamado Revan la destruyó, obedeció a los ancianos y en vez de reclamar su poder prefirió destruirla!. Pero tú, tu puedes reconstruirla, reestablecer su civilización.

-Revan?... quien es el?

-Eso no importa ahora, lo importante es, aceptas la propuesta?

-Y yo que gano?

-Poder infinito.

En ese momento salió a la luz la peor versión del joven Mirax, quien codicioso aceptó la propuesta

-Perfecto- dijo el extraño ser- hacía los lados se abrirán dos cámaras mas, deberás destruir a los droides que están dentro para acceder a la sala donde está el mapa estelar, además del mapa encontrarás un baúl que quiero que te lleves, y ya te diré para que sirve.

Así pasó y Mirax se dirigió a la cámara de la izquierda y se encontró con el droide, al que levantó con la fuerza y arrojó contra la pared del fondo, para luego asestarle un golpe con su sable de luz después de un largo salto para alcanzarlo, una vez destruido se dirigió a la segunda cámara, donde destruyó al robot con la misma facilidad, pero al salir, Revan una vez más

-Te dije que no entraras! te lo advertí!- grito furioso el espectro - la oscuridad te consumirá!

Revan cayó presa de la ira sus ojos se tornaron rojos a la vez que un aura oscura irradiaba de su cuerpo, Mirax se asustó de lo que veía tanto que su pelaje se tornó completamente gris, y sus piernas temblaban increíblemente rápido, y al tiempo que caían frías gotas de sudor de su frente Revan siguió hablando:

- No puedo permitir que llegues a la fragua, no lo permitiré! - y empujó a Mirax hacia una de las paredes con la fuerza, atravesándola antes de que pudiera reincorporarse, lo empujó de nuevo, y de nuevo. Una vez mas Mirax trató de reincorporarse, pero Revan empezó a lanzar rayos de fuerza contra el.

Mirax estaba al borde de la muerte, se desvaneció, completamente derrotado, fue cuando Revan volvió en si y paró. Se acercó a Mirax y al comprobar que no estaba muerto, lo ayudo a levantarse, pero volvió a desvanecerse, por lo que Revan lo arrastró a una esquina y lo curó con la fuerza y lo dejo reposando, mientras esperaba arrepentido por haberse dejado llevar por la ira de esa manera.

Pasaron varias horas, y Revan seguía esperando a que Mirax despertara. Finalmente lo hizo, pero sin que Revan se diera cuenta, una vez que estaba completamente dentro de sí, atacó a Revan con un fuerte empujón de fuerza, empuñó su sable de luz y embistió al espíritu, que podía interactuar con el mundo físico, Revan se salvó de manera casi milagrosa ante la furiosa embestida del kushibano, cuyo cuerpo, consumido por la ira y el dolor empezaron a cambiar, el ojo que no había sido cambiado por los vong, empezó a irradiar una luz amarilla, su pelaje se tornó rojo oscuro y soltó un grito que parecía de criatura, un grito agudo que atemorizaría incluso al mas valiente, entonces se dispuso a atacar a Revan de nuevo quien rodó por el suelo y se volvió a salvar, una vez mas, Mirax saltó sobre el, pero Revan lo empujó con la fuerza, y atrajo su sable con la fuerza, para luego quebrarlo. Mirax se levantó, cargado de ira corrió hacia Revan para intentar golpearlo, pero este, al estar mas calmado, lo inmovilizó con la fuerza. Mirax luchaba fervientemente por liberarse, pero no lo consiguió, finalmente, agotado, se rindió.

Revan se le acercó, y lo levantó y le dijo:

-Perdóname por eso, llevo aqui, miles de años, y no puedo salir no quería que alguien mas pase por lo que pasé

-Como acabaste aqui? como acabaste asi, y como acabé asi?

-Lo que se oculta detrás de es puerta, es un mapa a la fragua estelar, el arma mas oscura y poderosa de la historia, capaz de crear un ejército enorme en poco tiempo, pero la destruí! no tiene sentido que el droide te mande a buscarla, algo está ocultando

-Pero que te pasó?! porque estas atrap...

-Porque lo fui todo, y a la vez nada- dijo interrumpiendo - como lo dijo una vez mi aprendiz "Salvador, conquistador, héroe, villano. Eres todas estas cosas Revan… y no eres nada. Al final no perteneces ni a la luz ni a la oscuridad. Siempre estarás solo" y vaya razón que llevaba. Yo pude ser grande, hice retroceder la orda mas grande de Mandalorianos, una horda que pudo acabar con la república entera, junto con Alek, pudimos haber sido héroes, pero encontramos esto, y lo cambió todo, nos arrastró al lado oscuro, y por eso ahora estoy aqui, porque la oscuridad y el odio que infundió en mi, no me permiten hacerme uno con la fuerza, y ahora estoy atado a este lugar.

-El droide me dijo que podría ayudarlo a reconstruir una especie, de la que nunca había oido antes

-Los rakata, pero debió presentarlos como los constructores, Revan se quedó pensativo y callado a lo que Mirax respondió:

-Ayúdame, entrename para no caer presa de esa oscuridad, y tal vez pueda ayudarte a salir de aquí

Revan pensó en la propuesta, estar encerrado, solo tanto tiempo en ese templo, lo había vuelto loco por lo que respondió:

-Esta bien, pero primero debes destruir ese droide y luego vamos por el mapa estelar

-Pero no tengo sable de luz

-No lo necesitarás

Mirax, con algo de duda en la cabeza, prefirió no objetar, y se dirigió a la sala restante, donde se encontraba el segundo droide, el cual empezó a dispararle y lanzarle llamaradas de fuego, las cuales Mirax, esquivó con gran habilidad. Corrió hacia el droide, y dando una vuelta sobre su cabeza que finalizó en un empujón de fuerza hacia el suelo, hizo volar al droide, lo levantó con la fuerza y lo hizo volar hacia el fondo de la habitación, para luego hacer colapsar las columnas de la sala con la fuerza, quedando el droide destruido.

Salió de la sala, y afuera lo esperaba Revan juntos se dirigieron a la última puerta, la que los dirigiría al mapa estelar. Esta se abrió sin presentar oposición y detrás se presentó el mapa estelar, sus tres brazos se desplegaron y se inició una proyección holográfica que revelaba la ubicación de la aclamada forja estelar

-Cuando vine yo estaba incompleto, supongo que se auto reparó en todo este tiempo después de todo 4.000 años hacen una gran diferencia

-Llevas aquí 4.000 años?

-Mas o menos, pero, el tiemo pasa mas rápido de lo que crees... pero no es momento de hablar de eso, toma lo que necesitas y vete.

Mirax abrió el baúl, adentro había una capsula con un liquido azul, un cristal para sable de luz, que jamás había visto antes, lo cual lo extrañó un poco, pero lo cogió y pasó de largo. Y finalmente había una caja mas pequeña, pero estaba cerrada por lo que solo la cogió y se la llevó

-Encontraré la forma de sacarte de aquí antes de ir por la fragua, lo haré mas rápido posible

-No te preocupes, ya esperé mucho tiempo, un poco mas no me hará daño- respondió Revan

Luego de despedirse, Mirax salió a la sala donde se encontraba el robot, a quien le preguntó para que servían las cosas que había encontrado en el baúl

-Solo espera a estar en la tierra de los constructores, allí encontrarás uno igual a mi, el te dirá que hacer- dicho esto Mirax se dirigió a la salida y se fue a su nave, a la que llegó por la noche. Al parecer se había ausentado mas de lo esperado pues al llegar, se encontró solo con Nuru, quien le dijo que todos habían salido a buscarlo y que se había ausentado por casi dos días enteros.

Mirax le explicó lo que había pasado y se fue a dormir, estaba agotado después de todo lo que había pasado. Durante la noche, tuvo una nueva visión en la que se podía ver al mismo, poniendose una máscara, con un visor en forma de T, al ponérsela, escuchaba una voz dentro de su cabeza, y detrás de el estaba Revan. Despertó al medio día del día siguiente, ya con todos en la nave. Les explicó todo lo que había sucedido, el encuentro con el fantasma de Revan y su visión durante la noche a la cual Nadati parecía tener una respuesta:

-Puede que la máscara exista, y sea la manera de liberar a ese tal Revan

-Puede ser, pero como?

-Cuando un señor de los sith o algún jedi muere, su alma no puede descender al inframundo de la fuerza, y quedan atados a un lugar u objeto, si canalizamos a su espíritu dentro de la máscara, será su nuevo hogar, por asi decirlo, y podrá salir del templo, hasta que encontremos la manera de liberarlo

-Algo así como un amuleto?- preguntó Redorhk

-Más o menos- respondió la zabrak

-Entonces hay que encontrar la máscara y meter al fantasma ahí-dijo Senn- como lo hacemos, y lo mas importante PORQUE lo hacemos?- añadió.

-Si, pero aun no se como, puede que Revan tenga alguna idea

-Esperemos que sea asi, si no no podremos llegar a la fragua estelar- dijo Mirax

-Fragua estelar?-preguntó Nuru

-El motivo por el que hacemos esto, no estoy seguro de que es, pero se que es poderosa, Nadati, vamos al templo y hablemos con Revan, los que quieran venir, vamos

Se les unieron R3 y Senn, que había escuchado de Revan antes, y quería ver quien era en realidad. Mientras que Nuru y Redorhk fueron a explorar el planeta -Es relajante- comentaba Nuru quien ya había explorado parte del planeta.

Mirax y los demás llegaron a la cueva en poco tiempo, y al entrar se les apareció Revan

-Quienes son ellos Mirax?

-Son mis amigos, vinimos a ayudarte, tuve una visión, en la que veía una máscara, como de un mandaloriano...

-Es mi máscara, pero, para que la necesitas?

-Puede ser que si logramos canalizar tu espíritu a ella, puedas ser liberado de aquí- respondió Nadati en lugar de Mirax, por cierto, me llamo Nadati

-Por medio del caminar con la fuerza, podré unirme a la máscara, ahora, solo deben traérmela.

-Que es el caminar con la fuerza?- preguntó intrigado Mirax

-Es un ritual del lado oscuro, permite unir fantasmas de fuerza a un ser, y ambos se vuelven mas fuertes.

-Y como se realiza?

-Hay muchas formas de hacerlo, la que yo conozco es por medio de un objeto, ya sea de gran presencia oscura, como un holocrón o un sable, o algún objeto que perteneció al fantasma

-Como tu máscara- dijo Senn - que rompió su silencio después de haber escuchado la conversación con cautela

-Pero hay un problema, donde está tu máscara?-preguntó Nadati

-Debería estar en mi tumba, en Yavin 4, pero no se si está dentro del sarcófago

-Entonces vamos a Yavin conseguimos la máscara y volvemos, algo que quieras añadir?

-Puede que se encuentren con un par de trampas aaa y por favor, trae mi sable, se encuentra en un pilar detrás del sarcófago

-Que clase de trampas?- preguntó Mirax

-No estoy seguro, no debería ser nada que los deba preocupar, pero deben estar alertas

Una vez dicho esto el grupo de amigos regresó a su nave tras su corta visita, el mas impresionado era Senn, pues Revan era una leyenda entre los mandalorianos, por su gran campaña cuando ellos pudieron haber conquistado la galazia entera, y contra todo pronóstico Revan obligó a su flota a retroceder, mientras que Nadati y Mirax estaban mas interesados por el ritual del que les había hablado

Tras un regreso en el que todos estaban inmersos en sus pensamientos, sin hablar, llegaron a la nave, estaba ya anocheciendo pero sus amigos aún no habían regresado, los esperaron por horas, pero Mirax empezó a inquietarse entonces R3 se le acercó, tenía un mensaje de Nuru, y se notaba muy preocupado.

-Nece..tamos .,yuda! Nos quedamos atra..dos en una es..c.e de c..s.ti.llo ..... el sur, entramos hasta lo mas profundo pero nos c..rra... el paso .. regresar R3 ! Necesitamos que vengan ya!- el mensaje estaba muy entrecortado y no se escuchaba con claridad, sin embargo Mirax logró entenderlo - Vamos en el buitre, así llegaremos mas rápido- dijo Mirax, el que se dirigió junto a sus amigos hacia el sur, tras unos minutos de vuelo, lograron divisar el castillo a lo lejos, alrededor de un gran paisaje verde, seguido de varias montañas.

-Mas que castillo parece una base militar- comentó Senn, y como que, era una instalación muy fortificada, tenía un aspecto antiguo, pero no demasiado, casi como si fuera figurado, se podía observar una gran puerta, encima había un balcón, y a cada lado dos ranuras, no alcanzaban a ver mucho mas, pues estaba cubierta por Musgos y a su alrededor había una gran cantidad de árboles, arbustos y una gran vegetación . Se empezaron a acercar mas, fue entonces cuando pudieron observar que parecía en realidad operativa, cuando estaban ya mas cerca y se disponían a aterrizar, recibieron un disparo de una batería anti aérea, que había salido de una de las ranuras que habían visto y pegó justo en uno de los motores de hiper propulsión

-DEMONIOS! SENN, NADATI! A LAS TORRETAS! R3 VE A REVISAR EL MOTOR! YO VOLARÉ ALREDEDOR HASTA QUE LOGREMOS ATERRIZAR- gritó Mirax, activó los escudos y empezó a volar el buitre sombra alrededor de la fortaleza con gran habilidad. Mientras volaba logró detectar otro disparo antes de que impactase, y realizó una maniobra evasiva hacia la derecha, que le permitió esquivar el disparo por apenas centímetros. Los disparos se volvieron más continuos, lo que facilitó a Mirax ubicar las torretas

-Senn, Nadati, prepárense, me pondré en posición de disparo, cuando esté listo quiero que disparen hacia las torretas, son 8 a los lados, 3 al frente y 4 atrás, todas a la misma altura, daré una vuelta entera - dijo a través del comunicador de la nave

-Copiado- dijeron ambos a coro. Mirax dio media vuelta, elevando la cabina y girando, así se puso en posición, a mi señal, quiero que disparen a quemarropa, mientras yo sigo avanzando, asi acabaremos con todas de una sola vez, avísenme cuando las tengan en la mira, empezó a tomar la curva, avanzó varios metros más, puesto que la fortaleza tenía una extensión muy amplia, siguió avanzando y se colocó en posición ,solo un segundo después Senn dió la señal de que estaba listo, seguido de Nadati por lo que Mirax dió la señal, inmediatamente y como en una coreografía, el buitre sombra empezó a avanzar, a la vez que disparos salían de las torretas como fuegos artificiales, pero iban dirigidos con grán precisión, impactó el primer disparo, y una gran honda expansiva se creó, desde dentro empezaron a sonar las alarmas, inaudibles al exterior y así los disparos fueron cayendo, uno a uno sobre cada torreta, creándose una gran masa de fuego por las explosiones de las batería anti aéreas, Mirax tomó la primera curva, hacia la derecha, que daba hacía el lado del frente, giró con gran precisión, y siguió avanzando, pero cuando se acercaba al final de la recta, del balcón se asomó un soldado, con armadura casi enteramente negra, a excepción de algunos detalles rojos, con un lanza cohetes, y disparó, con dirección al motor restante. Senn se percató, pero antes de poder dar una alerta a Mirax, el proyectil impactó, lo que hizo que el buitre perdiera su potencia totalmente, y cayera irremediablemente al suelo, haciendo volar cuanto encontraba a su paso, terminando envuelto en una humareda negra. El impacto daño la nave gravemente el casco de la nave, los vidrios delanteros estaban rotos, y por dentro el humo negro invadía por completo. Mirax fue el completo en reincorporarse, con la ayuda de R3, que tenia la pintura cubierta de negro, ambos salieron a través de los vidrios delanteros, R3 voló levemente hasta aterrizar, mientras que MIrax, completamente aturdido, cayó al suelo. Se levantó, y empezó a levantar la nave para permitir que la rampa de salida se abriera, y que sus amigos pudieran salir, a diferencia de la pelea con Revan, su cuerpo se había recuperado increíblemente rápido, como si se hubiera fortalecido, pero de una manera impresionante. Finalmente termino de levantar la nave, y desplegó el tren de aterrizaje, y la asentó de nuevo, vió los motores, completamente incendiados y le dijo a R3 -Vamos, no creo que podamos arreglarlos, pero al menos le daremos potencia suficiente para salir de aquí- luego entraron a la nave, MIrax encendió los sistemas de refrgeración, para apagar el fuego de los motores, el humo se empezó a disipar. Se dirigió a las torretas, y sacó a sus amigos, que empezaron a recuperarse. Una vez los había dejado echados en sus habitaciones, conectados a un suero de bacta, que Nuru (que era un grán médico) había instalado mientras Mirax estaba en el exilio, se dirigió a la sala donde estaban los motores, ya no se incendiaban gracias a los sistemas de refrigeración, pero el cableado que les llevaba energía estaba completamente destruido y uno de los motores estaba completamente perforado, al igual que su parte del casco. Mirax lo analizaba con paciencia, en eso, le llegó una llamada al telecomunicador, era Nuru que decía: Mirax! estan afuera?

-Asi es, nos dispararon cuando estábamos por aterrizar, donde está ustedes?

-Estamos escondidos, enviaron un grupo de reconocimiento a ver si están muertos

-Esta bien, tienen armas?

-Si, casi no usamos balas, pero logramos engañarlos, y nos escondimos en las rendijas de ventilación, pero nos estarán buscando ahora mismo-

-Entonces acabaremos con el grupo de reconocimiento, y cuando envíen a un grupo mas grande a buscarlo, quiero que me avises, y es cuando quiero que salgan, si los dividimos no podrán con nosotros

-De acuerdo- dijo Nuru y se desconectó

-Lleva toda la potencia al motor que esta sano, será suficiente para salir de aquí- le dijo Mirax a R3- yo iré a avisar a los demás.

Cuando llegó a sus habitaciones, ya estaban casi recuperados, nada sorprendente, pues Senn es un mandaloriano, hecho para pelear y Nadati una ex sith, que ademas fue modificada, al igual que Mirax por la bio tecnología de los Vong. Pasaron apenas minutos y ambos estaban ya completamente despiertos, probando su fortaleza, y la efectividad del suero de Nuru. Una vez enterados, Senn develó un secreto, que parece hace ya mucho tiempo quería mostrar. Desveló un arma, en la que había trabajado en secreto durante mucho tiempo, según parecía. Se trataba de una ametralladora de tres cañones, disparaba balas de energía, que al ser disparadas a gran velocidad obtenían una gran capacidad de perforación, ademas de generar una explosión a su alrededor, lo que aumentaba la posibilidad de causar bajas contra enemigos que estuveiran agrupados. Los cañones tenían una longitud de aproximadamente 1 metro, y lo seguía el receptáculo cuadrado en el que iban las 4 celdas de energía que potenciaban la máquina. Completamente cargadas tenían una capacidad para disparar cerca de 4000 balas. Estaban distribuidas en dos celdas horizontales que estaban separadas por un cilindro que permitía que los cañones giren para transformar la ametralladora en un lanza proyectiles de gran potencia, alimentados también por 4 celdas de energía de mayor potencia, ubicadas debajo de las anteriores. Senn sacó su nueva arma, y la preparó para ser utilizada, en eso, Mirax se dio cuenta de que no tenía sable de luz, por lo que tomó un arma blaster y un vibro cuchillo para pelear. Una vez listos, salieron de la nave y se prepararon para el ataque, aprovechando que detrá de ellos había una montaña que impediría que sean emboscados, formaron con rocas y troncos una barricada, al centro se encontraba la nueva arma de Senn mientras que Mirax y Nadati cuidaban los flancos.

-Muy bien, este es el plan, acabaremos con el equipo de reconocimieto con armas de cuerpo a cuerpo, así no gastaremos munición, cuando envíen equipos mas grandes, empezaremos a usar las armas de fuego, incluyendo la ametralladora, solo debemos aguantar hasta que Nuru y Redorhk lleguen y luego nos marchamos- dijo Mirax

-Como nos iremos si aún hay baterías anti aéreas que nos volaran en pedazos ni bien despeguemos- dijo Nadati

-Yo me encargo, plantaré cargas en las primeras cuatro, son las únicas que nos alcanzarán, podrán aguantar sin mi?- dijo Senn, un poco en tono de broma

-Si podremos, ademas tenemos tiempo antes de que llegue el equipo de reconocimiento y noten su ausencia cuando los hayamos matado

.Pues voy- respondió el mandaloriano y se marchó

Pasaron los minutos, y llegó el equipo de reconocimiento, con el que Mirax y Nadati acabaron con facilidad, emboscándolos, saliendo de entre los árboles a matarlos. El deslizamiento de la nave al ser derrubada había creado una especie de camino, pero mas que un alivio, era una perdición para quien pasara, los desniveles, árboles incendiados y derribados, creaban un paisaje propicio para un ataque certero, a cualquiera que se acercara, factor que Mirax aprovecharía muy bien. Mientras tanto Senn había logrado llegar a las torretas desde fuera. Pero para plantar las cargas sin ser descubierto tenía que emplear al máximo sus habilidades de sigilo.

Anclándose a una ventana por medio de un gancho que siempre llevaba con el, Senn había logrado entrar a la fortaleza, ahora quedaba lo mas importante, destruir las torretas anti aéreas para poder escapar. Había caido en una pequeña armería, como provisional lo cual era de esperarse pues el complejo era de proporciones gigantescas, mas aún contando los pisos de altura que tenía.

Cogió un par de granadas de conmoción, detonadores térmicos una daga y munición, y siguió su camino, al salir de la sala, vió a dos guardias, que acababan de pasar de largo por la puerta uno llevaba un panel de control. Se acercó sigilosamente a ellos y tomó al de la derecha por el cuello, y pasó la daga por su cuello, el segundo tardó en reaccionar a la situación, antes de siquiera poder hacer un movimiento Senn ya lo había tomado de un brazo, el cual lo dobló para inmovilizarlo y luego matarlo de igual manera, recogió el panel, que era un mapa de las instalaciones, las torretas estaban demasiado alejadas, y temía ser descubierto si lo intentaba, pero estaban todas conectadas a un generador de energía, si lo apagaba o destruía sería mas fácil que ir a buscar a todas las torretas, que ademas estarían fortificadas despues del ataque. Solo había un pequeño inconveniente, antes de llegar al generador, debía pasar por un cuartel. Un ataque desde el frente significaría su muerte segura, y los ductos de ventilación tampoco eran una opción, eran dos redes diferentes y para llegar a esa red tendría mucho camino que recorrer y sería facilmente descubierto. Pero lo pensó un poco y talvez los ductos le servirían. Regresó a la sala de la armería y entró a los ductos usando una vez mas su gancho. Con total sigilo empezó a avanzar por los ductos, en su mapa podía ver que ya se encontraba en los pasillos, giró hacia la izquierda y luego a la derecha, avanzó varios metros en linea recta un giro mas a la izquierda y estaba a solo pasos del cuartel. Tenía un plan listo, y estaba apunto de ejecutarlo. Se asentó al lado de la rejilla que daba al cuartel, la abrió sigilosamente y echó tres granadas de conmoción. Con todos los soldados completamente aturdidos, Senn arrojó una granada mas, una de humo que cubrió toda la sala. Usando visión de calor, salió de los ductos, y empezó a cargarse a todas las tropas con certeros disparos. Para cuando se disipó el humo, ya no había ningún soldado, y lo que era mejor, no había activado la alarma. Pasó a la sala del generador de energía al cual le plantó las 4 cargas que debían haber ido en las torretas. Una vez activadas volvió al ducto en el que estaba, hacia la armería y salió por donde había entrado. Se enganchó al techo y saltó, llegó al suelo y activó las cargas, La cercanía que estas tenían creó una reacción en cadena muy fuerte, pero el fuerte blindaje de las habitaciones sumada a la gran extensión de la fortaleza la protegieron de quedar completamente destruida. Senn había logrado salir justo a tiempo, pues un gran contingente ya estaba luchando contra sus amigos. Y a juzgar por la explosión otro mas grande se encontraba en camino. Se apresuró en llegar a su arma, la cual empezó a disparar con velocidad, la batalla se extendió un par de minutos mas, en los que los tres amigos repelían las oleadas con gran capacidad. Tuvieron un descanso despues del ataque. Tiempo en el que R3 logró reparar el motor, ahora solo faltaba ver donde estaban Nuru y Redorkh, por lo que Mirax se pusó en contacto con ellos que respondieron;

-Estamos cerca de la salida, aprovechamos la primera oleada para salir, pero por el pasillo principal está saliendo una oleada enorme.

-Creen poder emboscarlos?- dijo Mirax

-Si, con un par de granadas y atacando a la retaguardia podemos debilitarlos-

-Muy bien, ahora que no hay torretas y tenemos el buitre listo, podemos apoyarlos- y cortó dirigiéndose luego a sus compañeros

-R3, quiero que nos lleves a la puerta de la fortaleza y nos mantengas en posición de combate, puedes hacerlo? el droide hizo un ruido en señal de aprobación

-Muy bien, Nadati, tu y yo usaremos las torretas para ayudar a nuestros amigos, Senn dejaremos la rampa de entrada abierta, así podrás usar tu arma- dicho esto, entraron a la nave y se pusieron en sus puestos, R3 se conectó a la central de la computadora, y antes de despegar MIrax se contactó de nuevo con Nuru:

-Los esperaremos en la entrada, les avisaremos cuando estemos listos y ustedes empezarán la emboscada- y asi lo hicieron, llegaron a la entrada en el momento en el que las tropas salían de la fortaleza, el fuego de las torretas y la ametralladora de Senn empezaron a mermar gravemente las fuerzas rivales, cuando las tropas se empezaban a retirar Nuru y Redorkh lanzaron varias granadas y detonadores, la explosión, ademas de acabar con un gran número de tropas, les cerraron la vía de escape, acto seguido, empezaron con el fuego a discreción. Los soldados enemigos, lejos de poder reaccionar empezaron a disparar a todos lados, llenos de pánico, solo lograron empeorar su situación, estaban atrapados cerca a 100 soldados, mas los cadáveres que los rodeaban. El buitre empezó a descender acercándose a la puerta, lanzaron granadas de humo, y de entre las sombras, salieron los dos integrantes que faltaban, sin dejar de disparar, abordaron la nave, y se fueron ya aliviados pero aún quedaba una interrogante; Quienes eran estos enemigos?.

Se asentaron cerca a una ciudad para poder reparar el motor averiado, había sido atravesado popr un proyectil, pero Senn podía encargarse de aquello, al igual que de los daños en el casco. Esperaron al día siguiente, y Senn se dirigió a la ciudad, que pese a no tener una gran extensión, parecía tener lo necesario para reparar el motor.

"Bienvenidos a Kariun" ponía el letrero de entrada. Senn deambuló por varias calles, algunas mas estrechas que otras encontrándose sobre todo con humanos tranquilos, pues en la ciudad no se llevaba una vida demasiado ajetreada. Tras pasar un tiempo deambulándo finalmente dio con una tienda de repuestos. Atendía un Rodiano, con pinta de llevar muy bien el negocio, pues su taller estaba surtido y por lo que parecía tenía una buena clientela.Se dirigó al Rodiano, que amablemente le proporcionó lo que iba a necesitar, tras haber escuchado atentamente la explicación del daño que Senn le había proporcionado. Entre estos objetos se encontraba un nuevo sistema de cableado, un generador un convertidor de potencia ,un transistor y un par de placas metálicas para cubrir los hoyos tanto en el motor como en el casco. Pero Senn compró varios accesorios para armas y armaduras y se retiró. Una vez en la nave se dispuso a reparar el motor dañado, desconectándo primero la potencia del motor que seguía bien, cambiando luego el cableado el transistor y el convertidor de potencia del motor dañado. Antes de cubrirlo con las placas metálicas hizo una prueba de funcionamiento encendiendo la nave, una vez comprobado el funcionamiento, selló las piezas con su cortador de fusión y acopló las placas, el motor estaba listo y ya podían seguir con su travesía.

La tripulación salió de Dantooine con muchas expectativas de lo que psaría a continuación, pero tambien con muchas dudas debido a lo que les había sucedido. Les tomó un largo tiempo encontrar la tumba de Revan, meses en los que reinó la tranquilidad y en los que todos mostraron sus vocaciones, y poco a poco irían mostrando sus especialidades, uniéndolas para formar un equipo formidable.

Capitulo 2

Tras varios mese de búsqueda, Mirax y sus amigos habían encontrado la tumba de Revan. Una cálida tarde que habían empleado entera, como muchas otras, la búsqueda de la tumba finalmente llegaba a su fin. Senn exploraba los bosques de Yavin con una nueva armadura que el mismo había construido, como dictaba la tradición mandaloriana, se trataba de una armadura color amarillo y rojo con detalles negros y plateados, ajustada a su cuerpo y muy bien diseñada, ademas de las partes que llevaba una armadura normal, Senn había incluido a la suya una lamina metálica que cubría sus mejillas y boca, iba sobre el casco y se replegaba cuando el quisiera y podía mantenerla sin necesidad de tener el casco puesto, con ella obtenía oxigeno en caso de necesitarlo, pero lo usaba mayormente solo como ornamento, el casco llevaba ademas una visera semi transparente, que mantenía levantada pero al bajarse, complementaba a la lamina para formar una máscara y permitía a Senn ver en la oscuridad u obtener datos sobre casi cualquier cosa que observara, una planta, material, estructura o lo que fuera. y para finalizar el casco llevaba una linterna en la oreja izquierda y una pequeña ranura en el lado derecho, a la que podía conectar distintas cosas o armas. en el traje llevaba las pautas normales de una armadura de mandaloriano moderna, pero podía conectar el arma que había creado a su hombro izquierdo, llevaba ademas dos dagas en los costados de sus muslos y una cuchilla oculta en la parte superior de su muñeca derecha. Entre sus accesorios poseía un telecomunicador en la muñeca izquierda, un cinturón con bastantes bolsillos y ranuras, del que colgaba su arma un bláster pesado DLT-19 modificado, que había adquirido por medio del mercado negro, y luego personalizó añadiéndole un cargador extendido, una culata para tener mas control y aumentó su velocidad y potencia de disparo, teniendo ademas el jet pack, que podía transformarse en una mochila de propulsión para el agua, puesto que el traje era completamente sumergible. Unido a su armadura Senn se había transformado en una formidable máquina de destrucción, debido a su gran uso de las armas pesadas y su dominio sobre la mecánica, pero sin perder su audacia y tranquilidad, siendo ese el motivo por el que pudo encontrar la tumba de Revan, una estructura no demasiado grande, pero consumida por los bosques de Yavin se hacía casi imposible de ver, por lo que en cuanto Senn la vió, llamó a sus amigos sin pensarlo, quienes se reunieron con el apresuradamente. Llegaron todos de distintas formas. Mirax y R3 llegaron en un caza estelar de forma punteaguda por delante, algo aplanado y con la cabina por detrás, muy parecido a un caza delta 7, de color plateado con rojo. Nadati llegó en un speeder que había adquirido en el tiempo que buscaban la tumba de Revan, con el objeto de facilitar la búsqueda, no tenia modificaciones, ya que la mecánica no era su estilo, pero sin necesidad de ser modificada era muy veloz, pues llegaba hasta 550 Km/h ademas de ser maniobrable y tener un armamento mas que decente, por lo que llenaba las exigencias de la zabrak. Redorkh y Nuru llegaron en el Buitre sombra, solían ir juntos a todos lados, pues mas allá de la amistad que llevaban todos en el grupo, el lazo entre ellos dos era mas fuerte. Una vez que todos estaban reunidos, se dispusieron a entrar a la tumba. Pudieron comprobar que efectivamente, era lo que buscaban por el grabado que llevaba la entrada; "Revan, Salvador, conquistador, héroe, villano". Tenía un pórtico grande, sobre el cual estaba la leyenda, al entrar había un pasillo, y tras atravesarlo, se empezaba a inclinar y empezabas a bajar, profundamente. El grupo de amigos empezó a descender hasta que llegaron al fondo. Empezaron a avanzar, pero algo tétrico pasó, escucharon voces, unas se quejaban, otras sufrían pero empezaron a desesperarse, no podían ni siquiera avanzar de lo molesto y atemorizante que resultaba aquello, Mirax empezó a tambalearse y gritar, tapándose los oidos, reacciones parecidas, pero no tan malas, tuvieron sus compañeros, finalmente se tiró al suelo, y lanzó un grito aun mas atemorizante, que calló a las voces. Se levantó aun desesperado por la cantidad de voces que había escuchado y empezó a avanzar. Entonces un aura de luz apareció delante de el, y tomó una forma humana, era el fantasma de Bastila Shan.

-No sigan, aun tienen tiempo para escapar- dijo el fantasma-

-Ahórrate el discurso, no vamos a detenernos- respondió Mirax encendiendo su sable de luz, acto seguido Nadati también encendió el suyo y luego todos se prepararon Redorkh sacó dos sables algo curvos y delgados pero largos. Senn desenfundó su bláster, no traía su ametralladora, y Nuru sacó dos pistolas bláster, llevaba dos sables parecidos a los de Redorkh en la espalda, solo que eran mas pequeños.

Ante este acto, Bastila encendió su sable de dos lados- Si es pelea lo que quieren, pelea tendrán- Mirax, lucía confundido, no esperaba que decidiera pelear contra todos, pero entonces sus dudas se solventaron, de detrás de Bastila empezaron a aparecer muchas mas almas, en cuanto Mirax se percató empezó a correr hacia Bastila, seguido por Nadati y Redorkh, mientras que Nuru y Senn se quedaron mas atras. Mirax saltó hacia Bastila y le atacó, pero esta se cubrió, empezó un combate intenso, mientras tanto al rededor sus amigos también estaban ocupados.

Mirax daba golpes certeros y frontales, sobre todo desde la parte superior, aprovechando su mayor estatura, pero Bastila lograba bloquearlos todos, Mirax embestía con cada vez mas fuerza y hacía retroceder a su enemigo, que, empezaba a perder fuerzas. Dos movimientos certeros, uno desde la derecha, que Bastila bloqueó, y otro desde la izquierda, que ya no pudo bloquear, desarmaron a Bastila, pues el segundo golpe impactó en su brazo, haciendo que suelte su sable, luego Mirax la ampujó con la fuerza, y saltó para darle la estocada final, pero cuando estaba por asestarle el golpe, ella le devolvió el favor, y le dió un empujón de fuerza. Bastila se recompuso, y empezó a acercarse a Mirax caminando un poco acelerada, atrajo su sable de luz y se dispuso a acabar con Mirax, encendió su arma, estaba en frente del kushibano, que estaba completamente abatido, iba a acabar con el, pero Nadati se interpuso en el camino de su sable, y empezó a pelear contra Bastila ferozmente, Mirax empezaba a levantarse y pudo observar el panorama, era un pasillo amplio bien iluminado por antorchas, había estatuas de Revan en los costados, y todas tenían una inscripción en la base, pero no alcanzaba a leerla. Empezó a girar la cabeza y vio a sus amigos, Senn había dejado de usar su rifle, y empezado a usar sus dagas, pero empezaban a ganarle terreno, Nuru y Redorkh peleaban cerca, pero tambien empezaban a sacarles ventaja, R3 se había escondido y de vez en cuando salía y aprovechaba las armas que Mirax le había puesto, Nadati mantenía un combate feroz con Bastila, ese fue el lugar al que se dirigió. Dando un salto largo cayó sobre Bastila, pateándola, pero esta logró frenar para no caer demasiado lejos, se disponía a ponerse de pie, pero Mirax empezó a lanzarle rayos de fuerza. Finalmente, Bastila cayó derrotada y con sus último aliento alcanzó a soltar una frase.

-No dejen que regrese- dijo Bastila con voz entrecortada, para luego desaparecer, junto con todo el ejército que le acompañaba, sus amigos se reunieron, desconcertados por lo que acababa de pasar.

-Buen ejercicio- dijo Nuru en tono de broma

-Estoy fuera de forma, tengo que entrenar mas- dijo Redorkh riéndose

-Como sigas comiendo filete de krakana y cerveza vinta, parecerás un Bantha- respondió Mirax, siguiendo con el Juego, a lo que todos se rieron- hay que seguir-dijo, con algo de risa en la voz, todos asintieron y continuaron su camino.

Atravesaron varios pasillos mas, atentos y en silencio, todos tenían la misma estructura, hasta que finalmente, al atravesar una puerta encontraron lo que buscaban. Dentro de esa sala estaba el cuerpo de Revan, enterrado en el sarcófago, y detrás el pilar con su sable. Tenía grabados que narraban su historia, en dibujos, que mostraban como se consagró como héroe de la república, su caída al lado oscuro y su redención. Mirax entró solo a la sala del sarcófago, y se acercó al mismo. Para llegar a él había que subir unas pequeñas gradas, al momento de simplemente tocarlas se reveló la máscara que buscaba, la tomó y sintió como todos los recuerdos que cargaba, entraron a su mente. Siguió su camino hacia el sable, pero no parecía que estuviera dentro de el pilar. Entonces algo, que incluso parecía venir de la máscara, le hizo sentir que debía ponérsela, cuando lo hizo, el pilar giró y reveló un receptáculo que contenía el sable dentro, lo tomó y esta vez, sintió un conflicto en su interior, sintió la lucha entre la luz y la oscuridad, Salió de la sala, e indicó a sus compañeros que era momento de partir, quienes asintieron. Solo Nadati había sentido el conflicto que tenía Mirax en su interior.

Decidieron partir hacia Dantooine a la mañana siguiente. En esa última noche en Yavin IV, Mirax tuvo una visión mas, esta vez se veía a con la máscara de Revan, en un templo o palacio, frente a un enorme ejército, esta vez era el conquistador. Antes de despegar a la mañana siguiente, prepararon todo, la nave de Mirax, se acoplaba prefectamente a la parte superior trasera del Buitre Sombra, pareciendo incluso, parte de el. Una vez que habían empacado todo se dirigieron a Dantooine, durante todo el trayecto Mirax se quedó pensativo sobre la visión que había tenido, inquieto empezó a recorrer el Buitre sombra, que había sufrido de grandes cambios en el interior y exterior.
YT2400 PLANO
Todo se mantenía como en el diseño original, solo que se le había añadido un "segundo piso" en el que se encontraba el taller de trabajo de Mirax y Senn y una especie de habitación a la que se acoplaba el caza de Mirax, completando los espacios vacíos y aún quedaba espacio para trabajar. Para acceder había una escalera soldada a la pared ubicada en la bodega de carga. Desde afuera se veía mas imponente de lo normal, sobre todo cuando tenía la nave de Mirax acoplada a ella. Tanto el caza de Mirax como el buitre sombra eran de color negruzco, con detalles negros y plateados.

Ya habían llegado a Dantooine y Mirax seguía perdido en su visión, tenía miedo, miedo de convertirse en el malo de la historia. El conocía lo que se sentía caer bajo el yugo de un conquistador, los Vong le habían quitado a las personas que mas quería, su madre (no biológica) y a su maestro, además lo habían convertido en un monstruo, con apenas vestigios de lo que era antes. Dando vueltas a su sueño, fue a por la máscara, que se encontraba en su habitación, a lado de la cabina. La máscara de Revan se encontraba en un cajón en el suelo, pegado a los pies de su cama, la extrajo de ahí y se la puso, era casi como si le llamara. Dudoso, tomó el sable de Revan, y sin decir nada, se dirigió al templo en su nave, que tenía una forma particular de desacoplarse, estaba puesta sobre una plataforma que retrocedía para que la nave pudiera salir con facilidad. Una vez en su nave, despegó y se dirigió al templo.

Se hallaba ahora frente a Revan, con la máscara en sus manos, y el sable en las de Revan.

-Comenzemos- dijo Revan, empezó a recitar palabras en algún idioma extraño que Mirax no lograba comprender en lo absoluto-die mahnarek spehk- Revan empezaba a subir el tono de su voz- inak khé damak- en eso, tanto sus ojos como los de Mirax se tornaron azules, Revan extendió sus brazos, y al mismo tiempo, involuntariamente, Mirax tambíen, soltó la máscara y Revan el sable, que empezaron a girar a su alrededor, dejando un rastro de aura azul, Revan continuó con el conjuro, hasta que pronunció la ultima frase: IK NASZEETH VAJK DHOR- cuando la completó, quedaron alineados Mirax, la máscara, el sable y Revan, al medio de un círculo que dentro tenía varios símbolos muy difíciles de distinguir. Finalmente, Revan fue absorbido por el sable y la máscara, se soltó un destello de luz que cubrió toda la sala, luego apareció Mirax, con una vestimenta parecida a la de Revan, pero mas ligera, sin perder la capa y la capucha, con la mascara puesta, y el sable de Revan en la mano derecha, sin embargo no podía encontrar el suyo.

-Ahora que?- preguntó Mirax, y sintió la respuesta dentro de su cabeza.

-Vámonos- escucho

Revan y el eran ahora una sola persona, misma mente, mismo cuerpo, pero con dos almas, dos voluntades distintas, pero ni el uno era bueno, ni el otro malo, simplemente eran dos espíritus en un mismo cuerpo.

Mirax empezó a caminar, pero no podía, tiró de su pierna con fuerza y poco a poco fue adquiriendo movilidad, mientras mas se movía mas poderoso se sentía. Al momento de cruzar la puerta de salida, vinieron a su mente todos los recuerdos de Revan, pero no llegaron suavemente, eran mas como una patada, directo en el estómago, una patada de memoria que le gizo sentir todas sus glorias y penas, alegrías y tristezas, y uno, un recuerdo en específico tenía un peso increíble, ese recuerdo tenía nombre y apellido, se llamaba Bastila, Bastila Shan.

Capítulo 3

Durante milenios, los maestros jedi habían enseñado a sus padawans a no sentir amor por nada ni nadie que no fuera la orden, la paz y la fuerza. Y lo hacían con razón, pues en los casos en que esta ley fue desobedecidad, el resultado fue mayormente catastrófico

Desde el amor de Revan por el poder de la fragua estelar, hasta el descontrolado amor de Anakin Skywalker por Padme Amidala, ambos llevaron a la fuerza y a la galaxia a tiempos de oscuridad. Por eso es que los jedi procuraron entrenar a los más niños, así no sentirían apego hacia la familia que estaban perdiendo al envolverse en los caminos de la fuerza, asi serían difícilemente tentados por el lado oscuro

Pero hubieron amores que alejaron a los mas oscuros del mal, y los devolvieron a la luz. Como el de Bastila Shan por Darth Revan. Claro que ella no sabía que era amor lo que le hizo salvar a Revan cuando su nave insignia fue atacada a tración por Darth Malak, su aprendíz tampoco sabía que era amor cuando se sacrificó para permitir que Revan escapase del Leviatán con vida, pero lo era, por mucho que ella lo negase, amaba a Revan y el a ella, por eso se alejó del lado oscuro, aún cuando su caida parecía inevitable.

Pero esos casos eran pocos y ahora, uno de ellos se había posisionado en la mente de Mirax, pese a que el no los vivió, el lazo que había formado con Revan al momento de unirse a su espíritu hizo que viviera, en un corto espacio de tiempo, todo lo que Revan vivió en algún momento. Ahora Mirax estaba arrodillado en la puerta del templo, se sentía muy mareado y apenas podía distinguir la realidad de los recuerdos que atacaban su mente. A duras penas llegó a su nave y se dirigió hacia el buitre sombra. Una vez ahí, se acopló y empezó a bajar hacia el área donde estaban las habitaciones, pero estaba cada vez peor, cada paso que daba, era seguido por un resbalón y no tardó mucho en vomitar. Ante todo el escándalo que estaba haciendo, Nadati fue corriendo a socorrerlo, llevándolo-casi arrastrado- hasta su habitación, para conectarlo al suero de bacta que Nuru había creado. Pasaron las horas y Mirax parecía encontrase mejor, pese a que había estado sedado todo el día, ya había anochecido, por lo que Nadati decidió ir a dormir, pero poco despúes de que se marchara, Mirax despertó, y empezó a temblar y sentir dolor en todo su cuerpo, los temblores aumentaban, eran espasmos fuertes que terminaron tirándolo al suelo, se tomó de la cabeza y lanzó un fortísimo grito, en ese instante, su cuerpo empezó a cambiar. Le creció una cola mas larga de la que había tenido, empezó a aumentar su tamaño y musculatura y sus colmillos y garras aumentaron de tamaño. Una vez finalizada su metamorfósis pudo sentir calma una vez más. Y ahora, podía sentir a Revan, pero ya no como si fueran una sola persona, casi como si su cuerpo hubiera reaccionado a la prescencia de Revan y se hubiera adaptado a él, para poder tener a dos seres distintos dentro.

-Mirax?- Revan ya podía comunicarse con él una vez más- Mirax, lo que debes hacer ahora es llevarme a mi tumba, allí podré retomar mi forma física

-Hablas en serio? Han pasado 400 años! No debe ser mas que polvo y huesos

-No, nada de eso, mi sarcófago funciona como una cámara de frío, donde mi cuerpo podría pasar cientos de milenios sin sufrir deterioro

- Entonces dirijámonos allá- entonces salió de la habitación y empezó a buscar a sus compañeros, que estaban sentados conversando en la cabina del Buitre. Al verlo todose sorprendieron y su sorpresa solo aumentó cuando les contó lo que había sucedido, o lo que debían hacer ahora.

-Esto se está poniendo muy rudo-Dijo Redorkh antes de soltar una enérgica carcajada- pero me preocupa mas que hacer contigo, mides dos metros y nosotros no somos muy pequeños que digamos-complementó, riéndose aún

Se escuchó una carcajada general y Mirax respondió- Eso lo veremos después, ahora tenemos cosas de las que encargarnos

-Entonces manos a la obra, dijo Senn. Fueron todos a sus puestos y se dirijieron a Yavin, directo a la tumba de Revan.

Aterrizaron en la puerta, y Mirax bajó solo con Nadati, pues era conocerdora de la fuerza.

Se adentraron hasta el sarcófago de Revan y se pararon frente a el

-Ahora pronuncia estas palabras,-le dijo Revan a Mirax, y procedió a decirlas, pero sin necesida de que Mirax las diga, salieron de su boca: Ig nedor e kol tenebris o favar e tor ragor tornem

Entonces se abrió el sarcófago y Revan siguió:

Ig nagar et psic al ragar pol nar as om te kotar par fac ig nedor e kol tornar a e vit

Entonces se elevaron tanto el cuerpo de Mirax como el cadáver de Revan y el espíritu de este pasó a retornar a su cuerpo.

Entonces cayeron ambos al suelo, y se levantaron casi simultaneamente, Mirax miró el pálido rostro de Revan que poco a poco iba recuperando su color, era de pelo castaño con barba y tez clara, con una mirada penetrante.

-Finalmente, tras 4000 años- dijo mientras se levantaba- SOY LIBREE!!! - exclamó a la vez que se terminaba de reincorporar y abrazaba fuertemente a Mirax

A la distancia Nadati reía ligeramente:

- Ya terminaron señoritas? Tiempo de irnos- luego complemento su frase con una carcajada, acercandose a ellos- pues Revan, es un verdadero placer conocer al lider de una de las fuerzas Sith mas importantes de la historia en persona-dijo algo burlesca, pero sincera.

-Pues muchas gracias, solo que esos tiempos pasaron para mi, hace 4000 años si vamos a ser precisos- se notaba el buen trato entre los 3, que se dirijieron hacia el Buitre sombra. Al llegar Mirax presentó a Revan al grupo.

-Muchachos, el es Revan caballero Jedi, señor oscuro de los Sith y general de ambas fuerzas, ademas de haber vivido 4000 años en un templo y 3 días mas en mi cabeza-

Lo saludaron todos, encantados de conocerlo

-Y Revan, el es Senn, un mandaloriano capaz de construir una bomba a partir de dos trozos de metal, ellos son Redorkh y Nuru, son un equipo genial,Redorkh es un experto en el combate cuerpo a cuerpo y Nuru un excelente francotirador y espía, Redorkh puede hacer un veneno que te mate en un minuto y Nuru hallar el antídoto antes de que haga efecto. A Nadati ya la conociste, es experta en las artes oscuras, y el es R3 mi astrodroide y mejor amigo

-Es un placer conocerlos, dijo Revan se que vamos a llevarnos muy bien.

Tras la presentación se pasaron horas charlando, escuchando las historias de Revan hasta que anocheció, por lo que se fueron todos a dormir sin problemas debido a que sobraban habitaciones.

A la mañana siguiente, se pusieron rumbo al sistema Rakata, donde les esperaba una gran aventura.

La noche antes de partir hacia el nuevo mundo, Mirax no pudo dormir, se pasó la noche entera pensando, meditando, y se vió incapaz de conciliar el sueño por un tiempo prolongado, y, cuando lo logró, oscuros sueños, plagados de muerte y destrucción invadieron su mente, pero tras largas horas de sufrimiento la mañana finalmente llegó y con ella, su alivio.

Se reincorporó y salió a buscar a sus amigos, notó que ya se encontraban en el lugar, era un lugar casi paradisiáco, lleno de playas y selvas pero llevaba con sigo un aura muy oscura, un aura que perturbaba la paz de Mirax como pocas cosas habían podido hacerlo.

Antes de salir de la nave, tomó la capsula y la caja que encontró en el templo donde conoció a Revan y saió del Buitre Sombra para encontrarse con Nuru, que estaba sentado sobre una piedra

-Parece que tuviste una larga noche- le dijo- yo tampoco pude dormir muy bien

-En realidad no... supongo que fue por todo lo que pasó

-Ten cuidado Mirax

-Cuidado? De que?

-De toda esa... magia en la que te estas metiendo, voy a serte sincero, no me trae mas que malos pensamientos la idea de viajar con un Sith resucitado, es decir, hace un mes ni siquiera sabía que eso es posible!

-Tranquilo Nuru, todo saldrá bien, se que Revan es de confiar

-Espero que así sea, porque si no... tendremos problemas

Una vez terminó su frase Nuru se levantó de la piedra en la que estaba y empezó a caminar, sin rumbo aparente.

Entonces Mirax, que se encontraba ahora solo, decidió caminar un poco, para despejar su mente y conocer un poco el lugar.

Kilómetros de selvas y bosques cubrían la superficie de este planeta desconocido, y Mirax vagaba por el, sin un rumbo fijo, pero de repente, un sueño profundo lo invadió y cayó desplomado al suelo.

Y un nuevo sueño inició; Se encontraba en un espacio completamente blanco, desmayado. Al ponerse de pie, caminó un poco, y a lo largo vió asomarse una figura extraña, de un tamaño parecido al suyo.

Cuando estuvieron frente a frente, al principio solo le escuchaba hablar un idioma desconocido, muy parecido al idioma que hablaba el droide del templo, pero esta vez, el habla de este extraño ser, de cabeza punteaguda y ojos ladeados, empezó a aclararse, hasta que Revan logró comprender lo que el decía;

-Mi nombre es Orsaa, miembro del antiguo consejo de ancianos de los Rakata, o los constructores

-Los constructores?

-Los creadores de el imperio mas extenso y poderoso que alguna vez dominó la galaxia, déjame ver que tienes ahí-dijo, refiriéndose a la caja que llevaba- no puede ser, reconocería ese tallado donde sea, es la caja de Garjhi, eso significa que tú, tú puedes ayudarnos!

-Yo?

-Si, tu descubriste el templo de Dantooine, destruiste a los guardianes y llegaste aquí

-Así es, que puedo hacer para ayudar?

-Esa capsula, contiene ADN de nuestra especie, pero necesita un progenitor masculino para poder engendrar un ser nuevo, ayúdanos a reestablecer nuestra especie, y te seremos leales por siempre.

-Y como se supone que voy a hacer eso?

-En el templo de los antiguos, hallarás una incubadora, una muestra de sangre tuya bastará para iniciar el proceso de creación del nuevo ser, luego llévalo con los clonadores del planeta donde las aguas no tienen fin y haz que se multiplique, entonces nos habrás salvado.

Una vez dicho esto, Mirax se despertó, había sido encontrado por Revan y Nadati en algún momento de su sueño y había sido llevado al Buitre Sombra

Mirax dudaba si contar a sus amigos sobre lo ocurrido, los había arrastrado a una lucha que ni siquiera el sabía porque estaba librando, pero sabía que debía ganarla, quizá era la ambición de poder que se apoderó de el desde el momento en que habló con aquel droide en Dantooine, o quizá era solo su hambre de aventura, de saber que tan lejos podía llegar. Sea lo que fuere, había metido a sus amigos en eso y ni siquiera se había detenido a preguntarles si ellos se sentían cómodos acompañándolo.

Se pasó largas horas en su cuarto, encerrado, esperando a tomar una decisión que el esperaba no fuera la equivocada. Su meditación fue interrumpida por Nadati

-Mirax... Te encuentras bien? Últimamente parece que te cuesta mantenete sobre tus dos pies

-Si, estoy bien, gracias por preguntar

-Te traje algo de comer, tómalo con calma.

-Sabes Nadati, a veces me pregunto si hago lo correcto en realidad

-Porque?

-Porque siempre me han apoyado, en todo aunque nunca les pregunté si en realidad querían seguirme en todo esto, y eso no está bien

-Mirax, tu nos salvaste la vida, a todos

-Eso no es justificación, son mis compañeros, no mis subordinados

-Y que es lo que los compañeros hacen? Siempre están allí para el otro, como nosotros estaremos ahí para ti. Además, no tenemos donde mas ir- dijo en tono amistoso, mientras se paraba y dejaba escapar una risilla discreta.

Mirax se quedó meditando un momento más, lo que le bastó para recordar cuando fue preso de los vong, ese amargo recuerdo penetraba su mente y casi podía sentir el dolor de todas las operaciones y experimentos que hicieron con el y lo que es mas importante, recordó porque había estado haciendo todo lo que estaba haciendo, recordó que el quería dar libertad al oprimido y fue entonces que se dió cuenta, que todo estaba cayendo en su lugar, pues no podía llegar a aquellos lugares donde la autoridad, que debería proteger a su pueblo, es la que comete el abuso, solo, necesitaba una fuerza con la que plantar cara a la galaxia entera, y los Rakata, eran esa fuerza que necesitaba para cumplir su misión.

Salió del cuarto y no tardó en convencer a sus amigos de seguirlo, pues todos sabían lo que era ser encerrado, privado de su libertad y al igual que Mirax, vieron en esto la oportunidad de evitar a otros caer en lo mismo.

-Ahora que sigue?-dijo Nuru, un poco exaltado

-Pues en mi sueño, el Rakata mencionó algo sobre un planeta de clonadores donde las aguas no tienen fin

-Debe estar hablando de Kamino- dijo Nadati

-Efectivamente, ahora Redorkh, Nuru, Senn y R3, quiero que vayan allá y vean que podemos hacer, mientras tanto Nadati, Revan y yo iremos al templo de los antiguos a ver que podemos hacer.

Y así hicieron, los 4 amigos se fueron a Kamino mientras que Revan Nadati y Mirax se fueron al templo de los antiguos, con solo 3 antorchas algunas medicinas, la cápsula con ADN y la caja de Garjhi.

Cuando estuvieron frente a la puerta del templo, tras haber caminado por casi 4 horas, vieron que esta estaba sellada y tenía inscripciones parecidas a las de la caja, además mientras mas se acercaban, tanto las inscripciones de la caja como de la puerta empezaron a brillar, cada ves mas fuerte, por lo que Mirax decidió abrirla, Dentro había un guantelete dorado, pero era muy pequeño para el, pero al tocarlo este se ajustó a el, por lo que pudo ponerselo. Una vez puesto, sintió como este hizo que su mano apuntara a la puerta del templo. Entonces salió del guantelete un haz de luz que impactó en la puerta y la abrió de par en par.

-No es así como recuerdo que se hacía-dijo Revan, que se sentía confundido con lo que acababa de pasar

-De todas formas esta abierto, así que vamos- replico Mirax y empezó a caminar hacia el templo, que estaba en completa oscuridad.

-Ahora a donde vamos?

-En el piso de abajo hay un terminal, ahí podremos ver donde está, siganme-

Y Mirax y Nadati siguieron a Revan, por los oscuros pasillos del templo, todo iba tranquilo, hasta que empezaron a escuchar pasos por todas partes, por lo que decidieron encender sus sables de luz, Mirax, que tras haber aumentado su tamaño, creó dos nuevos sables, de color plateado y grisáceo con la hoja de color amarilo. Se pusieron alerta y empezaron a escuchar mas pasos y cada vez mas fuertes, que de pronto se detuvieron.

Entonces Mirax apuntó a una de las paredes con el guantelete y las luces se encendieron, miraron al rededor y vieron lo que causaba los pasos. Estaban rodeados de soldados, pero parecían hechos de algún material extraño, de un color brillante, un poco rojizo, además eran de un tamaño considerablemente grande.

Todos apuntaban a ellos con lanzas y espadas, a lo que MIrax y Revan los tiraron hacia atrás con la fuerza y saltaron sobre ellos, empezando a matarlos con sus sables de luz, Nadati se unió a la pelea y empezaron a ganar terreno sobre los soldados, pero llegaron refuerzos y pronto agotaron a los tres compañeros, a los que noquearon y tomaron presos.

Mirax empezó a recobrar el sentido lentamente y fue abriendo los ojos, estaba agarrado de ambos brazos por dos soldados un poco mas grandes que los que había enfrentado, a su lado estaban su dos amigos. Y al frente de él había un Rakata de gran tamaño, que se acercó a el. Estaban en una sala algo oscura, pero de gran tamaño, iluminada con antorchas que irradiaban un fuego rojo.

La figura que tenía delante se le acercó, tenía tatuajes en todo su cuerpo, parecían símbolos en su gran mayoría, se agachó y le dijo, con una voz imponente

-Quien eres y como entraste aquí?

-Me llamo Mirax, conseguí entrar por el guantelete que llevo, estaba dentro de la caja de Garjhi

Cuando Mirax terminó su frase, los soldados lo soltaron, al igual que a sus amigos y a juzgar por el semblante del rakata, escuchar ese nombre era algo bueno.

-Levántate, ven conmigo-

Mirax lo hizo y siguió al rakata, que era enorme, incluso mas grande que él por un pasillo que iba en bajada, hasta que estuvieron en frente de un portón que se abrió cuando el rakata lo tocó.

Al entrar, este comenzó a hablar

-Mi nombre es Garjhi, soy el único sobreviviente de los rakata, y el creador de la caja y el guantelete que llevas puesto, mi especie se extinguió hace 300 años, y yo sobreviví porque el consejo de ancianos me otorgó su poder para que pudiera permanecer a esperar a alguien que nos ayudara a regresar.

-Porque no se repoblaron solos?

-Porque mi especie fue corrompida por el lado oscuro, se dejó llevar por su poder y cayó en la barbarie, era necesario permanecer en el olvido para así poder limpiarnos de esa oscuridad, pero ademas debíamos empezar desde cero y olvidarnos de la raza perfecta y aprender de una raza que nos ayudara a mantener el equilibrio de la pureza, pero esa raza no podía ser cualquiera, nuestra nueva especie debía ser descendiente de un miembro noble y hábil, y por eso diseñé todo esto, porque nadie con el alma corrupta podría usar el guantelete y nadie que no fuera lo suficientemente hábil podría cruzar esa puerta.

-Y como pruebas quien es lo suficientemente hábil?

-Eso es lo que estoy por hacer.

Se cerraron las puertas detrás de ellos y Garjhi tomó una espada y retó a Mirax a un duelo

Mirax encendió sus espadas y empezó con el combate, comenzando a embestirlo con golpes por ambos lados, pero Garjhi conseguía bloquearlos todos, Mirax comenzó a atacar mas rápido, cosa que su oponente aprovechó para contra atacar con una patada, y ahora era el quien controlaba la pelea, daba golpes rápidos y certeros, en medio de la pelea, Garjhi se rodeó de un aura verde, entonces sus golpes comenzaron a ser mas rápidos y fuertes, y Mirax empezó a cansarse, finalmente Garjhi arrojó el sable derecho de Mirax lejos, y luego asestó un golpe fuerte que Mirax apenas pudo bloquear, estaban en un forcejeo con sus espadas y Mirax estaba en desventaja, Garjhi empezó a tirarlo hacia el suelo, pero Mirax realizó un movimiento rápido y saltó por encima de él, aterrizó a su espaldas, de pie, con la espada que tenía evitó que moviera su brazo para atacarlo, haló su otra espada con la fuerza y la puso a su cuello.

Garjhi soltó su espada y se puso de rodillas frente a Mirax

-Ha llegado nuestro salvador- y se pusó de pie, comenzó a marchar hacia el fondo de la sala y una pared se abrió, develando el artefacto que Mirax buscaba

-Deposita la cápsula en el receptáculo y sientate ahí-

Y asi hizo Mirax, en cuanto se sentó una manguera succionó el líquido de la cápsula y una jeringa entró en su brazo para tomar una muestra de sangre que fue a un recipiente distinto al del ADN, estos recipientes estaban encima de una cápsula mas grande, donde casi podía caber un ser vivo, pero estaba llena de un líquido transparente. Entonces sonó una voz de computadora: "Material genético completo, empezando mezcla de ADN" entonces tantó la sangre como el ADN rakata se mezclaron en la cápsula de abajo "ADN compatible, proceso de creación de vida iniciado, tiempo de finalización estimado 300 días"

-Cuanto dura el periodo orbital de este planeta?-preguntó Mirax

-401 días, cada día dura 20 horas

Entonces son tres cuartas partes del año, pero ahora, podemos volver con mis amigos?

-Por supuesto, pero primero hay algo que debemos hacer.

Entonces el rakata juntó ambas manos, en posición horizontal y luego puso la izquierda sobre la derecha, sus ojos comenzaron a brillar al igual que sus tatuajes a lo largo de su cuerpo y finalemente las palmas de sus manos, luego apuntó a Mirax, y le pasó todo ese brillo, pronto los ojos de Mirax empezaron a brillar y le salieron marcas parecidas a las de Garjhi pero solo en el brazo, al finalizar, las marcas del rakata se habían reducido, y Mirax estaba mas que confundido con lo que había sucedido pero Garjhi se encargó de aclararle la mente.

-Ahora eres el líder de los futuros rakata, cuando hayas finalizado tu trabajo su lealtad irá hacia tí, mientras mas tiempo lleves como líder, o mientras mas hazañas realices, más aumentará la cantidad de marcas que lleves.

En eso sonó el comunicador holográfico de Mirax, era Nuru, que estaba hincado, parecía cansado y hablaba en voz baja:

-Mirax, estamos en Kamino, hay soldados imperiales en todas partes, necesitamos que nos saquen de aquí

-Cuantos son?

-Son miles! no podemos movernos y mucho menos salir de aquí necesitamos ayuda!

Mirax colgó y se dirigió a la sala donde estaban sus amigos, y Garjhi lo siguió.

Mirax conocía ahora cada parte del templo, y gran parte del planeta en el que estaban y no le costó llegar con sus amigos, pero antes de que hablara con ellos, Garjhi le tomó del brazo y le habló.

-No sería mas razonable si fuera por sus amigos con en ejercito?

-Que ejército?

-Usted es ahora el líder de los rakata, y por ello de sus creaciones, mi ejército está a su disposición

-Pero aquí no hay demasiados soldados, apenas son una guardia

-Correcto e incorrecto señor, aquí solo está mi guardia personal y la guardia del templo, pero hay todo un ejército en instalaciones apartadas

-Excelente, pero debemos apurarnos

-Iré a dar la orden de abordar los transportes, sigame señor

Mirax empezó a seguir a Garjhi, e hizo una seña a sus amigos para que lo siguieran. Tras ellos, salieron todos los guardias.

Se encontraban ahora en las instalaciones militares del planeta, habían miles de soldados, que eran como los guardias, pero mas pequeños y de color plateado, todos abordaban los transportes de los rakata y se pusieron en marcha, rumbo a Kamino.

Mirax, Garjhi, Revan y Nadati iban cada uno en un transporte personal, con su cuerpo de guardias.

Todos los transportes se elevaron y salieron de la órbita del planeta, y pasaron a velocidad de la luz

Finalmente estaban en Kamino, pero antes de aterrizar, un droide de reconocimiento fue enviado por Garjhi, al regresar este, Grajhi se comunicó con sus acompañantes.

-No hay espacio para aterrizar, por lo que las tropas y ustedes bajarán por una soga, hay 3 posibles puntos donde pueden encontrarse sus amigos, en las alas este norte sudeste de las instalaciones, cada uno bajará en un punto cercano con una parte del ejercito, probablemente haya cazas imperiales, por lo que yo les proporcionaré apoyo aéreo.

Atravesaron la atmósfera del planeta, y en las instalaciones de clonación sonó una alarma y cientos de soldados imperiales empezaron a salir, y las naves empezaron a dispararles, eran en total 60 transportes con 10 soldados cada uno, ademas de 15 escuadrones de cazas, con 9 naves en cada uno, todas empezaron a disparar a tierra, antes de que las tropas llegaran a las torretas anti aéreas, consiguieron retenerlos y los transportes se dividieron en 3 escuadrones, uno liderado por Mirax, otro por Nadati y otro por Revan, empezaron a bajar las tropas, equipadas con escudos, lanzas y espadas, las primeras en bajar formaban una pared con sus escudos, permitiendo así a sus compañeros bajar de la nave.

Mirax recibió un mensaje por su comunicador, era de Nadati, indicándole que no podía avanzar pues estaba siendo hostigada por torretas, y que el debía desactivarlas.

Mirax iba al frente de todos, empezaron a avanzar por los pasillos de las instalaciones, y pronto aparecieron las tropas imperiales, que aprovecharon la distancia para disparar y causar bajas en las tropas de Mirax, por lo que estas tuvieron que avanzar mas rápido.

Mírax dió una orden y 5 soldados se armaron con sus escudos y lanzas al frente, con toda la tropa detrás,embistiendo a la primera linea de tropas imperiales, y cubriendo a sus compañeros, entonces, aprovechando que los enemigos carecian de armamento cuerpo a cuerpo acabaron rápidamente con ellos. Estaban en un pasillo externo, la lluvia era fuerte y dificultaba la vista y la puerta de entrada mas cercana estaba dos pasillos a la izquierda, y llevaba a la sala de control de las torretas. Mirax contaba con 200 unidades, mas sus 10 guardias personales, las dividió en 5 tropas de 40, ordenando a las primeras tres ir hacia la derecha, que era el camino mas rápido a la posible ubicación de sus amigos, mientras el iría con las otras dos a desactivar las torretas.

Se desvió a la izquierda con sus 90 soldados, y empezó a avanzar por el primer pasillo, donde empezó a ser obligado a retroceder por los disparos de tropas imperiales. Todos se pusieron a cubierto, mientras seguían siendo atacados por las tropas enemigas, entonces Mirax saltó de su escondite y empezó a desviar los disparos, entonces sus tropas comenzaron a avanzar, una linea con escudos cubriendo el frente para desviar los disparos, pero cuando los tuvieron en frente, los soldados imperiales ya tenian armament cuerpo a cuerpo, Mirax dejó a la mitad de sus tropas peleando, en una igualada batalla, pues parecía que estaban igualados en números, mientras tanto, Mirax fue con su guardia personal y el resto de la tropa hacia la sala de control, mientras avanzaban un caza TIE imperial apareció y disparó hacía las tropas de Mirax, haciendo que al menos la mitad muera, el resto fue aventada por la onda expansiva, y se cubrió donde pudo.

Mirax tomó su comunicador

-Necesitamos apoyo aéreo rápido!

-Va en camino, envía tu posición.

Mirax presionó un botón, en su comunicador, y este envió su posición a los cazas, que fueron a darle apoyo.

El caza volvió a pasar y disparó, pero no consiguió darle a nadie, pero el puente empezaba a debilitarse por los disparos de los torpedos disparados.

Entonces llegó un escuadrón de cazas y empezó a perseguir al caza TIE para alejarlo de Mirax. Entonces el y sus tropas empezaron a moverse, pero el pasillo temblaba y amenazaba con tirarlos al mar, empezaron a correr y entraron a la sala, cediendo el pasillo detrás de ellos.

Una vez dentro, vieron que estaba vacío, Mirax se dirigió a los controles para destruir el ordenador de autodefensa.

A partir de ese momento, la batalla se puso cuesta arriba para el imperio, las tropas de Revan y Nadati bordearon a las tropas imperiales, dejándolas acorraladas logrando así su rendición.

Mientras tanto el escuadrón que Mirax había enviado a buscar a sus amigos, cumplió con su deber, rescatando a a Nuru, Redorkh y Senn.

Kamino había sido tomada por las tropas de los rakata, pero para poder usar su tecnología de clonación, Mirax debía negociar con los kaminoanos.

Consiguió contactar con ellos y consiguió una reunión para hablar sobre sus intereses.

Una ves reunido con los kaminoanos empezó a explicar sus deseos. Los kaminoanos tenía miedo de lo que podría pasar si colaboran con ellos, debido al poderío y severidad del imperio con los "traidores".

Finalmente Mirax llegó a un trato con los kaminoanos, acordando que Mirax recibiría un ejército de clones que usaría para la defensa del planeta, en conjunto con las tropas de Garjhi.

Así 35.000 soldados clones se unieron al ejército de casi 200 mil hombres de Garjhi, era el comienzo de una nueva era, una pequeña semilla que se sembró, que empezó a nutrirse del rencor de los kaminoanos al imperio, y que seguiría creciendo, lentamente.

Caplítulo 4

Finalmente pasó el año de espera y el primer rakata había nacido, se usó su ADN como base para crear nuevos rakatas, pero se lo modificó muchas veces, mezclándolo con el de los amigos de Mirax para que hubiera cambios de sexo y apariencia en los nuevos especímenes, de los cuales salieron 5 subespecies, con características distintas:

Los "descendientes" de Mirax fueron la subespecie mas poderosa, de gran complexión física, eran llamados Kubar, tenían un cuerpo parecido al de un rakata antiguo, pero con la cabeza mas pequeña y tenían mas musculatura. Por parte de Nadati salió la subespecie denominada Rabak, que heredó los cuernos en la cabeza de su progenitora, ambas especies parecían tener mayores posibilidades de tener usuarios de la fuerza.

Los descendientes de Redorkh, denominados Nokkans, nacieron con mas características Noghri que Rakata, conservando solo parcialmente algunas características Rakata, como la piel. El linaje de Nuru, era muy parecido a la raza original de los rakata, por lo que eran llamados por el nombre de la raza.

Sin embargo Senn, rechazó mezclar su ADN mandaloriano con el de un Rakata, pero fue clonado para crear unidades militares de élite, que estuvieran a su mando.

De igual forma que se hizo con el ejército de los clones de la república, se aceleró el crecimiento de la especie, para que estuviera lista mas rápido.

En cuestión de años ya había cerca de 50 mil rakatas adultos, 25 mil soldados y 25 mil civiles

En el astillero de una luna de Desten, en el sistema Lehon, Se inició la creación de planos para nuevos vehículos, droides, cazas y cruceros de menor tamaño.

Ya estaba casi todo listo, para el año 65 DBY la población Rakata se había extendido a casi 500 mil habitantes, ubicados en el planeta Lehon y la luna Tamora, con el astillero completo y funcional, que ya había creado cerca de mil cazas y 15 cruceros estelares. Al ser los rakatas una especie auto sostenible ahora, en Kamino se incrementó la clonación de soldados de élite mandalorianos para el ejercito rakata. Un nuevo poder se había levantado, de entre las sombras, liderado por Mirax y estaba listo para empezar.

Un día, Mirax paseaba por los pasillos del templo de los antiguos, en Lehon, cuando Garjhi se aproximó a el, y le llamó, pidiendo que le siguiera.

Finalmente, llegaron a un portal.

-Esta es la puerta infinita, el portal que permitió a los Kwa llegar a los rakata y al imperio infinito llegar a conquistar la galaxia, ahora, te llevará a otro mundo, hay alguien esperándote del otro lado.

Mirax lo miró extrañado, pero no hizo preguntas y cruzó el portal, al llegar al otro lado, se encontró con un mundo árido, completamente devastado, de tierra roja y sin dar señales de vida, empezó a caminar por el árido mundo, sintió un gota de sudor frío cruzar su espalda, una oscuridad increíble, aun mas grande que sintió en Dagobah, o en el templo de Dantooine. Fue cuando sintió una prescencia muy fuerte, al voltear vio a un ser terrorífico, que lo doblaba en tamaño, de tez rojiza, llevaba un manto negro que cubría uno de sus hombros, atravesado por dos grandes alas que terminaban en punta, llevaba un collar con una gema roja al medio, además dos colmillos sobresalían en la parte superior de su boca.

-Mi nombre es Kappàda, lider espiritual de los Raksarannu, una antigua especie, que habita en los extremos mas lejanos de la galaxia, nadie nos ve, pero nosotros lo vemos todo y yo te he estado viendo Mirax, cada movimiento, y veo un gran potencial en tí, fluyes en la fuerza, solo sigues su voluntad, dejas que ella te guíe y no intentas guiarla tu, como hacen los siths o jedis, por eso tengo una propuesta para ti, sé mi aprendiz y te enseñaré el verdadero camino de la fuerza, el camino que te llevará al poder infinito- su tono de voz era un tanto espantoso, eran casi dos voces al mismo tiempo, una aguda como un chillido y una muy gruesa, pero juntas sonaban como una armonía espantosa, este personaje ya tenía la antención de Mirax, había algo en Kappàda que le llamaba la atención, desde sus promesas hasta su extraña procedencia, sea como fuere, Mirax estaba tan interesado como inquieto.

-Y que puedes darme tu, que un jedi o un sith no puedan?

El misterioso personaje soltó un carcajada corta, entonces cambió su expresión, la tierra empezó a temblar y desprendía fuego de los ojos, luego su mano derecha, el fuego empezó a aumentar, pasaron unos segundos y extendió la mano, apuntando al suelo, el fuego de su mano salió disparado hacia el mismo, en forma constante, poco a poco se empezó a formar una figura, aún amorfa, pero que poco a poco iba cobrando forma, hasta convertirse en un animal, de 4 patas, con el hocico alargado y de gran tamaño.

-Ellos dicen que la fuerza está en todo, pero no la utilizan así, la fuerza está en el fuego, el viento, en todas partes, la fuerza es capaz de concebir vida, únete a mi y te enseñaré todos los secretos de mi especie.

-Está bien, iré contigo

-Entonces sígueme- abrió un portal con su mano, y entró, Mirax lo siguió.

Del otro lado había un mundo volcánico, en la base de cada volcán habían miembros de la especie de Kappàda, pero de menor tamaño y con distintas vestimentas, pero que constituian mayormente armaduras.

-Este es mi planeta natal, Adarión, el resto de la caída de una poderosa especie.

-Caída?

-Hace miles de años, los Raksarannu gobernabamos todo el espacio salvaje, teníamos potestád sobre todas las especies que existian, pero un día, especies con un manejo de fuerza parecido al nuestro, se levantaron en nuestra contra, se rebelaron y tras 100 años de guerra, nos vencieron, ahora no somos mas que peones para ellos, mi gente esta dormida, el paso de los siglos ha hecho que olviden el poder que tienen, pero yo no lo hice y por eso te llamé, porque necesito que me ayudes a destruir a quienes nos han oprimido.

-Quienes son?

-Los Ais-nait, los Larvind, y los Bhumilard, eran especies esclavas, nuestros sirvientes, pero eran fuertes en la fuerza, cuando lo descubrieron, se unieron contra nosotros, al principio era una guerra fácil de ganar, pero cada día que pasaba se fortalecían, se fortalecían en su ira, en el lado oscuro, finalmente lograron vencernos y reducirnos a sirvientes, ahora nos tienen encerrados en aldeas que son mas bien prisiones, intenar salir es morir para los esclavos que les fabrican ropa, sus hogares, sus armas, tres mil años tardó en aparece una resistencia, aquellos que conocíamos nuestro verdadero potencial, y de una pareja de líderes de esa resistencia, nací yo, pero Rakrim, el rey de los as-nait asesinó a mi padre en un duelo, luego fue por mi madre, quien consiguió ocultarme, antes de ser asesinada- dijo Kappàda, se podía sentir la ira en su voz al hablar- finalmente terminé siendo criado por la familia real Larvind, se rehusaron a matarme porque la reina estaba segura de que podría serles útil, pero si creían que podrían mantenerme de su lado todo el tiempo, estaban equivocados, pero llegó el momento de devolver a mi gente a donde pertenece.

-Y, como haremos eso?

-Los reyes creen que estoy completamente de su lado, el único que podría sospechar es Rakrim, pero su relación con los otros dos no está pasando por su mejor momento, y de todas formas, Dayka,su esposa, no dejaría que me haga nada, el debe caer primero.

-Y cual es el plan?

-Logré reunir un ejército de soldados aquí, tu traeras a tu ejército y pelearemos contra los Ais-nat, una vez que los hayamos vencido será mas fácil conseguir el favor de sistemas vecinos, así conesguiremos mas tropas, luego iremos por los otros, pero primero sígueme, quiero mostrarte a mis camaradas.

Caminaron durante una hora, hasta llegar a la muralla que rodeaba la ciudad, al llegar a la entrada, tomaron dos speeders, y conducieron durante horas por el paraje volcánico de Adarión hasta llegar al campamento de la resistencia, ya era de noche,al entrar Mirax quedó sorprendido, eran probablemente 50000 soldados, aparentaban una gran condición física, eran corpulentos y parecían bien entrenados, Kappàda lo guió hasta el centro del campamento y luego reunió a todos los soldados y comenzó a hablar.

-Hermanos! Esta, es una gran noche, pues esta noche, se dió el primer paso hacía nuestra libertad, y ya nada podrá pararnos, he conseguido traer a este extranjero de gran poder, con su ayuda, derrocaremos a los tiranos! Volveremos a donde pertenecemos, desde hoy, 10 millones de voces, serán una!

Se escucharon gritos de euforia ensordecedores en todo el campamento, Mirax había quedado impactado. Se acercó a Kappàda para hablarle;

-Debo volver a Lehon, traeré a mis amigos y a mi ejército para comenzar.

-Está bien, pero yo te acompañaré- acto seguido, Kappàda abrió un portal con su mano, al cruzar, se encontraban en las puertas del templo de los antiguos, entraron juntos y fueron hasta la sala del consejo Rakata, que se encontraba en la parte mas alta del templo, ahí estaba Garjhi, al que Mirax fue a comunicar lo sucedido. Garjhi, que era el general del ejército Rakata, estaba de acuerdo con enviar al ejército Rakata en ayuda de Kappáda, por lo que en cuestión de un mes, todo el grueso ejército de Mirax estaba listo para iniciar con su primer gran reto.

Parte 1

La primera misión fue la liberación del sistema Adarión, hogar de los Raksarannu, expandidos a lo largo de tres planetas del sistema : Adarión, Magam y Amicrón, los dos últimos tan volcánicos como el primero.

La batalla de Adarión fue por sorpresa, tanto para los esclavos Raksarannu como para los Ais-nait encima de ellos, que nada pudieron hacer contra los 160 mil hombres que se abalanzaron sobre cada una de las aldeas en que tenían encerrado al pueblo de Kappàda, matando a todos los guardias que allí había, una victoria fácil, pero acababan de perder el motivo por el que su victoría había sido tan sencilla, el factor sorpresa.

Horas mas tarde, Mirax, Garjhi, Mirax, Senn y Kappàda se encontraban debatiendo sobre el próximo movimiento que harían en la nave insignia de Mirax.

-Los siguientes golpes deberán ser simultaneos, ya nos estarán esperando y no podemos dejar que se reagrupen y fortalezcan demasiado un punto, pero hay un problema, en Magam habrán cruceros estelares bloqueando la entrada y no tenemos suficientes cazas para deshacer el bloqueo-dijo Kappàda

- Puedo traer a la armada de mi ejército, tan solo el ejército principal y las fuerzas de élite, que están a cargo de los aqui presentes, vinieron aquí, pero como los hacemos llegar?

-Ahora que tenemos el control del planeta puedo encargar la construcción de un gran portal, del tamaño suficiente para que pasen tus máquinas, si pongo a todos a trabajar debería estar listo en menos de un mes.

-Ordenaré la construcción del portal en el espacio de Lehon, así será mas fácil, Senn puedes diseñar planos para una plataforma en el espacio que sostenga el portal?

-Solo denme las dimensiones del portal y yo los tendré listos en un par de días

Prosiguiendo con el plan, necesitamos conseguir los datos de a cuantos hombres nos enfrentamos.

-Nuru tiene un equipo de espionaje a su cargo, puedo enviarlos a Amicrón, pero dudo que consigan entran a Magam mientras el bloqueo persista.

- Hay que dividirnos, yo conduciré el ataque a Amicrón, tu ve a Magam, nos repartiremos las tropas cuando ya tengamos la cantidad exacta de tropas que hay en Amicrón.

Acto seguido Kappàda se retiró de la sala, Mirax tomó un holo comunicador, y contactó con un soldados Rakata.

-Teniente Dokan, informe del asalto.

-No hubo bajas señor, pero tenemos 100 heridos, tenemos un total de 100 mil soldados rasos, 5 mil médicos, 2 mil ingenieros y 3 mil unidades de incursión de élite señor.

-Excelente, movilice a todas las tropas al campamento, preparados para el próximo ataque

-Si señor.

Cortó la señal y salió de la habitación, era ya tarde y estaba cansado, por lo que se fue a dormir.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar